Crítica del 7x23 "Moving On" de House

26/7/11


Sí, ya sé que ha pasado mucho tiempo desde que se emitió el season finale de la séptima temporada de House, pero hace poco hemos descubierto quién va a ser la "nueva Cuddy" en la octava temporada a raíz de que Lisa Edelstein decidiera no participar en ella, y todo esto me ha dado que pensar. No me gusta nada la idea de perder a una de las parejas televisivas más grandes de los últimos años, pero... ¿Realmente lo seguían siendo?
No.

Estancamiento

El season finale de la 7ª temporada de House comenzaba mostrándonos a Cuddy destrozada, recibiendo asistencia médica mientras manifestaba su profundo odio hacia House (¡Qué novedad!) A partir de ahí comenzaba el capi situándonos varios días antes, y descubríamos la trama de la nueva paciente.
Si hay una faceta que no me gusta nada de House es su incapacidad para evolucionar, es más plano que un cromo y jamás aprende de sus errores, es capaz de tropezar mil veces con la misma piedra. De hecho, el motivo por el que Cuddy lo dejó a mitad de temporada fue porque volvió a tomar vicodina, aunque la reacción de Cuddy me pareció algo exagerada. Quiero decir, ya sabes que estás saliendo con un adicto, no le des la espalda a la primera de cambio y montes el pedazo de drama, al fin y al cabo lo hizo una sola vez porque tu vida peligraba y estaba preocupado por ti.
Aunque, finalmente, en el season finale Cuddy intentó arreglar su relación con House para conseguir que fuesen "amigos" y dejasen de evitarse por los pasillos, y quedaron juntos para desayunar al día siguiente y hablar las cosas... Pero el idiota House la dejó plantada, así que volvieron a quedar otro día y hablaron definitivamente, aunque no arreglaron nada. House se quejó, como siempre, dijo varias cosas ingeniosas sin sentido, como siempre, y se fue, como siempre. Ese es uno de los grandes problemas de la serie, que está perdiendo poco a poco su originalidad.

Secundarios

House siempre ha sido un gran personaje con el que me he emocionado y he reído a partes iguales, pero en esta temporada me ha defraudado mucho. Que se operase la pierna él mismo en su bañera me dejó de piedra... ¿Hola?, ¿De verdad creías que iba a salir bien? Ya son ganas de hacerse el mártir.
De todas formas, no todo han sido malos ratos. House nos ha seguido dando grandes momentos, por no hablar de Martha Masters (Amber Tamblyn), la nueva incorporación de esta temporada. Era un encanto que le dio a la serie un enfoque distinto y situaciones muy novedosas, ya que era una doctora que siempre tenía que ir con la verdad por delante, algo que chocaba con House y nos dio momentos muy divertidos. Me agradó que volviese Trece, pero no me gustó nada el hecho de que se fuera Masters, era un personaje que aportaba muchas cosas a la serie, no como otros, como Taub o Foreman, que a pesar de tener algunos momentos entretenidos, no los compensan con sus tramas aburridas, cansinas o, simplemente, inexistentes. Foreman, por ejemplo, apenas ha tenido presencia esta temporada.

La gran cagada

Volviendo al season finale, voy a hablaros de la cosa que hizo House, que ya nos anunció Cuddy (y posteriormente Wilson) en su flashback, y que tanto ha dado que hablar entre los fans de la serie.
Todo comenzó cuando House empezó a sentirse furioso a raíz de que su paciente se recuperase y decidiera volver con su ex novio. House se enervó y le dijo que era una tonta y que él la acabaría abandonando como la vez anterior.
Ahí ya comenzó a perder muchos puntos. Daba muchísima pena ver a la mujer llorando, recién recuperada de su enfermedad y agarrando con fuerza la flor que le había regalado su novio. House, si tu relación está siendo un fracaso no tienes por qué ir a tocarle los cojones a los demás.

Más tarde House se fue con Wilson en coche hacia la casa de Cuddy, y contempló deprimido como Cuddy comía felizmente con su nuevo novio (¡Se me olvidó decirlo! En ese capi comienza algo con un nuevo hombre) su hermana, su cuñado y su preciosa niña. House, por supuesto, no estaba contento por ella.
Sin darle una explicación (como siempre) a Wilson, lo echó del coche y se fue calle abajo. Luego volvió a toda velocidad y...

¡CRASH!

Hizo una cosa horrible y asquerosa que nunca le perdonaré. Empotró el coche contra la sala en la que estaba comiendo Cuddy y su familia, pero, por suerte en ese momento no había nadie en ella. En teoría, House sabía que estaba vacía pero... ¿Y si la niña adorable de Cuddy hubiera estado gateando por allí?
La relación de House y Cuddy siempre ha sido de amor-odio, pero esto es pasarse mucho. Y mejor no hablamos de la escena final del capítulo, con House fugado y sonriendo alegremente, perdido en una playa de Dios sabe donde... En ese instante me dio taaaaanto ASCO.
En fin, que no sé como van a arreglar esto, y más ahora que Cuddy no va a estar. Realmente, Cuddy sufre por amor, House cuando quiere es un encanto, pero cuando no, miedo da. La ha tenido media temporada amargada, ¿Dónde quedaron las conversaciones picantes del principio? Han sido sustituidas por intentos de homicidio, y eso no es nada romántico. 
House es un personaje que me ha llegado a encantar, pero últimamente me está decepcionando, y si bien le sigo apreciando en el fondo, va a tener que mejorar mucho.

*Mi valoración del capítulo: Un 5 raspado

2 comentarios:

  1. la verdad que para mi gusto house ha perdido mucho.. ya no es lo que era

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que no T.T pero bueno, siempre queda la esperanza de que mejore :)

    ResponderEliminar