Crítica de Afro Samurai: Siente el poder del afro

21/7/14


¿Qué ocurre si se basa un personaje en un antiguo samurai, de origen africano y de nombre Yasuke; se le da un estilo afro; le pone voz Samuel L. Jackson; se le hace buscar venganza contra Justice, a quien le pone voz Ron Perlman y todo esto mientras suena música producida por RZA? Pues que surge una perfecta mezcla en forma de anime llamada Afro Samurai.

Afro Samurai es un anime, del 2007, que se basa en el manga homónimo, creado por Takashi Okazaki. La serie se sitúa en una especie de Japón feudal, con toques futuristas y de western, en el cual existen dos cintas, la número uno y la número dos, que portan los dos mejores guerreros del mundo. Mientras que el portador de la cinta número uno solo puede ser retado por el número dos, este último deberá enfrentarse a todos los que codician la cinta número dos para luego poder ir a por la uno, la cual si la tienes te convierte prácticamente en un dios, ya que eres intocable. El argumento principal se centra en las aventuras de Afro (Samuel L. Jackson) quien busca venganza por el asesinato de su padre, portador de la cinta número uno, a manos del portador de la cinta número dos, en ese momento, Justice (Ron Perlman).

Durante los cinco capítulos que dura el anime podremos ver a Afro, junto a su compañero Ninja Ninja (Samuel L. Jackson), recorrer el camino en busca de Justice mientras se enfrentan a variados enemigos deseosos de conseguir la cinta número dos, la cual ahora posee el protagonista. También veremos, a través de varios flashbacks, cómo Afro se convirtió en el guerrero legendario que es en la actualidad.


Afro Samurai destaca principalmente por ser un anime, creado por el estudio japonés Gonzo, con el objetivo principal de atraer al público estadounidense, por eso todas las voces son en inglés. Por este hecho, la serie fue estrenada antes en EE.UU y Canadá, emitida por Spike TV, que en Japón, donde la emitió Fuji Television.

Una de las particularidades de la serie es que cada capítulo llegó a costar casi un millón de dolares, lo cual no es raro si tenemos en cuenta el equipo de doblaje que había detrás.


El doblaje de la serie corre a cargo de grandes voces, muchas de ellas conocidas y admiradas en el mundo del doblaje. Algunas de las voces las ponen Samuel L. Jackson (Pulp Fiction, Los Vengadores), Ron Perlman (Sons of Anarchy, Hellboy), John DiMaggio (conocido sobretodo por poner voz a Jake, el perro o Bender de Futurama) y Yuri Lowenthal (conocido por poner voz a Ben en Ben 10: Alien Force, a parte de otros muchos trabajos en anime y videojuegos), entre muchos otros actores también muy destacables. Nombres aparte, el trabajo de doblaje es realmente maravilloso y cada uno de los personajes tiene la voz perfecta para darnos la sensación de que están llenos de vida y de que además están dotados de un carisma que hace que puedas quererlos u odiarlos pero que seguramente no te dejarán indiferente.

Siguiendo con el sonido, pero centrándonos en la música, debo decir que la producción de RZA es maravillosa y encaja perfectamente con el estilo de la serie, dotando de una personalidad única a los momentos, pero sobre todo a los combates, que tienen una canción, de esta estupenda BSO, de fondo. Destacaría, sin ninguna duda, la canción del opening, que desde un primer momento nos deja claro por dónde va el argumento, cómo es el estilo de la serie e incluso describe al solitario Afro, mientras nos sumerge de lleno en el mundo de Afro Samurai.


El estilo de la animación, como podréis comprobar, se distingue de algunos otros animes como pueden ser One Piece o Naruto, intentando acercarnos de forma fiel al estilo del manga de Okazaki. Aparte, a diferencia de los mencionados animes, y de muchos otros, Afro Samurai es una serie creada para atraer a un público adulto con lo cual no será nada raro encontrar escenas realmente sangrientas, sin ningún tipo de censura. Pero que no se asuste la gente sensible, el gore de este anime es tan elegante y preciso como un corte de la espada de Afro. No habrá escenas sangrientas sin ningún motivo y explicación, ni saldrá sangre de donde no tiene que salir, pero si que es cierto que la mitad de la serie está formada por combates con grandes cantidades de sangre.

Una de las grandes cuestiones que plantea Afro Samurai es:


¿Qué tal es la serie como adaptación del manga?


El anime se toma muchas licencias, debo decir. El argumento y la mayoría de personajes son los mismos pero el camino que recorre Afro no es el mismo en sus dos versiones. El anime se distancia bastante del manga, llevando al protagonista al mismo destino pero alejándolo de las aventuras que vive el Afro del manga. Hay muchos personajes que salen en el manga y no en el anime y podríamos pensar todos que es porque no valen la pena, pero yo creo que es porque la mayoría de personajes que faltan, en el manga demuestran lo frío y despiadado que puede llegar a ser Afro. Y es que este es una de las características más diferenciadas, ya que, aunque los dos Afro tienen el mismo pasado y el mismo destino, no son iguales en personalidad.

Los dos son solitarios y sin amigos, además de grandes guerreros, pero el del manga, de joven, es un personaje con sentimientos que incluso llega a estar enamorado y que luego de mayor se vuelve un asesino sin ningún tipo de emociones; en cambio, el Afro del anime, quitando el inicio, casi no muestra ningún tipo de emociones pero no llega a ser tan despiadado como su versión en papel.

No os confundáis, Afro Samurai es una adaptación bastante decente que se toma muchas licencias para ofrecer algo diferente y que no sea simplemente una copia del manga que adapta.


Llegados a este punto, debo confesar que no es oro todo lo que reluce. Dejando de lado el hecho de que como adaptación, para algunos puritanos, pudiera llegar a ser una versión dudosa, el anime tiene sus fallos los cuales me han obligado a darle la nota que veréis al final de esta crítica.

Afro Samurai es intenso y además no te hace perder mucho tiempo, cinco capítulos conforman esta serie que dura aproximadamente dos horas pero es justo eso lo que te deja con ganas de más. Es cierto que luego se hizo una secuela en forma de película y además un videojuego, estrenado el mismo año, los dos producidos por Samuel L. Jackson y que, además, se habla de una secuela de ese mismo juego y de una película con actores reales, pero, y esto es lo importante, no son la serie de Afro Samurai. A mí, el anime me deja con cierta sensación de vacío que se podría haber llenado con unos cuantos capítulos más, tal vez dos, tal vez cinco, pero más.

Su alto coste de producción puede ser el motivo de su corta duración y puedo entender que no quisieran arriesgar, pero con algún que otro capítulo extra podrían haber dotado de mucha más duración a los combates, que se hacen demasiado cortos y que incluso los que suponen un reto para el protagonista se acaban demasiado deprisa, algo que en el manga ocurre también pero que con él tienes la sensación de que a Afro al menos le han puesto las cosas mucho más complicadas, y eso con el anime no ocurre.

Otro gran fallo es esa falta de sentimiento que existe en la serie. El protagonista busca venganza, es cierto, pero ni siquiera en los flashbacks es capaz de demostrar a los demás que siente algo por ellos o que siente algo por sí mismo, con lo cual, puede ser muy difícil llegar a conectar con él, y por lo tanto, seguramente la mayoría, al igual que yo, conectaréis mucho más con su compañero Ninja Ninja, el cual se preocupa siempre por Afro y casi nunca deja de hablar, al contrario que su callado compañero samurai. También debo decir que Ninja Ninja oculta un curioso secreto, el cual a muchos puede que os sorprenda.

Podría haber sido mucho mejor, no dudo de ello, pero aun así os recomiendo este anime. Como ya he dicho, dura poco y no creo que sintáis que habéis perdido el tiempo. Dos horas de entretenimiento sin pausa que seguramente os harán tener ganas de leer el manga, algo que hice al acabar la serie, y de ver su película y saber que ocurrió con Afro tras convertirse en el numero uno del mundo. Así que si quieres ver sangre, samurais, combates multitudinarios y a un protagonista de lo más badass, Afro Samurai es tu serie.


Y con todo lo dicho, le otorgo a Afro Samurai una nota de 7,5 sobre 10.


                                                                                                       Bojan (@OtroSingular)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada