Crítica del 5x20 "Firebird" de Once Upon a Time: volviendo a casa, una vez más

3/5/16


Después de dos semanas de ausencia en el blog en las que mi compi Isidro me ha sustituido para comentaros estupendamente los capítulos de Once Upon a Time, por fin puedo regresar (y espero poder quedarme) para hablaros de la recta final de la temporada. Tras este capítulo, solamente quedan 3 para que se acabe la que ha sido la temporada más deslucida de la serie, en la que solamente han destacado algunos episodios como el de la semana pasada y algunos detalles concretos que ya os hemos ido comentando durante todos estos meses. Pero ahora toca hablar de este capítulo, así que cuidadito con los spoilers si seguís leyendo.

Villano, héroe y de nuevo villano

Una de las enseñanzas que podemos sacar de Once Upon a Time es que nunca hay que fiarse de los villanos. Ya teníamos el precedente con Rumple, que ha recaído una y otra vez en su adicción a la maldad hasta el punto de tenernos a muchos hasta el moño, y ahora en la serie han querido añadir un nuevo reincidente a la lista: Hades. Tras el cliffhanger de la semana pasada en el que Pan y Zelena tenían un encontronazo, se ha desarrollado una trama algo pobre en la que Hades se ha hecho pasar por un niño bueno para conquistar el corazón de nuestra inocente Zelena y darles una puñalada por la espalda a todos los demás. En este tema tengo que decir dos cosas: por un lado, Hades está siendo un villano algo patético que no ha hecho en realidad ninguna gran maldad (aunque todavía está a tiempo, que tres capítulos dan para mucho) y por otro, hubiera esperado algo más potente de la reunión entre Zelena, Hades, Pan y Rumple, cuatro importantes villanos de la serie. Lo que sí me ha gustado de esta parte de la trama es que Regina y Zelena tuvieran un momento de complicidad. El hecho de que las dos hermanas ahora tengan una relación amistosa (porque espero que luego no nos salgan con que solo están aparentando) era algo que llevaba esperando toda la temporada desde que Zelena apareció por primera vez en la serie, y ver esa conexión entre ellas es todo un lujo, tanto por el cariño que les tengo a sus personajes como por lo estupendas que son Lana Parrilla y Rebecca Mader como actrices.

Operación Firebird

Pero pasemos a hablar de esa traición del de pelo azul, que ha destruido la única posibilidad que Hook tenía de salir del Inframundo: la ambrosía. Los pobres de Emma y Hook se han llevado un chasco tras otro en este capítulo y al final todo ha resultado en una despedida más de ambos (¿cuántas llevan ya?) que podría ser la última. *Qué penita, por favor.* El mismo chasco que nosotros cada vez que nombran algo de la mitología que tiene cero sentido en una serie que se supone que es de cuentos. Todavía no he entendido que hayan hecho fusión de ambas cosas.

*Mi corazón rompiéndose en trocitos*

Personalmente no creo que sea la última vez que veamos a Hook, porque ya está visto que es un personaje muy querido por los guionistas, y no los veo dispuestos a perderlo de esta manera, abandonado en el Inframundo sin intentar ninguna idea alocada; ni a ellos, ni a Emma, que se ha metido a través del portal que los llevaría a casa con un gesto que ya nos da a entender que no va rendirse en lo que a Hook se refiere. No cuela, guionistas. Seguramente, acabarán encontrando la manera de recuperarlo en los próximos capítulos porque, al fin y al cabo, Emma tiene el gen Charming, y siempre encontrará su true love. Yo espero que lo haga, y que todos lo recuperemos, porque a mí Hook sí me gusta (aunque en algunos aspectos tenga sus defectos), y me dolería en el alma no volverle a ver la cara guapa a Colin O'Donoghue.

La armadura

Además, de forma paralela, hemos visto un nuevo episodio del pasado de Emma, tiempo antes de su llegada a Storybrooke cuando intentaba recabar información sobre su infancia, en el que nos han contado la historia de su eterna chaqueta roja, su armadura. Ha sido un flashback emotivo y también agradecido, pues esa chaqueta la ha estado acompañando tanto tiempo que cualquiera podría pensar que ya había adquirido vida propia, y además, muy bien hilado con la trama principal del capítulo en la que Hook le ha pedido a Emma que no vuelva a ponerse la "armadura" que se ha quitado gracias a él.

Este capítulo, en general, ha estado bien, aunque como siempre hay cosas que cojean y que no acaban de darle lo que necesita la temporada: un buen empujón que creo que va a terminar sin suceder. No obstante, en esta serie son especialistas en sacarse cliffhangers de la manga, y confío en que hagan algo interesante en la season finale de cara a preparar la próxima temporada. Imagino que los próximos episodios girarán alrededor de algún desastre que Hades creará en Storybrooke, porque, visto lo visto, nada bueno puede hacer. Lo que más me va a doler si hace algo malo, va a ser la decepción que se va a llevar Zelena, que está tan ilusionada con la idea de poder cambiar a Hades hacia el lado de los "buenos" ahora que parece que empieza a ir por el buen camino. Veremos... ¡y comentaremos, por supuesto! Espero vuestras opiniones ahí abajo.


Doralicia (@Doralais)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada