Crítica de la 1ª temporada de Murder in the first: Tom Felton en estado puro

17/8/14


Erich Blunt (Tom Felton) es un joven multimillonario, dueño y CEO de Applsn, como otro cualquiera hasta que se convierte en el principal sospecho de asesinar al hombre que resulta ser su padre, lo cual provoca que Blunt atraiga la atención de los detectives de homicidios, Terry English (Taye Diggs) y Hildy Mulligan (Kathleen Robertson), los cuales no dudan de que él es el culpable de todos los hechos que acontecen durante los 10 episodios que dura Murder in the first.


Thomas Schlamme, con guiones de Steven Bochco y Eric Lodal, dirige, para TNT, este drama policíaco de 10 capítulos que toma el mismo camino que la reciente True Detective centrando su primera temporada en un único caso principal. Pero a pesar de la comparación, Murder in the first no está a la misma altura que la serie de Nic Pizzolatto aunque no por ello se convierta en una mala serie.

La serie encuentra su punto fuerte en el reparto que cuenta con nombres como los de Kathleen Robertson (Kitty en la serie Boss); William Lucking (el padre de Opie en Sons of Anarchy) o Taye Diggs, quien casualmente prestó su voz para el primer episodio de la serie Black Panther. Y bien podría seguir diciendo nombres que seguirían destacando bastante pero, por mucho que les pese a todos estos actores, el principal reclamo de la serie es el actor Tom Felton, conocido principalmente por dar vida al principal enemigo de Harry Potter en Hogwarts, Draco Malfoy. Felton hace una interpretación bastante buena, tal vez no para ganar un Emmy pero sí para que resalte entre tantos actores. Destacaría sobre todo los cambios de humor de su personaje que ahí es donde más demuestra el dominio que tiene el actor sobre el papel que está haciendo.

¿Qué es lo malo de juntar a tantos actores para una serie de 10 episodios?


Lo que ocurre en Murder in the first es que nos encontramos a un montón de personajes con los que es muy complicado empatizar ya que no tienen el carisma suficiente para hacerlo enseguida y desarrollarlos a todos es muy complicado, con lo cual al final incluso lo que les pase a los dos supuestos protagonistas te importa más bien poco. 


La serie no es nada original pero todo está bien coordinado para mantener la intriga, la tensión y la emoción, según se van relacionando los distintos casos que surgen a lo largo de la temporada, los cuales al final desembocan todos en un capítulo final que no dejará indiferente a nadie. No es sorprendente pero tampoco es 100% predecible con lo cual o te gusta o no pero no puedes simplemente verlo y no opinar nada en absoluto del clímax. 

Murder in the first terminó esta semana con más de 3 millones de espectadores y con mucha intriga con respecto a su renovación, el mismo creador afirma que su futuro es incierto ya que las posibilidades están ahí pero que es decisión de TNT traernos una segunda temporada. Yo espero que sí que haya una nueva temporada y que siga la misma fórmula que True Detective haciendo cambio de protagonistas, y si traen a otro actor conocido para hacer de sospechoso pues entonces tienen un espectador asegurado para los futuros 10 episodios de la serie.

Mi nota para la primera temporada de Murder in the first es 6,5 sobre 10.

Bojan (CineSingular)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada