Grey's Anatomy, tú puedes hacerlo mejor

29/5/17


¡Hola, amigos! Madre mía cómo pasa el tiempo, ya estamos en mayo y con las temporadas de nuestras series favoritas terminando. Parece que fue ayer cuando empezaba una nueva temporada llena de nuevas historias que contar. Pero hoy, concretamente, vengo para hablaros de la season finale de una de mis series más queridas y también una de las más longevas. Hace varios días terminó la 13ª temporada de Grey's Anatomy y hoy os comento lo que me ha parecido, no solo el último capítulo, sino la temporada en general también. Eso sí, atentos que hay SPOILERS. ¡Comenzamos!

Tengo una debilidad con Grey's Anatomy. Esto es algo que muchísima gente de mi entorno sabe. Fue una de las primeras series que vi cuando comencé a meterme en el mundo de las series y es, sin lugar a dudas, una de las series (o la serie) que más me ha hecho sentir. Sufría con lo que le pasaba a cada protagonista, ya fuera física, mental o personalmente. Me enamoré de todos y cada uno de los doctores que trabajaban en el hospital y, a día de hoy, me sigue pasando. Meredith, Alex, Bailey o Webber ya son casi como de mi familia.

Y aquí estamos ahora, terminando la decimotercera temporada. Una temporada que ha tenido sus más y sus menos, como todas al fin y al cabo. No ha sido la peor temporada, pero tampoco ha sido la mejor, aunque se puede decir que Grey's sigue en buena forma para la cantidad de episodios que tiene y para mi gusto todavía se pueden contar muchas cosas sobre los doctores del actual Grey Sloan Memorial. Eso no quita que el final de esta temporada se haya quedado a medio gas. Porque sí, se ha quedado a medio gas. Y si llega al medio gas.

Yo creo que todos esperábamos un gran final de temporada, una de esas catástrofes a las cuales Shonda Rhimes nos tiene más que acostumbrados y que nos hacen llorar como si no hubiera mañana. Incluso más de uno nos esperábamos la salida trágica de algún personaje querido. Pero eso finalmente no sucedió. Para mi gusto, han querido meternos muchas tramas, muchos momentos impactantes, nos han querido aturullar y lo que han conseguido ha sido dejarnos prácticamente igual que estábamos al principio de empezar el capítulo. Pero vamos poco a poco.

Primeramente, vamos a hablar de nuestra residente favorita, Stephanie Edwards. Ya sabíamos todos que Jerrika Hinton abandonaba la serie al final de esta temporada y, vistos los finales de varios de sus colegas médicos, eso nos hacía sospechar que tal vez le quedaba poco tiempo de vida a Edwards. De hecho, el final del 13x23 daba pie a un final trágico para la doctora. Por eso, no entiendo tanto dramatismo, tanto incendio y tanta mierda para que al final Edwards se vaya como muchos de los personajes que han pasado por Grey's Anatomy: por voluntad propia.

Porque, sinceramente, ¿hacía falta un incendio para que el personaje de Jerrika Hinton se diera cuenta de que necesita un descanso y dejar la medicina? Porque yo creo que se podría haber llegado a esa conclusión de otra manera mucho más relajada y sin menos daños para el hospital, porque al fin y al cabo el incendio para lo único que nos ha servido ha sido para que Edwards se pire y para que nos demos (aún más) cuenta de que los efectos especiales de la serie cada día van a peor (que de eso ya hablaremos más adelante, porque tela, TELA).


Igualmente, voy a echar de menos a Edwards y sus pequeñas aportaciones en cada episodio. La verdad es que de los nuevos internos que llegaron en la novena temporada, Brooks y ella eran las más interesantes. Ahora solo nos queda Wilson. Bueno, y Murphy. Pero, espera un momento. ¿DONDE ESTÁ MURPHY? ¿ALGUIEN SE ACUERDA DE ELLA? ¿Os acordáis cuando todo el mundo se volvió loco con su vuelta? Pues ahí la tenéis, que lleva sin aparecer 11 episodios, ni más ni menos. ¿Y alguien se ha acordado de ella? Porque yo si no fuera por este artículo no.

Pero espera, que vamos con el siguiente punto del día: el drama Meredith-Riggs-Megan. ¿Había alguien que no se oliera que la hermana muerta de Owen iba a volver? Porque vamos, si algo hemos aprendido de Pretty Little Liars es que no puedes estar seguro de que alguien está muerto si no has visto su cuerpo. En serio, todos sabíamos que Megan estaba viva y que en algún momento de la serie volvería para perturbar la relación de Meredith y Riggs. Y eso ha sido justamente lo que ha ocurrido. Volvemos a lo mismo: ¿hacía falta meter un plot twist tan predecible para desestabilizar la primera relación estable que ha tenido Grey tras la muerte de su marido? No, creo que no.

A raíz de la vuelta de Megan, tenemos que hablar de la más que aburrida relación de Owen y Amelia. Parecía que gracias a su boda en el último capítulo de la duodécima temporada, en esta tanda de capítulos todo iba a ser maravilloso para la pareja, pero nada más lejos de la realidad. La trama de esta pareja ha sido prácticamente nula desde el momento en el que Amelia deja la casa que compartía con Owen. Tras eso, la hermana de Derek y el ex marido de Cristina se han dedicado a jugar al escondite y a evitarse mutuamente y no entiendo el por qué. ¿No se pueden hablar las cosas? ¿Se acaban de casar y no tienen la confianza o la valentía de hablarse el uno al otro? Nunca he sido fan especial de esta pareja, pero tantas idas y venidas en tan pocas temporadas acaban cansando.

Y hablando de tramas amorosas que no llevan a nada, tenemos que hablar de ese trío amoroso extraño que se ha creado entre Jackson, April y Maggie. Pero vamos a ver, hace tres capítulos nos poneis a Jackson y April acostándose otra vez, ¿Y AHORA NOS METÉIS CON CALZADOR A MAGGIE CON JACKSON? Con tantas parejas y líos amorosos que ha tenido el chico a lo largo de la serie, ya no se si es Jackson Avery o Julio Iglesias. En realidad, la trama amorosa de Avery y la hermana de Meredith se veía venir desde la operación de la madre de esta, pero es que me parece que pegan menos que Belén Esteban en una biblioteca. Y lo que más me repatea es que April se dé cuenta de todo esto y sude como de comer mierda, como si no le importara que su ex marido y el padre de su hija se cuelgue de otra mujer. Guionistas, queremos a Japril juntos y, ¿soy el único al que le gustaba la pareja que hacían Maggie y DeLuca? Podrían retomar esa pareja, me harían un favor.

Me toca hablar ahora de la antagonista de esta temporada: Eliza Minnick. Tal vez sea raro, pero en ocasiones este personaje no me disgustaba del todo. Sí, no lo niego, muchas veces me hubiera gustado que Shonda Rhimes se la hubiera quitado de en medio, pero me parece que es un personaje con mucho potencial y de hecho en los últimos episodios habíamos podido ver ciertos cambios en su personalidad. Me da mucha pena no saber más de ella y de su relación con Arizona.

Lo que no entiendo es lo de Bailey. Me explico: llevas toda la temporada defendiendo a Minnick, poniendo a ella por encima de Webber, apoyándola en sus métodos de enseñanza y demás, ¿y ahora la despides por tratar a los pacientes en vez de avisar de que Edwards está desaparecida? Que yo fui el primero que aplaudí su brote de ira contra la doctora, pero no puedes estar a su favor toda la temporada y ahora echarla como si nada. No tiene sentido.

Le toca el turno a Alex y Jo, cuya trama ha sido insignificante. La relación que mantienen estos dos sigue estando en el mismo punto que al final de la pasada temporada. No se sabe si siguen juntos, no sabemos si seguirán, si lo han dejado, no sabemos absolutamente nada. Podríamos quitar esta temporada y la relación de Wilson y Karev estaría igual. Parecía que en esta tanda de episodios la relación de ambos iba a llegar al siguiente paso con su compromiso, pero los guionistas nos han dejado con una mano delante y otra detrás, aunque estoy feliz de que estos dos estén en esa situación, ya que pienso que Alex se merece a alguien mejor (ejem, Izzie, ejem), como ya dije cuando hablé de mis personajes más odiados, donde la doctora Wilson ocupaba uno de los puestos. Katherine Heigl, cariño, ¿cuándo te vas a dar cuenta de que tu sitio está en Grey's y vas a dejar de hacer películas malas? Reflexiona.

Y por último, pero no por ello menos importante, quiero dedicar un poco de este artículo a hablar de los maravillosos efectos de esta serie, porque tenemos para escribir un libro con este tema. Recuerdo que, cuando empezó la serie, había helicópteros reales, no se utilizaban apenas cromas, era todo más real, pero es que ahora mismo parece que vamos para atrás. ¿Me están diciendo que una cadena como la ABC y una productora como Shondaland no se pueden permitir unos efectos dignos? Porque esto llega ya al punto de vergüenza ajena. 

Ese humo del incendio que parecía sacado de un filtro malo de Snapchat, esos cromas para nada realistas que no hacen más que sacarte de la historia, esa explosión que parece de una película de serie B de los ochenta (y ni eso). Grey's Anatomy antes era una serie de calidad en ese sentido, ahora solo es una sombra de lo que un día fue. 

Y ya está, esto ha sido todo por hoy. Aunque esta temporada no ha sido la mejor, creo que todavía le queda mucho que contar a Grey's Anatomy, pero que se dejen de tantas tramas amorosas estúpidas y tantos efectos malos y que se centren en lo que se tienen que centrar, en tramas buenas y sorprendentes, que tengan sentido y que enganchen. Veremos lo que sucede en septiembre, mientras tanto... ¿qué os ha parecido la season finale? ¿Algún punto con el que estáis de acuerdo conmigo? ¿Creéis que deberíamos de hacer un crowdfunding para que puedan pagar unos efectos mejores? ¡Comentar lo que queráis!


David (@DavidMichele8)

5 comentarios:

  1. "Anatomía de Grey" necesita cambios urgentemente. Y no de parejas, sino de paradigma. Estamos ante una serie-de-médicos en la que los pacientes (que para empezar nunca fueron muy importantes, salvo si había merequetengue y/o parentesco con algún cirujano) se han convertido en meros pretextos argumentales, o lo que es peor, en una especie de coro griego masticamensajes para la audiencia ("Yo me voy a morir, pero he vivido mi vida a tope, tú deberías hacer lo mismo, doctora" "He sido un hijoputa toda mi vida, y descubro el amor justo ahora que estoy a punto de morir, aplícate el cuento, doctora" "La belleza no es importante, pero tú tírale la cañita al cirujano buenorro, doctora"... etc etc). O sea, que la serie ha pasado a ser un "Cirujanas y Cirujanos y Viceversa" con médicos liándose y desliándose en bucle, para probar nuevas combinaciones y comentar la jugada, discutir, llorar, darse abracitos y vuelta a empezar.

    Por cierto, FLIPO con la enorme proporción de cirujanas lesbianas que pululan por el hospital (para acabar todas en las redes de Arizona, y eso que solo tiene una pierna), pero que no haya ni un triste residente gay que le dé un empujoncito a DeLucca o a Karev, ahora que están libres (o a Webber, que a la vejez viruelsa y nunca se sabe).

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que es momento de jubilar ciertos personajes,karev no le aporta nada a la serie,más allá de estar siempre metido en las charlas de chicas,que salga del closet de una vez!!!!
    Toda la historia con Webber y la batalla de los médicos dió vergüenza ajena,más que una serie de médicos por momentos parecía 90210

    ResponderEliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo con TODO. Parece que quisieron justificar todas las tramas en el último capítulo, no hemos visto apenas a Jackson con Maggie, Bailey echa a Minnick por un error y no cuando forzó demasiado a Edwards y le dejó tocada la moral al perder aquél paciente? La relación de Grey y Riggs no puede ser más desaborida, no tienen química ninguna. Jo y Alex parece que no han estado en esta temporada, al igual que Amelia y Owen. Y efectivamente, Murphy de adorno.

    Me jode porque yo me lo pasaba bien con esta serie, era un entretenimiento fácil y que de vez en cuando me sacaba una sonrisa. Pero esta temporada ha sido para olvidar...

    ResponderEliminar
  4. #TeamJapril. Que junten a Maggie (qué insufrible es esta señora) con DeLuca, que tiene que llorar el rechazo de Jo.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que no han mostrado nada de la relación de Jo y Karev esta temporada porque la actriz estaba embarazada y no querían sacerla con el bombo. Pero para mí esta relación es insufrible... Me gusta Alex, pero lo juntaría con alguien más adulto rollo Meridith (que sí que ellos son los "best friends forever" pero aún asi los shippeo) que con Jo, que me parece una niñata y su historia de que ha vivido en un coche un mantra que repite constatemente

    ResponderEliminar