BoJack Horseman alcanza su mejor momento con una 3ª temporada de lo más reivindicativa

16/9/16

Tercera temporada de 'BoJack Horseman'

Creo que no exageraría si dijera que BoJack Horseman es una de las series más originales y brillantes de Netflix. Sin embargo, esta loquísima creación de Raphael Bob-Waksberg es, al mismo tiempo, una de las menos populares de la plataforma; está muy lejos de provocar el eco mediático de otras como Orange is the New Black, House of Cards o el entrañable pelotazo del verano, Stranger Things. ¿Prejuicios por ser dibujos animados, tal vez? Lo cierto es que precisamente el hecho de que sean dibujos, y quizá el no ser tan conocida, son dos factores que han dado carta blanca a BoJack Horseman para desmelenarse como ha querido, contando historias valientes y, en muchos casos, de una dureza tan realista que sienta como una patada en el estómago. 

Tercera temporada de 'BoJack Horseman'Hace unos meses mi compañera Irene nos recomendaba la serie en este artículo. Y lo cierto es que yo, al igual que ella, no soy en general un "hombre de comedias": podría hablaros de que adoro algunas como Community (por su ingenio y emotividad), Unbreakable Kimmy Schmidt (por la inteligencia y encanto de sus guiones), o You're the Worst (porque su humor rancio es una gozada), pero no suelo engancharme a ellas. Para que realmente esté motivado a seguir una comedia capítulo a capítulo, esta debe contener crítica social y un gran trasfondo emocional que me implique con los personajes -justo como esas tres que mencionaba-. Es por eso que tengo que agradecer mucho a Irene que me haya descubierto BoJack Horseman, porque es la serie que reúne todo lo que busco en una comedia: crítica social ácida y punzante, afilada como un cuchillo, y personajes complejos y tridimensionales. Os confesaré algo: están mucho mejor escritos que algunos de "carne y hueso", vaya que sí.

He disfrutado mucho maratoneando Bojack Horseman. Sus tres temporadas emitidas hasta la fecha tienen capítulos y momentazos absolutamente memorables. No sabría elegir una "mejor" temporada, aunque sí tengo claro cuál ha sido mi episodio favorito: el 2x11 "Escape from L.A." -el agrio tortazo de realidad en respuesta a la ensoñación del 1x11 "Downer Ending"-, por contar una historia demoledora, valiente y cuyas fortísimas consecuencias emocionales han marcado, en gran parte, la deriva existencial de BoJack durante esta tercera temporada. La continuidad es una de las mejores características de esta serie; los personajes evolucionan constantemente, y hemos visto cómo BoJack y la relación con sus amigos ha alcanzado un punto crítico estos últimos episodios. ¿Es la escena final de la temporada un punto de inflexión para él... de verdad?

Análisis de la tercera temporada, ¡a partir de aquí con spoilers!


"Aborto lo que me sale del coño"


Aborto de Diane en 'BoJack Horseman'

La nueva temporada de BoJack Horseman ha querido contar muchísimas historias, arriesgando creativamente con episodios casi mudos como el 3x04 "Fish Out of Water" que, además de expandir el universo de la serie (¡nos descubría las ciudades bajo el mar!), era una preciosa metáfora sobre lo incomprendido que se siente BoJack por el mundo, incapaz de comunicarse con él. Pero el capítulo más polémico y loquísimo ha sido, sin duda, el 3x06 "Brrap Brrap Pew Pew", que probablemente debería hacer ganar muchos premios a la serie solo por su originalidad: nunca una serie de dibujos (ni ninguna serie en general) había tocado el sensible tema del aborto en Estados Unidos de manera tan brutal y honesta, haciendo un videoclip sobre ello... difícil de olvidar.


Pero lo que podría parecer una simple mamarrachada irrespetuosa es en realidad una de las reivindicaciones feministas más brillantes que he visto en una serie. No es solo que se critiquen los humillantes trámites que tienen que padecer las mujeres que deciden abortar, o lo absurdo que resulta que los hombres opinen sobre este tema (esa escena del debate televisivo con únicamente tres hombres blancos como invitados vale oro), sino que además se termina el episodio con una maravillosa frase de Princess Carolyn a Diane, agobiada por ser una mujer de treinta y largos años y casada que decidió abortar: "no tienes que justificarte ante nadie". Y así Raphael Bob-Waksberg nos ha dado el más hermoso episodio "pro-choice" que ha parido (¿o debería decir abortado?) la televisión estadounidense, con el permiso de los casos de estas otras ocho series que ya analicé hace unos meses.

El caballo que saboteaba su propia felicidad


Tercera temporada de 'BoJack Horseman'
El  esquema central de la temporada ha sido la aspiración de BoJack a la nominación en los Oscar por su no-trabajo en la película 'Secretariat', donde revivía la memoria de su ídolo de la infancia. Una película donde ni siquiera sale él mismo -es creado digitalmente-, cuya falsedad intrínseca es, de nuevo, otra metáfora sobre el propio BoJack: todos alaban una actuación... que él no ha hecho. Todos adoran la parte más superficial de él, pero nadie le conoce realmente. La falsedad del mundo de Hollywoo (así, sin la 'D') es más literal y queda más de manifiesto que nunca con esta historia; y tiene, cómo no, final infeliz: BoJack no será nominado.

Lo más interesante de esta temporada ha sido que ha puesto en jaque las relaciones de BoJack con las personas más importantes de su vida, a saber: Todd, Diane, Princess Carolyn y Sarah Lynn. He echado de menos la relación entre Diane y BoJack (algo dejada "de lado" esta temporada hasta el finale), pero ha valido la pena por haber descubierto más sobre Princess Carolyn. El 3x09 "Best Thing That Ever Happened" profundizaba en la misma esencia de su relación con BoJack, destapando qué era lo que cada uno veía en el otro, y revelando los deseos frustrados de Princess Carolyn de haber formado una familia con BoJack... pero BoJack nunca la quiso tanto como ella a él, y a ella le costó casi diez años tomar la determinación de dejarle (algo que vemos en el mismo piloto de la serie). Y cuando ella más le necesita y le pide, como amiga, que le de una oportunidad tras un único (gran) error profesional... él la deja de lado.

Tercera temporada de 'BoJack Horseman'

Tercera temporada de 'BoJack Horseman'
Todd (doblado por el genial Aaron Paul) plantea una cuestión muy interesante: ¿hasta qué punto es justo culpar a traumas pasados de nuestras acciones presentes?

La metáfora de Ana explica a la perfección la naturaleza de BoJack: "cuando era socorrista, me explicaron que no podía salvar a todo el mundo; que a algunos debía dejarlos, porque se ahogarían inevitablemente y solo conseguiría que me arrastrasen consigo". BoJack es ese hombre que se ahoga, sumido en una depresión, y que arrastra a todos con él, saboteando sus propias relaciones. El 3x11 "That's Too Much, Man!" es la mayor prueba de ello -y uno de los mejores episodios de la serie-: Sarah Lynn, una chica deprimida por la soledad de la fama, que intentaba olvidarse de su propio dolor esnifándose hasta el yeso de las paredes, finalmente murió de sobredosis en los brazos de BoJack cuando él la arrastró de vuelta a ese mundillo. Vaya con los dibujos animados, ¿eh? ¡Para que luego digan que son solo cosa de niños!

BoJack quiere empezar de nuevo y hacer las cosas bien. Pero, al comenzar a rodar el emergente show con el antiguo niño pelirrojo del original Horsin' Around, BoJack tiene una de sus mayores revelaciones: no hay forma de hacer las "cosas bien", porque la fama corromperá de manera irremediable todo lo que toque. La gente quiere ser como BoJack... y el querer ser como BoJack, admirarle y acompañarle, es lo que mató a Sarah Lynn. Es por eso que esa última escena de la temporada, con BoJack mirando a sus "hermanos" caballos "trotando" por la explanada de tierra, resulta tan interesante. ¿Lo que nos quieren decir los guionistas es que la única forma que BoJack tiene de encontrar la felicidad es desconectando de la artificialidad de Hollywoo y conectando con su lado más "salvaje", más natural, más honesto? Si habéis visto al completo la serie Mad Men, podríamos establecer ciertos paralelismos entre el viaje de BoJack y el de Don Draper. El final de BoJack, no obstante, aún se torna incierto.

Tercera temporada de 'BoJack Horseman'

Ha  sido una sobresaliente tercera temporada. Para la siguiente solo deseo que vuelvan a centrarse en explorar la relación entre Diane y BoJack -la más interesante de la serie-, y que incidan un poco más en las consecuencias emocionales que tendrá en BoJack la pérdida de Sarah Lynn; algo a lo que no ha dado mucho tiempo en su apresurado (pero genial) finale. Poco más tengo que pedirle a BoJack Horseman, que es una de las comedias más imprescindibles del panorama televisivo actual. Ácida, reivindicativa y tierna: todo al mismo tiempo. Tan realista, que a veces duele.

PD: Ya admiraba a Margo Martindale y su talento como actriz desde antes de ver esta serie, pero haber conocido su papel en BoJack Horseman, sabiendo del enorme sentido del humor que ha debido tener Margo para doblar esta aventura paródica de su propia carrera, me hace apreciarla aun más. Character actress Margo Martindale: lo mereces TODO.

Margo Martindale en 'BoJack Horseman'


Isidro López (@Drolope)

1 comentario:

  1. Recién acabo de describir la serie y me dejo con un buen sabor de boca. Muy complejo y con un sentido del humor ácido, pero que te saca las carcajadas. Voy por la segunda temperada y espero descubrir mas a los personajes conforme avanza la serie.

    ResponderEliminar