Animes a la Carta. Una Selección Variopinta

23/4/15


Pues sí, he vuelto. Después de estar más de dos meses sin escribir en este blog, he decidido volver a la carga. Y no solo con las críticas de Game Of Thrones, a las que le tengo mucho apego, sino también en aspectos más genéricos. En compensación del tiempo que he estado fuera, he decidido traeros una selección de los que han sido para mí un gran entretenimiento estos días: una selección de cinco animes cortitos y jugosos. En distintas categorías. De todos los gustos y colores. Os contaré la trama de cada uno y los motivos por los que creo que deberían ser vistos. Al lío pues.

El deporte hecho anime. Haikyuu!! y Diamond no Ace.


La magia del deporte. La esencia del espíritu de lucha. Tener un equipo con el que poder contar. Unos personajes tan distintos entre ellos y, al mismo tiempo, con un sentido de unidad enorme. El enfrentamiento entre varios colegios y entre varios tipos de jugadores. Un encuentro entre lo que nos dice la estrategia y la improvisación en el campo de juego. Esto es anime de deporte.

Por una parte está Haikyuu!!. Volley en anime. Nos cuenta la historia de Hinata Shouyou, un chico que ha crecido toda su vida soñando con participar de un equipo de Volleyball hasta que llega a la preparatoria (los tres últimos cursos escolares). Allí, decide meterse en Karasuno High, el colegio donde el As (el As del equipo. Quien consigue el mayor número de puntos en el equipo) que tiene como ídolo fue educado. Allí, se apunta al equipo de Volley, para darse cuenta de que en él está el chico con el que se había enfrentado una vez el año anterior y contra el que había perdido. Y ahora tendrán que trabajar juntos si quieren sacar el equipo adelante. Y más adelante se van añadiendo más integrantes en el equipo, que irán complementando distintas habilidades. y distintas personalidades. Todos increíblemente divertidos. Todos muy entretenidos. Muy recomendable.

Por su parte, Diamond no Ace nos muestra la historia de Sawamura Eijun. Un joven que, al entrar en la preparatoria es cogido por un colegio que se especializa en preparar a sus alumnos en Baseball. Porque sí, éste es un anime de Baseball. Sin embargo, a diferencia de Haikyuu!!, Diamond no Ace tiene un reparto muy grande. Un gran número de personajes. Que van a competir por conseguir salir en la selección del equipo que se enfrentará al resto de institutos en los distintos torneos. Así, la selección es de lo más poderosa, y muestra en la misma un espíritu de equipo y de fuerza enormes. Partidos emocionantes donde los distintos roles son cambiados constantemente. Donde las distintas formas de hacer las cosas es lo que hace que al final el equipo consiga hacer progresos. Cómo, por ejemplo, el rol del pitcher, rol que juega Eijun, es variado por hasta tres personas. Uno cuyo potencial son las bolas rápidas, otro de bolas curvas y otro de bolas cuyo ángulo de tiro es imposible de prevenir. Altamente recomendable. Os engancharéis en seguida con los miembros del equipo.

Una clase de lo más particular. Ansatsu Kyoushitsu.


Imaginad a ese profesor que tanto odiáis. Ése que hace que tengáis las siestas más largas. Ése que os pone los exámenes más puñeteros. Ése con el cual queréis echaros a llorar porque descubrís que no entendéis NADA. Pues bien, Ansatsu Kyoushitsu os va a gustar. Básicamente porque el anime trata sobre una clase donde el deber principal de los alumnos es el de matar a su profesor. Sí, como lo leéis: el gobierno les ha otorgado este importante deber. Y es que claro, el profesor no es nada más ni nada menos que una especie de alielígena que ha destruido casi toda la Luna y planea hacer lo mismo con la Tierra en un periodo de un año. Mientras espera esa fecha, se dedicará a enseñar a una clase. Clase en donde los alumnos pondrán todo su empeño en salvar el planeta matando a este curioso ser. Parece una trama de lo más particular, pero de verdad: jamás el asesinato había dado tanto juego. Ni había sido tan divertido. Imprescindible.

El seinen que ha causado furor: Tokyo Ghoul.


Pues sí, aquí un servidor os va a hablar de un anime que causó tanto furor que el día de su capítulo final llegó a convertirse en tendencia mundial en las redes sociales. Y es que la acción trepidante, lo sobrenatural y el desarrollo psicológico del protagonista hacen de Tokyo Ghoul un anime de 10.
En el mundo hay unos seres llamados ghouls. Seres que, con apariencia y pensamientos humanos, basan su dieta en carne humana. Y son incapaces de comer comida humana. Kaneki Ken es un joven universitario que un día, por un accidente con un ghoul le transfieren órganos de éste, haciendo que se convierta en un semi-ghoul. A partir de entonces, tendrá un gran lucha interior por saber si debería o no comer carne humana. Sobre hasta qué punto son distintos los humanos de estos seres. Sobre dónde radica el derecho de vivir de estas rarezas. ¿Cómo lidiar con ambas naturalezas? ¿Cómo evitar la eterna lucha entre los ghouls más radicales y las palomas (policías humanos que batallan contra los ghouls)?

Como breve anotación, recomiendo personalmente leer primero el manga antes que el anime, ya que puede resultar un poco lioso de buenas a primeras, aunque no por ello dejo de recomendar este fantástico seinen que se ha convertido, sin lugar a dudas, en uno de los grandes.

Un shoujo de armas tomar: Skip Beat!


Fijaos que particularmente, el shoujo no es un estilo que me guste mucho. Sin embargo, Skip Beat! es tan genial que se me hace imposible hacer esta lista sin incluirlo. La trama no es muy compleja. Nos narran la historia de Kyoko Mogami, una joven adolescente que ha vivido toda su vida basada en la felicidad de un chico al que ama con profundidad: Shoutaro Fuwa. Tal es el amor que le profesa, que cuando éste le propone a Kyoko mudarse juntos a Tokyo, para así convertirse en una estrella musical, ésta accede sin lugar a dudas. Sin embargo, una vez en la capital, Kyoko descubre por un accidente fortuito que Shoutaro nunca la ha considerado emocionalmente importante. Es más: más que una compañera o una amiga, la considera como una grandísima molestia. Una chica sin ningún tipo de gusto ni vida. Así, en el interior de Kyoko se desata la caja de Pandora de los sentimientos más negativos: odio, rencor, envidia, ira... Venganza. Sobre todo lo demás, una monstruosa venganza que hace que Kyoko tome la decisión resolutiva de querer meterse en el mundo del espectáculo para hacerse famosa y así poder restregárselo a Shoutaro.
Parece no ser un argumento muy atractivo, pero lo que tiene de increíble este anime es cómo se representan los sentimientos de Kyoko. Todo lo eleva hasta el extremo del absurdo. Los sentimientos son representados como demonios que salen de su cuerpo. Todas sus reacciones son muy ridículas. Y son tan rematadamente extremas que provocan un humor estupendo y una risa fácil. Tremendamente divertida y muy recomendable.

Y ésta es mi lista de cinco animes que he ido viendo estos meses y que os recomiendo en esta entrada. Por supuesto, si os los empezáis, estaré encantado de vuestros comentarios. Si os los habéis visto, ¿qué os parecen? ¿Queréis que haga más listas así en otra ocasión? 


Juan (@MrRadda)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada