El final de Six Feet Under: ¿Cierre perfecto o demasiado fácil?

23/8/15

Estos días muchos seriéfilos se sienten nostálgicos por los recuerdos agridulces que les trae el décimo aniversario del que es considerado uno de los mejores finales de la Historia: el de Six Feet Under (A dos metros bajo tierra en España), con el que todos nos hemos dado una jartá a llorar de esas que no se olvidan... pero, espera. ¿Realmente todos?

¡Habrá, lógicamente, spoilers!

La mayoría aplastante de fans que han visto Six Feet Under parecen estar encantados con el final de los Fisher, pero a veces se tiende a desoír (o incluso a menospreciar) la opinión de una minoría que se siente decepcionada con la manera en que una de las series más míticas de HBO decidió despedirse de nosotros. Podéis recordarla en este vídeo (pero ojo cuidao, con pañuelos a mano).


Unos dicen que fue un final consecuente con lo que es la propia serie, que no podría haber sido de otra manera. ¿Pero no fue, acaso, demasiado "fácil"? Ver a Claire embarcándose en un viaje hacia su nueva vida, mientras descubríamos cómo todos los personajes morían, fue un recurso que algunos fans critican por ser poco elaborado, por ir directo a nuestra vena "más ñoña" de una manera simplista que traicionaba la complejidad de las historias que Six Feet Under nos había estado contando previamente.

Yo soy de los que no mea con el final de Six Feet Under, sí, pero lo cierto es que también puedo comprender los argumentos de quienes lo critican. Y eso me lleva a preguntarme/ros: ¿No habremos, quizá, idealizado un poquito el final? ¿Tal vez era un recurso demasiado fácil con el que hacernos llorar? ¿Debería haber sido diferente de alguna manera?



Isidro López (@Drolope)

4 comentarios:

  1. El día que me puse a pensar en cuántas series (de primer nivel) han tenido un final bueno me dí cuenta de que es algo a valorar :)

    ResponderEliminar
  2. Hace unas horas que acabo de terminar de ver esa maravilla que es Six Feet Under, a razón de uno o dos capítulos diarios en vena (gracias WUAKI, por tener la serie completa en VOSE).
    La he disfrutado casi tanto como disfruté en su día Los Soprano, que ya es mucho decir. Pero... y pongo un PERO con grandes mayúsculas, estoy en el grupo de los que piensan que el final es un recurso facilón, indigno del nivel narrativo y cinematográfico del resto de la serie. De hecho, aún no me he recuperado de ese gran gatillazo. La estética de anuncio de coche, la canción de Sia intentando patéticamente forzar un momento epifánico, las muertes previsibles de los personajes (la de Keith con perilla blanca acribillado en un furgón de seguridad, parece de broma) los maquillajes inverosímiles, tan como de serie B. Todo resulta artificial y redundante. Es un poco como si estuvieras viendo Taxi Driver y al llegar a los últimos cinco minutos, de repente, te cuelan el ñoño final de Titanic.
    El último momento emocionante, el del reflejo de Nate corriendo en el retrovisor.
    Para mí hubiera sido el final perfecto. O casi perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber encontrado un blog y un comentario relativamente reciente sobre la serie, es algo frustrante ver la serie (por primera vez) después de diez años y que la mayoría de foros que hayan al respecto sean del 2010 hacia atrás. Yo tendría al menos 9 años de edad cuando empezó la serie y casi ni supe de su existencia hasta hace poco, que ha aparecido en varios sitios web donde la colocan como una de las mejores series por su temática y sobretodo por su final. También me alegra saber que no soy la única que sintió que el flashforward fue un recurso facilón. Siento que SÍ es coherente que muestren la muerte de cada personaje, porque de eso trata la serie, sin embargo si hay un recurso que me parece narrativamente incoherente es el flashforward, a diferencia del flashback, que, aunque también es un recurso bien facilón y al que no le encuentro mucha gracia tampoco, al menos tiene una coherencia pues se da a partir del recuerdo de un personaje. El flashforward, en cambio, no tiene ningún punto de partida; sale de la nada, y aunque el público no es tonto y entiende que se trata del futuro, es algo chocante que te lo lancen así de la nada (tomando en cuenta que el "presente" es Claire conduciendo, secuencia que por cierto me parece muy bella y muy bien fotografiada). Unos guionistas tan brillantes como Allan Ball y su equipo pudieron haber mostrado esas muertes de una manera mucho más creativa. Me choca leer las entrevistas a Alan Ball donde él dice que el final es cinemático: no lo es, parece más bien un montaje hecho por un aficionado para la canción de Sia. Si fuese realmente cinemático, Ball habría ideado una manera real o "tangible" de conectarnos con ese futuro o simplemente hacerlo el presente. De hecho, yo no culparía a quien interpretase que todo es imaginación de Claire mientras va en el coche, pues así tendría más coherencia narrativa que unas imágenes lanzadas de la nada.


      Por otro lado debo admitir que no sé describir muy bien lo que siento en general respecto a la serie, no puedo decir que no la disfruté pero al mismo tiempo no sabría decir si es de mis series favoritas, es muy extraño, quizá sea por lo única que es. Lo que sí creo es que si yo hubiese visto el episodio piloto sin haber leído sobre lo vanagloriada que es, quizá no la habría continuado. Nunca me aburrió, incluso hay varios episodios con momentos bien graciosos que me sacaron más de una carcajada, pero tampoco hice "click" con ella desde el primer momento. En fin, a pesar de mi aversión por el recurso del final, sigo pensando en ella y lo haré por mucho tiempo, me ha marcado en cierta forma, lo de Nate es algo deprimente. Algo 100% impecable de la serie es la actuación de todos, me encantó.

      Eliminar
  3. Es un final más que cerrado, no hay vuelta que darle, no queda nada abierto... Demasiado duro, quizás porque no queda el mínimo atisbo, ni espacio para que la imaginación de un serieadicto a Six Feet Under pueda soñar con un "no es un adiós para siempre". Los que lloramos como descosidos con este final, lo vimos como si de la despedida de nuestra propia familia se tratase. Yo al menos, como una reflexión sobre la vida misma, demasiado dura si intentas comprenderla. A día de hoy, después de unos años que he visto la serie, sigo escuchando esa canción y me vienen no solo recuerdos de ese final, si no de muchos momentos mágicos de la serie. Para mí es perfecto, aún siendo demasiado agrio. Creo que si fuese un final tan facilón, tantos años después no seguiría sorprendiendo a tanta gente, y alguna que otra serie le hubiese quitado el trono de "mejor final de serie".

    ResponderEliminar