Crítica Del 2x03 "The Warrior Class" De Banshee: Asesinatos, Puñetazos Y Sexo

27/1/14

Banshee sorprende cada semana con algo nuevo. A pesar de que se caracteriza por su violencia y escenas de sexo, sobre todo, nunca cansa y siempre sobrepasa el nivel de puñetazos, patadas y todo lo que se os venga a la cabeza. Esta semana hemos tenido una buena tanda de mamporros que han hecho las delicias de los espectadores. ¿Quieres enterarte de todo? Te invito a que sigas leyendo.

*SPOILERS*

En este capítulo, un asesinato en el pueblo es el centro de la trama. Una chica perteneciente a la reserva india es encontrada en el territorio de los amish. La joven estaba manteniendo una relación con el hermano de Rebecca, Solomon – tócate las narices con el nombre –, algo bastante chirriante para ambas partes. El departamento del sheriff se pone manos a la obra con la investigación, la cual les lleva a la reserva india y a una de las bandas más peligrosas de la ciudad: los Redbones. Aquí es cuando comienza una de las series de palizas que podemos ver esta semana. El pobre Lucas se lleva la peor parte al enfrentarse a una mala bestia de dos metros de alto y con mucha mala leche. Menos mal que, finalmente, sus compañeros le ayudan y terminan deteniendo no solamente a este sino al hermano, quien es el principal sospechoso del caso. Aunque no se avanza mucho que digamos en el caso – ni siquiera conocemos al asesino – sí que nos deja una escena final donde podemos ver a Nola llorando junto al cuerpo de la adolescente. Y me ha venido una pregunta inocente a la mente, ¿es posible que tenga algo que ver, como si fuese su madre o algo por el estilo? Ya sabemos que es este pueblo todo el mundo tiene secretos…


 Por otra parte tenemos a Proctor, quien no duda en pasarse por su antiguo hogar para hablar con su hermana sobre Solomon, quien se niega a ello. En ese momento llegan dos camionetas de la reserva india pidiendo a gritos al chaval para llevárselo. Ante la postura de los amish, quienes no pueden pelear, a Kai no le tiembla el pulso para enfrentarse a ellos. Y aquí llega otra muestra magistral de que las peleas son de lo mejorcito de la serie. Proctor se dedica a repartir golpes como panes con un bate de béisbol haciéndole una tortilla a uno en sus partes, por lo menos. Lo bueno que saca Kai de su visita es que su madre muestra su apoyo a su hijo delante de todo el mundo así que, bitches, relajaos *insertar de gif de negra aquí*. Siguiendo con la línea sanguínea de Proctor, Rebecca se muestra muy afectada por la desaparición de su hermano. Al llegar también al que fue su hogar no hace mucho tiempo, le pide ayuda a una de las que fue sus amigas. Sin embargo, cuando llega al lugar establecido se encuentra a un hombre encapuchado que la empieza a atacar sin motivo aparente. Finalmente puede huir y encontrarse con el sheriff, quien va al bosque para buscarlo y sólo encuentra más golpes por parte del sospechoso. Sinceramente, este capítulo no ha sido de los mejores para Lucas, por ahora.

En cuanto a nuestro sheriff buenorro, Lucas Hood todavía se encuentra bastante tocado desde su encuentro con Rabbit. No ha vuelto en sí, tanto que está un poco lento en reflejos, pero deseo que se le pase y que volvamos a ver a todo un badass. Pero a pesar de su estado de convalecencia, a Hood le va bastante bien en el tema femenino. Para ver cómo está, decide visitar a Carrie quien, después de protagonizar una buena pelea de gatas en la cárcel ha decidido quedarse tranquila para no pasar ni un día más de los establecidos por la sentencia. Pero ya veo que Lucas no la echa mucho de menos. Siobhan se ha convertido en el refugio perfecto para no pensar en ella. Después del beso que vimos la semana pasada, por fin ha ocurrido lo que todos estábamos esperando: momento hot de estos dos restregando sus cuerpos desnudos en la caravana de ella. Definitivamente, esto tarde o temprano tenía que pasar porque tanto jueguecito de “si te limpio la herida por aquí, de si tú me das las gracias por acá” estaba creando una tensión bastante fuerte. De verdad, ¿cuánta gente le queda por tirarse a este hombre? Vamos a tener que empezar a pedir voluntarias que dentro de poco no le queda nadie. Pero no todo son golpes y pussies para nuestro hombre: el hijo del verdadero Lucas Hood le hace una visita. La temporada pasada ya vimos a este personaje en uno de las escenas que hay después de los créditos finales y era normal que esto pasase. Después de que el sheriff le cuente lo que realmente le pasó a su padre, el hijo lo que pide es desaparecer ya que se ha juntado con la gente equivocada y ahora le andan buscando – esta historia nos suena, ¿verdad? –. Lucas le ofrece su ayuda pero, ya que va a tardar unos días en que los papeles de la nueva identidad estén listo – esto no le va a hacer ninguna gracia a Job –, le pide que se mantenga en el anonimato. Más tarde, Sugar, ejerciendo de amigo de Hood, amenazará al chaval ya que no se fía de él ni de sus intenciones.

Como podéis ver las cosas están que arden. Esta temporada de Banshee ha empezado con muy buen pie, dando mucha caña y espero que no baje mucho porque sería una verdadera pena despedir a un pueblo tan loco como este. Ahora queda esperar a ver si sabemos quién es el asesino o si lo van a dejar así, aunque no creo porque es otra lanza más en la guerra entre los Longshadow y Proctor. ¡Cómo me está gustando esta guerra! ¡Y cómo me gusta lo estratagemas que son y la de leches que se pegan! Se podría decir que esta serie es como una liberación semanal.

Por último, os recuerdo que los comentarios son siempre bienvenidos y muy agradecidos; vuestra opinión es importante y comentar los capítulos con vosotros siempre es un placer.


¡Hasta la próxima semana!

                                                                                                                    Irene (@MissSkarsgard)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada