De Skins y sus generaciones

3/2/16


Después de varios meses sin escribir un artículo sobre alguna serie en concreto, hoy vuelvo a expresar mis sentimientos seriéfilos con un topicazo, Skins y la rivalidad entre sus dos primeras generaciones (pues la tercera, ni la he visto, ni la voy a ver y de Skins Redux no quiero ni hablar). Y si alguien no ha visto la serie, además de que debería verla porque voy a soltar spoilers a diestro y siniestro, debería darle un visionado porque esta es más que una serie de televisión, es un himno de la adolescencia. Ahí queda eso.

He de admitir que, posiblemente, esta sea una serie de las más extrañas que he visto en toda mi vida. En el primer episodio no me podía tragar el formato, tal vez porque no estaba acostumbrado a las series british o porque la serie era rara como ella sola. Por suerte, decidí darle una pequeña oportunidad y seguirla durante algunos episodios más. No había terminado la primera temporada aún y ya le estaba cogiendo cariño al tántrico (si se le puede llamar así) opening de la serie, al acento bristoliano y a la mayor parte de sus personajes.



El encanto de la primera generación


Cuando acabé la primera generación, sólo podía pensar que un pequeño capítulo de mi vida seriéfila se había cerrado para siempre. Tenía miedo de comenzar a ver la segunda generación y que acabara con una muy mala imagen de mi Skins, la serie que me había tocado la patata. Así que intenté no empezarla, pero el vacío que me dejó la primera generación era tan grande que no tuve otra opción. Y, aunque la tercera y cuarta temporada también fueron bastante memorables (dudo que algún día alcance un amor parecido al que tengo por mi querida Emily), si la comparamos con la primera generación, podríamos aplicar el dicho de que "las segundas partes nunca fueron buenas".

Había una lista de cosas que no me gustaron en la primera temporada pero que, por algún suceso o otro cambiaban positivamente en la segunda. Es el caso de lo idiota y arrogante que podía llegar a ser Tony Stonem (llegando a fastidiar a todos los de su alrededor), que se arregló de una manera bastante sádica con un atropello que le dejó discapacitado. Otro caso era como Michelle y Sid se comportaban como los esclavos de Tony y más tarde se vuelven totalmente independientes, luchando por lo que ellos verdaderamente querían. Total, que la cosa mejora (relativamente) al cabo del tiempo.


Pero si por algún motivo, además de pulir sus pequeños defectos, la serie manipuló mis sentimientos como si fueran un contador de agua, es por sus sublimes personajes. Después de cierta cantidad de series visualizadas, uno se da cuenta de que para ser fan de una serie, esta tiene que proporcionarte algo que te llegue al alma y la pandilla de la primera generación me transmitía un buenrollismo indefinible. Quizás era por su capacidad de resiliencia, porque todos los personajes acabaron encariñándome o, la opción más posible, porque simplemente eran muy buenos amigos. Sí, aunque al principio parecía que Tony era el "jefe", a lo largo del tiempo vimos como cada uno aportaba su granito de arena, ya fuera por el humor que aportaban Chris y Anwar o por la sensibilidad que lográbamos empatizar con Jal y Sid.

Además, sus season finale son de los más emocionantes que he podido ver en una serie (pudiendo igualar e incluso superar a How I Met Your Mother), comenzando por la mejor cover de una canción en una serie de la historia, y sí, estoy hablando de Sid con 'Wild World'. Después tenemos aquel atropello que nos dejó sin respiración y finalmente con la muerte de nuestro querido Chris. Y además de tener estos finales que nos conseguían romper el alma, la primera generación tenía el lujo de contar con muchos momentos apasionantes a lo largo de los episodios.

De camino a la decadencia 


En cambio, a pesar de que, como ya he dicho anteriormente, la segunda generación de Skins fue bastante buena, nunca podrá igualarse a la primera. Aunque hay muchas razones para sacar esta conclusión, podemos decir que la principal es que, al contrario de la primera generación, la mayor parte de los personajes de esta generación, no eran amigos. No era una amistad pura (excepto en el caso de Cook, Freddie y JJ, que poseía una relativa similitud con la amistad de Tony, Michelle y Sid), sino que sólo se juntaban para salir de fiesta y no sentirse tan solos. Algo que no me atraía lo más mínimo.



Los personajes, en su mayoría eran, cuanto menos, odiosos. Cook se proclamó como la versión más mala y pobre de Tony, JJ era como si a Sid le hubieran quitado todo su encanto, Freddie era tan prescindible que si no hubiera estado en la serie, ni lo hubiéramos notado, Effy, que tanto me había gustado en su aparición de la primera generación por aquel misterio que transmitía, en la tercera y cuarta temporada no callaba ni debajo del agua y Pandora es, posiblemente, el Jar Jar Binks de las series de televisión, igualándose a la acosadora de Maxxie que vimos en el musical.

Y, si habíamos dicho que algo destacable en las dos primeras temporadas eran los finales de temporada, no podemos decir lo mismo de estas otras dos temporadas, pues puedo proclamar a esa matanza como la más inesperada (en el mal sentido que pueda tener esa palabra) que he visto en mucho tiempo. Sólo hubiera faltado que todo hubiera sido un sueño de Tony, y entonces ya lo bordan.

Pero bueno, que detrás de toda esta crítica negativa que me hace quedar como un auténtico hater de esta generación, escondo algo de bondad. Y es que, si en algo se salieron estas dos temporadas es en el nivel extremo al que te podías identificar con ellos. Los desamores, las envidias, las depresiones, las inseguridades a demostrar quien eres al resto del mundo. Si por algún motivo esta serie es considerada un himno de los adolescentes, es por esto. Aunque eso sí, a veces se volvían tan drama queens que se nos olvidaba que sólo tienen 17 años.


Como conclusión, si me dieran a elegir, posiblemente me quedaría con la primera generación de Skins, más que todo por ese sentimiento que logró despegar en mí. Medio año después de terminar con esta serie, sigo buscando alguna otra que relate de una forma tan emocionante a un grupo de adolescentes (y negándome a empezar la tercera generación).

Así pues, sólo me queda decir una frase para finalizar: "Fuck it, for Chris".


Adrià (@greeenlemonsocks)

11 comentarios:

  1. Yo vi la primera generación (que me encantó) y la segunda la acabé dejando por pereza pura y dura. Nada como la primera. Y la tercera ni intentarlo, ya con la segunda tuve suficiente. La segunda tenía personajes que, en mi opinión hubieran tenido más potencial, pero los 8 capítulos que vi, no le saqué nada claro.

    Como la primera, ninguna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he escrito en la entrada, las segundas partes nunca fueron buenas. No es que la segunda generación fuera mala pero le faltaron algunas cosillas.

      Un abrazo Bego!!

      Eliminar
  2. Coincido contigo en los fallos de la Segunda, la falta de amistad entre ellos es algo que realmente pasa factura.
    Sin embargo, he de recomendarte encarecidamente la tercera generación. Es la generación más realista y ello conlleva que es con la que más te identificas con los personajes. Cada episodio te mete de lleno en cada uno de ellos de forma más parecida a la primera generación que a la segunda y solo eso ya es motivo para verla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues voy a tomar en cuenta tu recomendación. Si por algo no me atraía la tercera generación era por la gran multitud de críticas negativas hacia ella y porque deducí que si el episodio final de la cuarta temporada y Skins Redux eran algo tan patético (casi una burla), la tercera generación sólo era el camino a la degradación completa.

      Pero como ya he dicho, gracias, miraré a ver que hago.

      Eliminar
  3. No puedo hablar más de la primera y segunda generación, porque has tocado bien los aciertos y fallos de ambas. Aunque a mí me encantaron ambas generaciones, la primera me marcó mucho más. La calidad de la serie, a nivel de realización es impecable, dándole una lección a muchas series que deberían aprender de ella. Sobre la tercera generación: yo nunca entenderé a los detractores de esta, bebía muchísimo de la primera generación. Había más amistades forjadas que en la segunda temporada y el grupo, en mayor o menor medida, lidiaban con las nuevas incorporaciones, algo que, como ocurre en las anteriores generaciones, se desmonta totalmente en la siguiente temporada (la 6ª). Pero yo los quise como a los demás, siempre puedes ver algo en lo que sentirte identificado, cosas que te chocan (siempre, siempre hay algo que te choca, la serie es cruda en muchas ocasiones). Quizás la falta de arraigo con lo anterior al no haber ningún nezo de unión, hace que sea la más huérfana, pero no por eso peor, una brutal Franky en la 5ª (cuya evolución es pa matar a los guionistas) y otras sorpresas, por no entretenerme. Sobre lo que hicieron después: fire es la que más me gustó, no quería saber de la historia de Cassie, me gusta como acababa aunque fuera así, no quería ver más. Pero lo vi y no me decepcionó, pero fue curioso. Sobre los capítulos de Cook: es un personaje que odiaba y sigo odiando, algún día me veré los suyos pero no me llaman nada.

    HE DE DECIR ALGO SOBRE EL REMAKE, no cogí manía al remake al saber que Brian Elsey y Jamie Brittain estaban en el queipo de guinoistas, me gustaba pensar cómo narrarían lo mismo de otra manera. Me llevé decepciones, como todos, pero apareció MICHELLE. Esa que odiaba en la original que amé en el remake. Me encantó, es lo que más salvaba del remake y que a día de hoy, el capítulo suyo y el final me los he vuelto a ver en más de una ocasión, una pasada, me ocurre igual con algunos que me tienen loco, como el 2x09 (Cassie), o el de Nick de la 6ª, el 5x01 de Franky... y el maravilloso 1x02 ^^


    A día de hoy una de las series que más me ha gustado, me he vuelto a ver y he disfrutado como un loco. Valiente y con sus fallos, pero redonda a nivel de producción. Me encantaría una nueva generación en un futuro, como algo que debe descansar para volver a ello. Sería grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá sea casualidad o destino, pero es el segundo comentario que me encuentro a favor de la tercera generación y te digo lo mismo que he contestado antes, si por algo no me apetecía ver la tercera generación era por sus críticas negativas y por el declive que intuí. Aún así, ver tanto positivismo me hace replantearme si verla o no.

      Y en el remake me temo que no puedo coincidir contigo. No me gustó nada porque se supone que 'Skins' es una serie que trata sobre adolescentes y al retratar su vida adulta la fastidiaron bastantes. Además, hicieron finales totalmente innecesarios (algunas cosas, si están bien, es mejor no tocarlas), como puede ser la muerte de Naomi. No me llegó a convencer ninguna de sus partes pero, como ya sabemos, yo no poseo la verdad absoluta y tu opinión es tan válida como la mía, así que muchas gracias por tu comentario!!

      Eliminar
  4. Hola, comparto muchos puntos de tu opinión pero en otros discrepo, la primera generación por ser la primera lleva el listón en alto el 2x009, 2x05 y 2x03 me parecen maravillosos.
    Desde mi opinión personal lo que te marcaba de skins era en el momento de tu vida en la que estabas y cuando te encontraste por primera vez con ella, cuando llegue a skins estaban por estenar la cuarta temporada y me encontraba con 17 años, la misma de los de la generacion por ese motivo creo que es con la que mas me identifico, a diferencia tuya para mi cook es uno d elos mejores personajes de esa generación, nunca lo vi como una versión mal elaborada de Tony, la misma serie nos ensela su historia para entender los problemas de abandono paternal que lo conllevan a ser como es, y es uno de los que mayor evolución experimenta a lo largo de historia.
    Referente a la tercera generacion soy otro de los que le gusto y a opinion personal las sexta temporada y en especial el 6x08 es el mejor capitulo de toda la serie, fue una genracion que se tuvo que enfrentar no a una si no a dos historias en conjunto ya elaboradas y decide dar el paso a contar algo que las dos primeras generaciones dejaron por encima (no digo que es, al ser spoiler) pero me encanto toda la sexta y contó con grandes momentos.
    Perdón por el post tan largo pero a día de hoy, Skins esta dentro de mi top 3 de series y siempre tendra ese lugar especial.

    ResponderEliminar
  5. La diferencia más destacable entre la primera y segunda generación es precisamente el tipo de amistad que tienen. La primera todos se conocían desde pequeños y son una pandi. Que es loq ue siento yo con mis amigos del pueblo que crecí hasta los 16, eramos inseparables y nos conocíamos todos. Después de eso, me fui a la ciudad. Encontré otro tipo de amistad, el de los intereses y juntarse para festejar, no habia tanta complicidad y fidelidad como con los de mi pueblo sino que era más bien, nos lo pasamos bien y nos apetece seguir juntos hasta que se termine el instituto/universidad. A mi la segunda temporada me ha hablado porque me sirvió para entender mi extraño paso por la ciudad y los tipos de amistades que me encontré después de llevar una vida en el pueblo.

    Otro apunte más, la segunda generación (sin desmerecer a los de su reparto como con la primera generación) tiene un brillante actor que es Jack O'Connell, tiene unos registros espectaculares. Te recomiendo que eches un ojo a su filmografía y te llevarás una sorpresa y lo que queda pues es todavía muy joven. Parece que su película con Angelina Jolia no le hizo despegar mucho, de todas formas, espero que siga regalándonos con sus trabajos pues es bastante versatil.

    Natxo

    ResponderEliminar
  6. Es muy injusto decir que Cook es la copia mala de Chris; es un personaje tremendamente complejo, para mí el mejor de los masculinos en toda la serie. Al principio, como todos, lo detestaba. Pero el 3x04 es sublime, la relación con el hermanito está increíblemente bien mostrada y te parte el alma a ratos. Lejos el que más evoluciona y sin cambiar en nada su personalidad, simplemente mostrando más de él.

    También te recomiendo la tercera generación, querible y sin los excesos excesivos, valga la redundancia xD de la segunda generación, que siempre me pareció su punto débil. La mayoría creía, por las Skins Party, que Skins era sinónimo de adolescentes desmadrados, y la verdad era mucho más profunda que eso. Aunque lamentablemente arruinaron por completo en la 6 al personaje de Franky, lo compensaron con el crecimiento de Mini, mi favorita de esa generación.

    Skins es mi serie favorita, me cogió en el momento justo de mi vida. A pesar de que ya tenía 21 años, estaba completamente confundida y llena de problemas, y logré conectarme con los miedos de crecer, los dolores de amar y la búsqueda de tu camino. Maravillosa serie, todo el mundo debiera verla ahora que está en Netflix (aunque lamentablemente con la música cambiada). Ni siquiera creo que sea la mejor que he visto, está lejos de ser perfecta. Pero te habla en tu idioma.

    ResponderEliminar
  7. La segunda generación a mi en lo personal no me gusto. Nunca conecte con los personajes, y algunos eran muy sosos (Freddie por ejemplo), en lo que discrepó es con Cook, un imbécil que llegas a entender, la viva imagen de un niño dañado y sus consecuencias, creó que uno de los mejores personajes de toda la serie. Y tienes razón, la muerte de Freddie es tan repentina que ni siquiera tiene lugar, demasiada forzada a mi parecer.

    SOBRE LA TERCERA GENERACIÓN
    Definitivamente deberías de verla, a mi me gusto mil veces mas que la segunda. Siento que es más realista y sensible, la amistad aquí es diferente a las otras 2, aquí tenemos a los clásicos populares (Mini, Nick, Grace, Liv) y después a los inadaptados (Franky, Alo, Rich) que se vuelven amigos gracias a un personaje muy lindo el cual es Grace, te puede no gustar la 5ta temporada pero la sexta da un giro impresionante enseñándote algo muy importante de la amistad (que no te puedo decir porque es spoiler), ademas que tenemos a la unica pareja de todo Skins que estaban genuinamente enamorados. Definitivamente deberías de verla, cuenta con dos finales de temporada memorables.

    ResponderEliminar
  8. Acabo ter terminar estas dos generaciones y justo había pensado en que la magia de la primera generación era su amistad, es bueno saber que no soy la única que lo piensa! saludos.

    ResponderEliminar