Crítica del 2x06 “Jake and Sophia” de Brooklyn Nine-Nine: ¿Dónde acabará lo que en los juzgados empieza?

21/11/14

Juzgados como plato fuerte y una pelea de gatos entre Boyle y Gina. ¿Algo más que meter en un solo capítulo? Sigue faltando alguna que otra cosa de polis, pero a parte de eso, tengo que dar las gracias al karma antes de que empiecen los ¡¡¡SPOILERS!!!

Como ya decía, gracias karma. Menos mal que no hemos vuelto a la relación sin salida Jake-Amy y por supuesto por la llegada de Eva Longoria (Mujeres Desesperadas) a la serie, que a parte de alegrarnos el capítulo lo hace con una actuación que no deja nada que desear. Quién nos iba a decir a Jake y a mí que el ligue de aquella noche iba a ser la abogada defensora del mangante perseguido. Pues sí, a veces a los guionistas les gusta enredar, aunque esta vez no lo han hecho del todo mal. No sé si será una mera distracción en la carrera por la conquista de Amy, pero el caso es que mejor dejar el tema en paz. Algo nuevo que refrescase la vida amorosa y sexual del majadero de Jake hacía falta y si viene de la mano de Eva Longoria… dos veces bueno. No se me ocurre especular sobre lo que pasará entre la abogada y el detective pero una pregunta pulula por mi mente cada vez que me da por pensar en estos dos, ¿lo que en los juzgados empieza, dónde acaba? (Porque espero que no lo haga en una comisaría).

Pero aunque el plato fuerte haya sido el juzgado, en la comisaría se ha cocinado otro (y a fuego lento). Una pelea de niños, no tiene otro nombre. Parecía una mera riña de gatos, arañazo por aquí, arañazo por allá y “yo me lo merezco más que tú”. Con un “yo más” por bandera, nos tienen medio episodio Boyle y Gina, vaya pesaditos que se nos han puesto y todo por una noche relajante en un hotel que habían reservado antes de su “ruptura” (que me niego a aceptar). Pero finalmente nuestro amado capitán, con su sabiduría, deja a los dos castigados, como en una guardería, ordenando archivos. Por pesados se lo merecían, y esta fue la otra vez que actuó el karma en forma de guión. Cuando se quedan los dos solos, en el archivo, de noche… A uno le hicieron pensar que iba a ocurrir algo y con la esperanza de que la tensión sexual no acabara ahí, se me llegó a pasar por la cabeza una noche de pasión en el archivo de la comisaría. Los tiros no iban por ahí, me demostraban los guionistas en la siguiente escena. Iba a haber una noche de pasión, en eso no estaba equivocada mi perversa mente. La sorpresa es que papá Boyle y mamá Gina eran los que la iban a tener. Sus amados hijos les habían pasado a ellos el relax en el dichoso hotel, lo malo, es que Boyle y Gina no se habían puesto de acuerdo así que lo mandaron los dos a la vez. ¿Y qué pasó? Dejemos que la magia nos la cuenten en el próximo capítulo porque, según se ve, la atracción es una cosa genética que pasa de generación en generación. A todo esto, espero que la relación de los padres no vaya a más y conviertan en hermanastros a dos amigos del “sexo casual”. Y si no nos cuentan lo que pasa, pues borrón y cuenta nueva que ya son muchos capítulos y dos reviews casi dedicados a Gina y Boyle.

Tengo que confesar que la intriga me corroe y necesito saber qué pasó aquella accidental noche y lo más importante, qué fue lo que pasará entre Jake y nuestra nueva abogada. A ver qué nos depara el nuevo capítulo y lo más importante, a ver si los vientos del karma siguen soplando a mi favor.


Jorge (@JorgeJP_5) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada