Masters of Sex inicia su cuarta temporada: la revista Playboy y feminismo en un mismo capítulo

17/9/16





Masters y Johnson. Johnson y Masters. Hemos visto a estos inseparables sexólogos luchar contra la comunidad médica, contra los tabúes de la sociedad conservadora de los años 60 y los hemos visto luchar también contra sus propios sentimientos. Y llega una nueva temporada, en la que todo ha cambiado: la sociedad, los personajes e incluso la relación entre ellos. ¿Conseguirán solucionar sus problemas y ser el perfecto equipo que siempre han formado o eso es solo cosa del pasado?

¡Spoilers!

Después del dramático final de la tercera temporada, hemos podido comprobar que Virginia y Bill no son la pareja perfecta que siempre hemos pensado. Los que se complementaban, acababan las frases del otro y se entendían como nadie los había comprendido antes. Y quizá fue por la aparición de Daniel Logan, por culpa de Bill y su actitud posesiva con ella (cuando él está casado), o porque, como Bill dice, Virginia siempre ha buscado a alguien más. Eso no lo sabemos, pero todos los acontecimientos del último capítulo han producido consecuencias en cada uno de los personajes:

Bill:


Virginia lo era todo en su vida, no solo su compañera de trabajo sin la que nunca hubiera llegado hasta donde está, también su amante, el amor de su vida. Con su pérdida, pierde también todo lo que le importaba en la vida y llega su degradación. La nueva temporada nos muestra un Bill sin trabajo, sin familia, sin casa, sin pajarita. Se ha enfrentado a problemas con la bebida y con los juzgados, en una vida que no se parece para nada a la que antes tenía junto a Virginia.


Virginia:


Vemos a una Virginia con otra relación romántica más echada a perder, que engaña a un marido ausente que prometió que su matrimonio con ella sería diferente (lo sé, no se sabe muy bien si estamos viendo una serie sobre ciencia o un culebrón). De todas formas, ella se centra en prosperar en su carrera profesional una vez más. Decide ir a ver a Hugh Hefner y proponerle escribir una columna para el playboy, pero, como ella bien sabe, a las mujeres no se las valora igual que se valora a los hombres. Pueden demostrar una y otra vez su valía, que se las pedirá que la demuestren de nuevo. Hugh Hefner le dice que solo le dará el trabajo si es junto a Bill, son un equipo, un pack, una marca, no valen nada el uno sin el otro. Así que deciden volver a trabajar juntos, pero su relación ya no es la misma en absoluto.


Libby:


Libby es uno de los personajes que más se ha infravalorado dentro de la serie, y también de los que mayor evolución ha mostrado en este nuevo capítulo. Una impecable ama de casa que se ocupa de cuidar a sus hijos y de tener la cena lista cuando su marido llega a casa. Nunca protesta, nunca monta una escena, incluso soporta la infidelidad de Bill durante años para que su familia no tenga que separarse. Pero ya veíamos últimamente algo en ella que nos gustaba, algo inconformista. Llega con su primer amante, con el que colabora en la lucha por los derechos civiles, y continúa esta temporada con su descubrimiento del feminismo. Son los años 70 y las mujeres empiezan a reclamar sus derechos, no solo unas cuantas científicas como Virginia o Lilian, sino mujeres del día a día alienadas hasta entonces. Libby se unirá a este movimiento, dando más importancia al feminismo de la que lo ha tenido nunca en la serie.


Betty:


Otro personaje infravalorado de la serie. Es impresionante la evolución desde esas primeras temporadas en las que era una prostituta a la que Bill pagaba para participar en sus experimentos, hasta esta cuarta temporada en la que prácticamente se ocupaba de la clínica ella sola. Betty es divertida, fuerte e inteligente, el personaje LGTB+ que necesitamos y merecemos. Solo espero que en esta temporada le den la importancia suficiente, importancia que ya ha empezado a cobrar en este primer episodio.


Este capítulo inicial me ha parecido refrescante. Como cuando te dan una botella de agua fría cuando ni siquiera sabías que la necesitabas. Porque Master of sex estaba muy bien, pero ahora está mejor. La transformación que hemos visto en cada uno de los personajes va a traer una gran cantidad de novedades que no puedo esperar a ver. 


¿A vosotros qué os ha parecido? ¿Os ha impresionado tanto como a mí?



Victoria (@MissGoingAway)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada