Private Practice: un culebrón de hospital

14/3/14

Por los tiempos en los que House estaba en su auge, las series de hospitales me llamaban mucho la atención, y sin haber visto nunca Grey's Anatomy, me puse a ver su spin-off que, por cosas de la vida, abandoné a mitad de la segunda temporada. Como propósito seriéfilo para el 2014, me propuse retomarla, y aquí estoy, después de dos meses acompañando a los médicos del hospital St. Ambrose y devorando sus historias, con toda la serie vista y con muy buenas impresiones que vengo a compartir con vosotros.

Pueden comentarse tantas cosas de esta serie que he tenido que organizarme para no dejarme nada, y lo he hecho en algunos puntos para que sea más fácil. ¡Tranquilos, no hay spoilers importantes, así que podéis seguir leyendo!

Amoríos
Si bien se supone que es una serie de médicos, el tema principal acaba siendo siempre el amor y la pasión. Si hay alguno de los personajes que no se haya besado (como poco) con todos sus compañeros, es difícil decirlo. Quizás exagero, pero aquí la estabilidad emocional no está precisamente presente. Hay relaciones esporádicas y algunas relaciones más largas, pero todas pasan por sus buenos y malos momentos (muchos malos, la verdad). Creo que este punto es lo que hace que la serie enganche tanto, que nunca sabes lo que les va a pasar a tu pareja favorita en el siguiente capítulo, porque pasan muchas, muchas cosas y los giros de los acontecimientos se suceden uno tras otro.

 Personajes
Por supuesto, Addison Montgomery es genial, con sus dilemas, sus problemas y su gran inteligencia pero conforme avanza la historia, la que en un principio nos plantean como protagonista, deja de estar en un primer plano para compartir el protagonismo con el resto de personajes, cosa que me parece estupenda, porque todos tienen historias geniales que contar. 
Aunque, a pesar de que todos tienen un fondo muy interesante, una siempre se acaba encariñando más de unos que de otros y ese es el caso de Violet, la psiquiatra más loca del mundo y que, pobrecita, creo que es a la que más hacen sufrir a lo largo de toda la serie; Cooper, el pediatra más tierno que he visto nunca y del que me enamoré desde el primer capítulo; y Charlotte, cuya mente perversa nos hace disfrutar de un toque más irónico de todos los problemas que se plantean, y acaba encantándote, además de que tiene una evolución importante a lo largo de las seis temporadas (la voy a echar de menos, la verdad, porque es un personaje maravilloso). Y luego también hay personajes a los que acabas odiando, como a Amelia, que aparece a partir de la tercera temporada, y que es, simplemente, insoportable, e incluso a Sam que, a pesar de estar ahí durante toda la serie, no llega a ser nunca santo de mi devoción, y otros que para mí, pasan bastante desapercibidos.


Pero no importa que los personajes te gusten o no, porque ellos tienen el ego tan elevado que no les hace falta tu aprobación porque están convencidos de que como doctores son los mejores en su campo (¡no tienen abuela!), aunque después, en sus vidas, los pobres sean de lo más desgraciados. 

Grandes capítulos
A mi parecer, los mejores capítulos de la serie son aquellos basados en un solo personaje y que, lamentablemente, cuentan las desgracias más grandes para ellos, porque creo que es cuando mejor se puede ver la interpretación de un actor/actriz y la verdad es que en muchos casos, lo bordan. Por eso, he hecho una pequeña lista de mis capítulos favoritos y son los siguientes:
  • El final de la segunda temporada y principio de la tercera (2x22 y 3x01 respectivamente) son unos de los capítulos más duros que he visto en una serie en mucho tiempo y lo mal que lo pasé viéndolos no lo puedo describir: no le grité a la pantalla porque en mi casa todos dormían porque si no, hubiera despertado a media ciudad. Además con el 3x01 comienza la que creo que es la mejor temporada de la serie, aunque compite el puesto con la sexta.
  • El 4x07 "Did you hear what happened to Charlotte King?" va por la misma línea del anterior y creo que KaDee Strickland hizo un trabajo estupendo en su interpretación de este capítulo y la verdad es que se me pusieron los pelos de punta con ella y no pude evitar que se me salieran algunas lágrimas, aunque eso, como en muchos capítulos: esta serie es para verla con la caja de pañuelos a mano.
  • El 6x01 no creo que fuera el mejor capítulo de la serie, pero me pareció interesante que enfocaran un mismo día de las vidas de todos los médicos desde la perspectiva de cada uno de ellos para ir completando un puzle de historia. Pero esto de las perspectivas no se queda solo en este capítulo, sino que la última temporada completa está contada capítulo tras capítulo por un personaje diferente y a pesar de que en un principio pensé que esto podría resultar aburrido, el resultado es todo lo contrario y mi nivel de satisfacción fue bastante elevado, sobre todo por el octavo y décimo capítulos de esta última temporada, que se basaron en mis queridos Charlotte y Cooper.

Casos
Pero no os penséis que todo es culebrón en la serie, no, porque los casos son realmente interesantes y muchos te dejan mucho que pensar porque plantean dilemas morales y problemáticas reales, que ocurren en el mundo todos los días y que quizás no te paras a pensar hasta que no te las ponen delante. Bebés, sobre todo veréis bebés por todas partes. Por la experiencia, House llevaba casos extraños, enfermedades que apenas se dan, pero enfrentarse a casos, llamémoslos "más cotidianos", me parece una forma de hacer que el espectador se sensibilice más con la historia y ya os digo, hay que tener los pañuelos cerca. Además, el hecho de que retomen los casos en capítulos siguientes, o en temporadas siguientes, y tengan pacientes que acudan a más de una consulta en la clínica, le da veracidad, porque la gente no se pone enferma sólo una vez en al vida, ¿verdad?

La serie consta de seis temporadas, 111 capítulos de aproximadamente 40 minutos con los que reír y llorar a partes iguales y, a pesar de que algunos capítulos se entremezclan con su serie madre, creo que no es necesario haber visto Grey's Anatomy para entender toda la esencia de Private Practice. No es la mejor serie del mundo, pero al menos sabemos que tiene un final que, a pesar de que fue precipitado, no decepciona.

Si la habéis visto, ¿qué opinión tenéis? y si no la habéis visto, ¿qué esperáis para verla?

Doralicia (@Doralais)


~Otras series recomendadas desde el blog~



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada