Pretty Little Liars nos deja el culo torcido con el 5x12 "Taking this one to the grave"

14/9/14


Se puede decir más alto, pero no más claro. Qué ida de olla, qué desfase, qué disgusto más grande me dejan en el cuerpo. Muchos espectadores se han quejado de que lo que llevamos de quinta temporada de Pretty Little Liars, excepto en contadas ocasiones, ha sido demasiado lento y tedioso. Parece, a todas luces, que los guionistas han escuchado estas réplicas -las cuales, por otra parte, yo no comparto- y han decidido darle un completo giro de tuerca a la serie. El 5x12 "Taking this one to the grave" ha sido el último episodio emitido de Pretty Little Liars, que se despide con un nuevo parón hasta enero del 2015. Y se despiden de la mejor forma en que saben hacerlo: dando que hablar...

... porque así es, compañeros: Mona está muerta. Los guionistas se han atrevido a dar un paso de gigante llevándose de un plumazo a uno de los personajes clave de la serie, a la que casi podría considerarse como la sexta mentirosa. Para dejarnos bien claro que esta jugada va en serio y que Mona está muerta realmente, incluso se atrevieron a mostrar su cadáver al final del episodio, escondido en un maletero. No hay duda posible, o al menos razonable: nos hemos quedado sin Mona Vanderwaal.


Revolucionando el pueblo


El regreso de Alison a Rosewood ha servido para alterar completamente las tramas de la serie y las vidas de las chiquillas. En especial ha afectado a Hanna -la más insegura de todas-, a Emily y a Mona. Spencer ya parece estar muy por encima del influjo de Alison, y Aria... es Aria. Con Hanna, sin embargo, hemos presenciado una historia compleja en la que nuestra rubia, convertida ahora en una emo, ha llegado a caer a lo más bajo, coqueteando con la bebida y con sus problemas de cleptomanía. Llegó al extremo de cambiar su estilo de pelo e incluso a vestir de otra manera para diferenciarse de Alison, para encontrar su propia personalidad. Emily, la leal, también ha estado muy implicada por razones obvias. ¿Alguien más se quedó totalmente alucinado con esa noche de pasión que tuvo con Alison? Y Mona, tan valiente y peleona al principio, resultó ser todo una simple fachada: porque Mona, en realidad, estaba aterrorizada de Alison.


Lo que han planteado de manera tajante en este episodio es que Alison es una sociópata. Pero yo me sigo preguntando: ¿Lo es realmente? La duda siempre ha estado en el aire, pero en este capítulo Pretty Little Liars la ha abordado desde una perspectiva muy directa que no deja lugar a segundas interpretaciones y da a entender que Alison siempre ha estado jugando con Emily, Hanna, Aria y Spencer; que Alison no puede o no sabe querer y que lo único que busca es divertirse y la admiración de las masas. ¿Es ella la mala en esta historia? ¿Es ella -A, siempre lo ha sido?


¿Quién mató a Bethany Young?


Llegados a este punto, la historia se ha vuelto tan enrevesada y las mentiras tan descaradas que no tengo ni idea de por dónde van a seguir los tiros. Hagamos un resumen de las mamarrachadas que han ocurrido, porque tienen tela. 1) Aria mató a Shana para proteger a sus amigas, y estoy seguro de que los guionistas volverán a jugar esa carta en un futuro; 2) Melissa es quien enterró a Bethany Young cuando la vio herida en el suelo, porque pensó que ya estaba muerta y la asesina había sido su hermana Spencer. Pero no: otra persona fue la que la dejó herida en el suelo, dándola por muerta. Técnicamente la mató Melissa, pero fue otro el que cometió antes el crimen. Las chicas sospechan que Alison tuvo algo que ver, porque han descubierto que 3) la señora DiLaurentis tuvo un romance con el padre de Bethany Young, esa es la conexión. Y no solo eso, sino que ahora 4) la policía sospecha que es Spencer la asesina de Bethany. ¿Me dejo algo? Ah, sí. 5) La señora DiLaurentis apareció enterrada muerta en el jardín de Spencer y fue descubierta por el perro Pepe. La quinta, personalmente, es mi favorita. Y mejor no hablemos de la cara de Emily al ver el cadáver.

No tengo muchas quejas para esta quinta temporada. Considero que ha tenido algún que otro capítulo con más "relleno" del que me gustaría, pero aún así me lo he seguido pasando muy bien con la serie, creo que siguen sabiendo dar mucho juego y siguen entreteniendo bastante bien. En particular me ha gustado la trayectoria del personaje de Spencer, toda la historia de Emily con su triángulo entre Paige y Alison, y la relación entre Caleb y Hanna, que se ha abordado de una manera tierna y y bastante realista dadas las circunstancias. Soy muy fan de que al final Caleb se sincerase con Hanna y no con Toby, porque eso me habría parecido una falta de respeto y de confianza a su novia. Así que sí, sigo más que contento y enganchado a Pretty Little Liars. Culpable.

Hasta siempre, Mona.

Lo que está por venir es impredecible. Con Mona asesinada de esta forma tan terrible, con restos de sangre y caos dejado por toda su casa, me imagino que la presión sobre las pequeñas mentirosas crecerá aún más ahora que hay otra chica muerta en el caso. Ya lo explicó de manera maravillosa la teniente Tanner: "cuando los casos en que llevas trabajando mucho tiempo se complican, es porque hay gente inteligente moviendo hilos de por medio. Y eso hace mi trabajo mucho más interesante...

Y por cierto, el otro detective es un capullo, no me gusta. Te queremos a ti, Tanner.



¿Qué os está pareciendo a vosotros la quinta temporada? ¿Echaréis de menos a Mona? De momento, tenemos prevista una ronda de preguntas y respuestas para los actores (mira el vídeo aquí) en Halloween, pero el siguiente episodio, el Especial de Navidad, se estrena en enero.



Isidro López (@Drolope)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada