Crítica del 4x03 "Isolation" de The Walking Dead

29/10/13

'Isolation' The Walking Dead

Continuamos adentrándonos en el arco de la cuarta temporada de The Walking Dead, esta vez con el tercer episodio, que se ha titulado "Isolation". Me ha parecido un buen capítulo, pero reconozco que en ciertos momentos se me ha hecho un poco espeso, y es que la serie no acaba de pillarle el punto a ciertos personajes. Por un lado hay algunos a los que maneja muy bien -Rick, Carol, Michonne, Daryl- pero con otros no acaba de lograrlo y deja en evidencia que le queda mucho que aprender. 

A partir de aquí, ¡spoilers!

La trama de la misteriosa epidemia avanza, y ya son muchos los infectados por ella, entre ellos Sasha, la hermana de Tyresse, y Glenn. Los personajes sanos deciden aislarlos en un bloque aparte, encerrándolos en las celdas cuando están al borde de la muerte para que se conviertan en su interior y no ataquen a los demás. Está claro que necesitan medicinas, así que un grupo formado por Michonne, Daryl, el nuevo médico y un trastornado Tyresse por la pérdida de su novia deciden viajar allí para conseguirlas. Sin embargo, justo antes de llegar se encontrarán la explanada plagada de caminantes -impresionante la estampa- y deberán abandonar el coche y correr por el bosque para sortearlos. ¿Lograrán conseguirlas? ¿Qué pinta en todo esto el médico que, recordemos, es un personaje ideado por la serie que no está basado en el cómic? ¿Será carnaza para los zombis o le tendrán planeado un futuro más provechoso?

'Isolation' The Walking Dead
Novia a la parrilla

A lo largo del episodio ha habido escenas y conversaciones muy buenas -genial el encuentro entre Hershel y Carl- y otras que han sido más bien aburridas, por ejemplo, las relacionadas con Maggie. Ella es un personaje que a mí, personalmente, me encanta, pero al que no acaban de darle tramas interesantes que aprovechen todo su potencial. Y mejor no hablemos de Beth. Tratan de hacernos ver que se ha convertido en una chica dura pero yo, no sé por qué, no acabo de tomármela en serio. Se me hace algo cansina.

Sospechosas coincidencias...
Lo que más destacaría del capítulo sería al personaje de Carol, que se está luciendo esta temporada. Rick sacó a colación al policía que lleva dentro y pasó a investigar el caso de los cuerpos quemados, para finalmente llegar a la conclusión de que ella era la única que podía haberlo hecho. Se lo preguntó directamente y ella, con plena honestidad, respondió que sí. El careto que se le quedó a Rick fue épico. Es por eso que las acciones de Carol, vistas con perspectiva a lo largo del episodio -su ataque de rabia y llanto tras hablar con Tyresse, que decidiera arriesgarse yendo a por el agua con tanta urgencia y determinación- cobran mucho sentido. Ella pensó que al quemarlos podría frenarse la plaga. Yo no le veo mucho sentido a eso, el contacto entre todos ya había sido demasiado extensivo, e incluso elucubré otras posibles teorías en la crítica del episodio anterior, pero parece ser que estaba equivocado. Ella llegó a ese extremo por la remota posibilidad de poder frenar la epidemia, que también se ha cebado con su "protegida". ¿Qué hará Rick a continuación? ¿Encerrarla en la cárcel? Ya es un poco tarde para eso...

En definitiva, me reitero en lo que comenté al principio de la entrada. Ha sido un buen capítulo con grandes momentos pero también con escenas aburridas y un tanto soporíferas. La serie necesita encontrar nuevas tramas que aporten interés a la historia, porque ya se están empezando a estancar en cierto sentido. Que se vayan de la cárcel cuanto antes, por favor. 


Otras entradas que te pueden interesar:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada