Big Little Lies: Perfect Lives Don't Exist

20/2/17

Una de las novedades con más ganas de cogerle el guante es, con el permiso de Feud de Ryan Murphy, Big Little Lies, la miniserie de televisión de la HBO con Nicole Kidman, Reese Witherspoon y Shailene Woodley. Con un cast lleno de grandes nombres y con el éxito del libro del mismo nombre en el que se basa a sus espaldas, el hype anda por las nubes. Y con razón.

Reese y Nicole quieren su Emmy
He tenido la oportunidad de ver los seis episodios de los siete que se compone – se entiende que HBO no quiere que nadie vea el final para que la prensa no juegue con ventaja – y sólo puedo decir que me está encantando. La serie arranca con un asesinato del cual no conocemos ni al asesino – obviamente – ni a la víctima, lo que nos permite durante los 50 minutos que dura relativamente cada episodio teorizar sobre quién puede ser el fiambre. Si estabais cansados de las teorías de Game Of Thrones o de Westworld, amigos, vais a tener otra serie a la que añadir a la lista. Los interrogatorios nos van a llevar de cabeza a la vida más familiar de Monterey, California, un barrio residencial bastante tranquilo pero lleno de odios y cuchillos afilados por parte de las madres del colegio Otter Bay. Nunca el círculo de madres estaba lleno de tantas víboras, pero es delicioso de ver. Las vidas entrelazadas de Madeline MacKenzie, interpretada por Reese Witherspoon (En la cuerda floja), una madre dedicada a sus hijas y a su matrimonio con Ed (Adam Scott, Parks And Recreation), ingeniero informático; Celeste Wright (Nicole Kidman, Las horas), abogada retirada y madre a tiempo completo de sus mellizos con su marido Perry (Alexander Skarsgård, True Blood); y Jane Chapman (Shailene Woodley, Divergente), la recién llegada acogida por Madeline y Celeste tras dejar un pasado un tanto turbio a sus espaldas, son el meollo de toda la cuestión. Aunque las imágenes del día del asesinato y los interrogatorios se suceden de vez en cuando, lo interesante es conocerlas a ellas, sus dinámicas y sus relaciones tanto con sus maridos, excepto en el caso de Jane, y con sus hijos. Este tipo de narrativa es lo que nos va a permitir teorizar sin parar pensando en quién se ha ganado la muerte dado que, al ver las amistades, rivalidades y odios varios, podemos tener a varias personas en mente.

Atentos a estos dos
Como podéis ver, el elenco es impresionante en cuanto a los nombres, a los que podemos añadir a Zoe Kravitz (Divergente), hija de Lenny Kravitz, quien interpreta a Bonnie, la nueva esposa del exmarido de Madeline, Nathan (James Tupper, Revenge), Laura Dern (Enlightened), quien interpreta a Renata Klein, una madre trabajadora con un gran carácter, y Kathryn Newton (Supernatural), quien da vida a Abigail, la hija adolescente de Madeline. Es posible que penséis que los niños pequeños pueden o hacerlo muy bien y ser encantadores, o ser completamente insoportables. En este caso, el elenco más joven tiene un peso especial en la serie pues nos permite conocer el lado más oscuro de las madres y tienen unas personalidades arrolladoras, sobre todo Chloe, la hija pequeña de Madeline, quien tiene un gusto musical maravilloso para su tan corta edad, y Ziggy, el hijo de Jane.

Olvidad Divergente y dadle una oportunidad
Técnicamente, la serie me parece que está muy bien grabada. Se marcan mucho los atardeceres y son preciosos, casi de ensueño, al igual que las casas de las diferentes madres. Pero lo que más resalto es el apartado musical. Es un detalle que no se suele tener en cuenta excepto en las series finale, pero es por donde más se me puede enamorar y estoy completamente embelesada por las canciones que ponen. ¡No hay ni una mala! Si sois melómanos, estaréis buscando cada canción después de ver el episodio y escuchándolas varias veces.

Aunque todas las miradas estén puestas en Nicole Kidman, os aconsejo tener el otro ojo echado a Reese Witherspoon, quien igualmente está soberbia. Añadir también que, al ser de HBO, hay violencia y sexo explícito, por lo que vais a ver escenas que pueden traer revuelo en redes sociales y medios de comunicación. Atentos, porque el debate está servido.

Por último, decir que la serie está dirigida por Jean-Marc Vallée (nominado al Oscar por Dallas Buyers Club) y escrita por David E. Kelley (Ally McBeal). No dudéis en darle una oportunidad porque no creo que os arrepintáis. Es una serie que atrapa y yo, sinceramente, no puedo esperar a ver el final.



Irene (@MissSkarsgard)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada