Crítica Del 3x09 "Even God Doesn't Know What To Make Of You" De Banshee: Proctor Raises From The Ashes

8/3/15

Sólo queda una semana para la season finale de Banshee y el listón sigue estando muy alto y con la locura y el hype en el punto muy álgido. Ya nos han preparado todo para la semana que viene, se han atado ciertos cabos sueltos y se han deshecho otros de cara a lo que podría verse en la próxima temporada. Si quieres saber lo que ha pasado, no dudes en seguir leyendo.

*SPOILERS*

Venga, Lucas, sé un poco más sexy
La semana pasada nos quedamos con la imagen de Chayton sin media cara en la retina, dejando en este episodio a un Lucas bastante perdido al no tener un objetivo que alcanzar. Ya ha vengado a su novia y ha robado el campamento Genoa, así que se podría dar a la vida contemplativa. ¡Pues no! La situación está muy tensa entre este y Job quien ha decidido que es la última vez que ayuda a su amigo. Pero esta pelea entre mamá y papá – son como un matrimonio al que quiero mucho – nos ha traído un “tierno” flashback en el que vemos cómo se conocieron estos dos, y no fue nada amigable. Que si Job tiene rastas, que si Lucas está afeitadito y bien guapo, que si se pone en plan motherfucker disparando a todo lo que se menea para salvar a su nuevo “amigo” Job; y otra vez el misterioso nombre de nuestro protagonista asomándose. ¿Esto es para crear hype, no? Como ya lo tenía por las nubes… Sé que en el fondo el nombre nos da igual pero siempre he tenido una gran curiosidad por saberlo, por lo menos para que nos tuteemos en condiciones. Pero ahí no acaban las aventuras del sheriff Hood: Rebecca le pide ayuda para salvar a su amado tío pero él pasa como de comer mierda, así de claro. El pobre no está de humor y menos de lidiar con Proctor, es comprensible, pero la cosa se tuerce cuando es Brock quien le pide que le eche una mano ya que la loca de su exmujer también ha sido secuestrada junto con el examish. Ahí es entonces cuando Hood no se puede negar y va a rescatar a la damisela en peligro dejando allí – con un par, eso sí – a Kai en las manos del ciego y muy hijo de puta de Los Barbas Negras – ¿pero habéis visto qué puntería y estando ciego? Alucino –. Pero no todo estaba hecho ya que al llegar a la comisaría se encuentra a Deva en una de las celdas. De verdad, ¿esta chica no ha aprendido nada después de todo lo que ha pasado? ¿No debería aprender a dejar de joder la marrana de una vez, que debería comportarse de una forma más madura, que las drogas no le están llevando a buen puerto y que está echando su vida por la borda? ¿Por qué nadie la zarandea o algo? ¿Por qué tenemos a otra Dana Brody por estos lares? Y, sobre todo, ¿por qué no me la puedo cargar? ¡Deva es insufrible! Amén con la decisión de Gordon – y eso que este no es para nada santo de mi devoción – de dejarla encerrada toda la noche como buena reprimenda. ¡Es que no hay castigo posible que haga reaccionar a esta muchacha para que se dé cuenta de lo estúpida que es, Dios mío! Entiendo que Lucas se la lleve porque le da pena, aunque tenga el instinto paternal de una tabla – no lo podemos negar, no tiene instinto paternal, sólo quiere protegerla y punto, pero no como un padre, sinceramente –, pero no se ha dado cuenta hasta qué nivel está de jodida su hija.

Por otro lado, Job, Carrie y Sugar han tenido sus buenos minutos en este episodio. Aunque el primero ha salido más bien poco, sobre todo en el flashback, creo que esa declaración de intenciones a Lucas ha sido de lo más profunda. Job es un amigo leal y fiel hasta el tuétano pero no puede lidiar con la mierda de otros – fijo que así lo diría él –. Entiende que Lucas esté mal anímicamente pero es cierto que no estaba preparado para el robo, estaba despistado, ido, y le dejó en la estacada, así que no me extraña en absoluto que mamá esté cabreada con papá, lo que me deja llorando desconsoladamente. Por su parte, Carrie, junto con Gordon, está decidida a darle una segunda oportunidad a su matrimonio y dejar los papeles del divorcio a un lado. ¿Seguro que no va tener otro escarceo amoroso con Lucas? ¡¿Estamos seguros de ello?! Yo ya me espero cualquier cosa aunque tampoco me extrañaría porque normalmente Gordon tiene horchata en las venas. Por último, Sugar es el primero en encontrarse con el enemigo y hacerle frente, más o menos. El coronel se pasea por el bar al descubrir quiénes han sido sus “invitados” y se lleva tanto a Sugar como a Job – pobrecito, raptado por un fanático. Espero que le dé hasta en el carnet de conducir, si es posible –. Más tarde vemos cómo a Carrie le apunta un francotirador con un láser, siendo en otra escena apaleada por el que fue su amante para que escupa el nombre del cuarto integrante. ¡Hood al rescate! Este es el plato fuerte de la season finale en el que veremos qué pasa con el cuarteto de amigos y cómo van a salir de esta.

¡Toma rinoplastia en un santiamén!
Sin embargo, el protagonista indiscutible del episodio de esta semana ha sido Proctor. Como ya he dicho anteriormente, el departamento del sheriff de Banshee no ha movido ni un solo dedo en sacarle del apuro, pero ahí han estado Rebecca y Burton – con ese “me quito las ganas porque la voy a liar muy parda” – para ir a rescatarle. De todas formas, Kai se ha quedado solo al lidiar con sus custodios ya que les ha dado una tunda buena que ha acabado en quemarles vivos, diciendo al mismo tiempo que no había encontrado de nuevo a Dios, sino que sólo era el dolor por la muerte de su madre lo que le abrumaba. Por lo tanto, volvemos a tener a ese Proctor despiadado que tanto echaba de menos y que auguré que volvería más temible que nunca tras la muerte de su progenitora. Este momento de clarividencia no sólo le ha hecho volver a este estado, sino que también ha cortado con Emily – ¡Aleluya! ¿Habéis visto la cara de satisfacción que ha puesto Rebecca? La mía era clavada –, por lo que todo vuelto a su cauce más o menos. Queda ver si Kai va a ir tras el hombre ciego de Los Barbas Negras y lo va a quitar del medio, o si va tener algún tipo de castigo contra su sobrina por lo que le ha hecho pasar. Esto pinta muy, muy bien, amigos. Por supuesto, destacar el momento “te voy a hacer una rinoplastia en un segundo, chavalote”. ¿Nadie se ha acordado de cierta escena de Hannibal, aunque esta ha sido mucho menos desagradable?

¿No os dan ganas de abrazarlo?
Por último, han abierto una trama que no va a dar tiempo a explorar esta temporada, por lo que la dejarán para la siguiente. Bunker tiene que lidiar con su pasado, un pasado neonazi reflejado en su piel, por lo que es juzgado en todo momento y allá por donde va. El chaval tiene una gran presión encima ya que, en el fondo y por cómo se comporta, debe ser un trozo de pan que se arrepiente de haber quemado una sinagoga cuando era un loco jovenzuelo y de todo lo que ha hecho en su vida en relación con sus tatuajes. Por lo que hemos averiguado, su hermano es el jefe de los neonazis y no se lleva muy bien con él ya que, al convertirse en policía, es considerado un traidor, así que, calentado por los que fueran sus camaradas, decide desfogarse un poco y les pega una paliza de padre y muy señor mío. Si ya decíamos que el neonazi puede dar mucho juego, ya nos han dado un adelanto de que no vamos mal encaminados. Nos quedamos con las ganas de saber más pero intentaremos tener paciencia.

En general, ha sido un episodio que sigue subiendo el nivel, no decae, y nos deja con unas ganazas tremendas de ver la season finale, la cual puede ser de las más brutales que hemos visto. Viendo cómo está el tema, me decanto que o van a centrarlo sólo en Lucas, Carrie, Job y Sugar luchando contra el coronel o pueden hacer una división entre esta trama y la de Proctor, quien no creo que se quede con los brazos cruzados. De todas formas, sea como sea el episodio y cómo esté repartido, creo que nos va a hacer disfrutar de lo lindo al igual que lo hemos hecho con la temporada en general, que no ha tenido desperdicio alguno. Ahora sólo falta ver cómo van a salir de esta nuestro grupo de ladrones y si Job y Lucas hacen las paces y vuelven a ser un “matrimonio feliz”, dentro de lo que cabe.

Por mi parte nada más excepto recordaros que podéis compartir vuestros pensamientos, sentimientos o cualquier cosa que se os haya pasado por la cabeza al ver el episodio mediante los comentarios. Siempre es un placer saber qué pensáis e intercambiar puntos de vista.

¡Hasta la semana que viene!

Blood and love? in Banshee


P.D.: ¿Pero habéis visto lo bien que se lo pasan en esta serie? Aquí tenéis esta y esta prueba de ello.

Irene (@MissSkarsgard) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada