Outlander coloniza el Nuevo Mundo en su cuarta temporada

19/2/19

Al acabar la tercera temporada de la serie, dejamos a Claire y Jamie empapaditos en una playa norteamericana sin saber qué iba a ser de sus vidas a partir de ese momento. Obviamente, les ha pasado de todo, pero su amor ha conseguido superar toda adversidad, o casi toda. En global, para mí no ha sido la mejor temporada de la serie, pero si por algo destaca esta temporada, es por la incorporación, esta vez con todas las letras, de Brianna y Roger, que han pasado a llevar con ellos gran parte del peso de la serie. ¿Queréis que hablemos de cómo ha ido esta cuarta temporada?

¡Cuántas cosas te pueden salir mal si te conviertes en náufrago al otro lado del océano! Pero no si te llamas Claire o Jamie. Si te llamas Claire o Jamie, llegarás a un país que no conoces y te darán tierras para que construyas tu casa tranquilamente y, aunque al principio no les gustarás, te acabarás haciendo amigo de los nativos que habitaban esas zonas que estás colonizando porque sí -e incluso les entregarás a tu sobrino-. Si tienes este nombre, te enterarás de datos secretísimos que ayuden a tus amigos y aunque cometas errores, podrás repararlos de una forma u otra porque en la enorme América, todo lo que te suceda estará relacionado de una manera u otra con tu persona. ¡Vivirás el sueño americano! O no, ya que durante toda la temporada, la pareja protagonista ha peleado por mantener su integridad física, y por proteger aquello que es suyo, eso es innegable, nada les ha sido regalado; sin embargo, quizás esa buena suerte suya sea por momentos algo inverosímil. Algo que aprecio de la serie es que, por muchas cosas que les ocurran, Jamie y Claire siguen siendo los mismos que en los inicios de la serie. Han vivido muchas aventuras y dramas, pero siguen teniendo la misma fortaleza y frescura que cuando se conocieron, solo mejorando con los años con los aprendizajes que todas sus vivencias les proporcionan. Me sigue sorprendiendo la naturalidad con la que Claire afronta los eventos propios de un siglo que, quizás sin darse cuenta, ya se ha convertido en el suyo, siempre haciendo uso de una mentalidad avanzada para la época propia de sus vivencias en el siglo XX y sacando partido de aquello que sabe que pasará. Por otro lado, también me asombra cómo Jamie es capaz de moldearse para adaptarse a nuevas situaciones constantemente, aunque algunos comportamientos suyos de esta temporada, han sido un poco decepcionantes.
Algo que ha caracterizado la temporada ha sido el gran número de personajes que han pasado por la pantalla y la falta de un hilo conductor claro y de una finalidad en la temporada. Desde el primer capítulo de la temporada hasta los títulos de crédito del último capítulo, las idas y venidas que han sufrido los personajes han sido imprevisibles y sin un rumbo fijo, o al menos aparentemente. Hemos conocido nuevos personajes como la tía Jocasta, que ha tenido una gran relevancia sin apenas mover un dedo, o como Bonnet, odioso como él solo y de quien, estoy segura, todavía no podemos despedirnos. También nos hemos reencontrado con personajes como Murtagh, que va a tener una vida difícil en la próxima temporada o Lord John y el pequeño Willie a quienes me pareció inesperado volver a ver. Y hemos visto poco de personajes a los que podrían explotar más como Fergus y Marsali.

Pero dejando momentáneamente de lado a los personajes, debo destacar algo que me maravilla: la facilidad con la que ahora todo el mundo es capaz de viajar a través del tiempo. Si pensábamos que las piedras eran sexistas y solo dejaban viajar a las mujeres, estábamos equivocados. ¡Los hombres llevan tiempo haciéndolo! Solo hacen falta un par de gemas para poder darte un paseo por otro siglo si te apetece -ojalá Jamie viajando al futuro-. Así es como Brianna y Roger acabaron en el siglo XVIII, cada uno en su momento y por sus motivos. Ambos personajes me han sorprendido pero por causas muy diferentes y tengo bastantes quejas con respecto a uno de ellos. 

Por un lado, el trabajo que ha hecho Sophie Skelton a lo largo de la temporada me ha parecido magnífico, y es por ello que Brianna me ha resultado un personaje mucho más interesante de lo que esperaba, con muchos más matices y una profundidad mayor que otros personajes de la serie. Me parece que el dramatismo de la historia que la ha acompañado en esta temporada, ha permitido que el personaje madure y que pase de ser una niña a una mujer responsable y luchadora. Sobre todo, me ha gustado mucho la conexión que ha establecido con Jamie, compartiendo el dolor de una situación traumática como fue la agresión sexual que ambos sufrieron. Por el otro lado, necesito quejarme de Roger, y no solo de él, sino de su tóxica relación con Brianna. ¿Que su historia es bonita? No, lo siento. Puede parecer muy romántico viajar en el tiempo para buscar a la mujer a la que quieres, pero no si eres un machista empedernido como Roger. El personaje se ha criado en un ambiente conservador, pero eso no justifica algunos de sus comportamientos y ha pasado de ser para mí un personaje majete a pensar de él que es tonto, y no precisamente porque Richard Rankin no haya hecho bien su papel.

La temporada ha tenido episodios muy buenos, que despertaban el interés y te dejaban con ganas de ponerte a ver el siguiente en seguida, en especial la parte central de la temporada. No obstante, también ha tenido algunos episodios más flojos en los que se trazaban esbozos de lo que pasaría después. Estados Unidos no ha sido Escocia, no ha desprendido esa magia que los bosques fantásticos y los castillos de ese país, pero ha permitido ver el lado más salvaje y más aventurero (si es que no eran ya aventureros) de los personajes y descubrir la propia magia de ese país con la colonización en auge. En la próxima temporada a los Fraser se les presenta una situación complicada ante la cual tendrán que tomar decisiones comprometidas y que seguro que los llevarán a muchos más líos y viajes a lo largo y ancho del Nuevo Mundo que, al fin y al cabo, parece que es para lo que han nacido.

¿Qué os pareció la cuarta temporada de Outlander?

Doralicia (@Doralais)

1 comentario:

  1. ¡Buena crítica! En mi opinión, esta temporada me ha dejado un sabor de boca un tanto insípido. Opino que se han querido centrar más en detallar el entorno del Nuevo Mundo (escoceses viviendo el sueño americano, los indios, los exóticos bosques aún por colonizar...) y en profundizar en el trasfondo de los nuevos personajes (Roger y Briana), que en desarrollar la trama en sí. Nos han planteado un pseudoRandall (Bonnet), el cual està metido en todos los fregados que condicionan toda la trama de esta temporada. ¿Pero... Ha habido algún personaje más que influya decisivamente en la historia, a parte de los pobres indios? Entiendo que han decidido que esta temporada sea una mera introducción, el preludio a la verdadera historia que se presentará en la siguiente temporada, donde los personajes (ahora ya totalmente introducidos y desarrollados) deberán enfrentarse a unas adversidades más llamativas de las que se nos han presentado en esta temporada (si se compara con las otras). No ha estado mal, pero siento que me ha faltado algo por el camino.

    Esta es mi opinión y puede que me equivoque en algún aspecto! Pero bueno, sólo pasaba por aquí a comentar. De nuevo, buena crítica y con ansias de ver más Outlander. Un saludo!

    ResponderEliminar