Crítica del 3x12 "New York City Serenade" de Once Upon a Time

11/3/14


Así como no había esperado ansiosa la primera parte de esta temporada, todo lo contrario ha sido la espera para esta segunda parte. Estos últimos meses sin Once Upon a Time se me han hecho larguísimos, sobre todo por el winter’s finale con el que nos dejaron, que auguraba muchos cambios en la serie, y así ha sido: hemos vuelto al Bosque Encantado, a los cuentos y a Storybrooke, un regreso a los orígenes de la serie que ha sido tan espléndido que ya tengo ganas de ver qué más nos tienen que contar. Para mí, el regreso de Once Upon a Time ha sido de diez y no puedo estar más satisfecha.

El capítulo comienza conectando el momento en el que la maldición se llevó a todos los personajes de cuento de vuelta al Bosque Encantado, con su llegada por esas tierras. Por otro lado, en la actualidad, en la ciudad de Nueva York, donde dejamos a Emma viviendo plácidamente con Henry, la encontramos a ella con un nuevo novio.

En el Bosque Encantado, los Charming y el resto de habitantes de Storybrooke se ponen en marcha hacia el castillo. En "los Charming" ya incluyo a Regina, que me parece una más por lo bien que se está llevando con todos, sobre todo con Snow pero, pobre mujer, de verdad, ¿algún día le darán un poquito de felicidad? Porque llegar hasta el punto de enterrar su propio corazón para no sentir, ya es demasiado, creo yo. Espero que esto se arregle pronto con la llegada de Robin Hood al grupo y haya un poco de alegría para Regina, a la que yo creo que ya le hace tilín el ladrón, aunque ella diga que huele a bosque.

En cuanto a nuestro mundo, Emma se encuentra con el dilema de si casarse o no con su nuevo novio y usa a su hijo como psicólogo particular cuando aparece Hook de nuevo en su vida diciendo que su familia está en peligro. Parece que este año de realidad ha hecho madurar a Henry que ya parece más listo que su madre.

Emma no recuerda a Hook, claro, pero él no se va a dar por vencido fácilmente y la incita a acudir a una dirección que la lleva de cabeza al piso de Neal y después a citarse con él, que acaba siendo arrestado por la policía por acosador. La verdad es que no me extraña, porque otra cosa no, pero insistente lo ha sido (y con esas pintas en Nueva York, hijo mío, como para no asustarse), y si yo fuera Emma no hubiera bebido lo que él le ofrecía, pero menos mal, porque si no Emma hubiera sido asesinada por su novio-mono volador, además de que hubiera sido muy aburrido si se hubiera hecho más de rogar. Yo tenía la esperanza de que el novio fuera alguien normal, pero también la sospecha de que no podía serlo, al fin y al cabo, ¿hay alguien normal en esta serie? Pero lo realmente genial de Nueva York es Hook y su desconocimiento del siglo XXI.

Tras esto, Emma, Hook y Henry se van directos a Storybrooke, donde se encuentran todos los habitantes de siempre encerrados de nuevo y sin tener ni idea de lo que ha pasado en el último año. Sin duda, lo mejor de esta parte del capítulo es la cara de Emma al ver a Snow con un bombo, pero no podían hacer mucho más teniendo a Ginnifer Goodwin tan embarazadísima: era eso, o matarla, y no pueden matar a Blancanieves.

"The Queen may be evil, but I'm wicked".

El capítulo culmina con la aparición de la esperadísima Bruja del Oeste (Rebecca Mader), que creo que va a dar mucho de qué hablar de ahora en adelante al haber tomado el castillo y porque enfrentar a dos mujeres de armas tomar como ella y Regina puede ser explosivo.

--------------------------------------------------------------------------------------





Doralais ya nos ha hablado fantásticamente del episodio, pero la espera ha sido tan larga y las ganas que teníamos de ver Once Upon a Time eran tantas, como bien comenta ella, que no he podido resistirme a pasarme yo también por aquí para daros mi opinión sobre este 3x12 "New York City Serenade". Ella ya ha comentado muchos puntos que debían ser comentados y con los que estoy de acuerdo, así que por la parte que me toca hablaré de otros que no ha mencionado. ¡Para que luego no digáis que nuestros análisis no son exhaustivos! Tenemos aquí a media plantilla comentando un solo capítulo, pero lo cierto es que la ocasión lo merece. 

Lo primero de todo, debo decir que esta serie, cuando quiere, es graciosísima, lo había olvidado, pero ha sido un gusto recordarlo. Emma Swan me parece la protagonista perfecta, hubo una temporada en que no me convencía, pero ya ha terminado por ganarme. Que se haya criado en "nuestro mundo" la hace ser una persona mucho más independiente, más realista, y por tanto más susceptible de sorprenderse por las paridas de la serie, tanto es así que lo primero que se le ocurre soltar cuando su novio de ocho meses se convierte en un largarto volador es un cómico: "¿En serio?". We feel you, Emma. Su final feliz parece no llegar nunca. Pero, por favor, no olvidemos a Regina y su respuesta cuando un gordo fue borde con ella: "Muestra algo de respeto... o al menos algo de moderación en el buffet." ¿Se puede ser más genial que esta mujer?

El mundo real ha convertido a la
abuelita en una hipster
Otras tramas por las que el capítulo ha pasado de puntillas -no daba tiempo para más- han sido las de Belle y Baelfire. Podríamos haber esperado mucho drama, en vista de que acababan de perder a su Rumple, pero ella cree firmemente que pueden traerlo de vuelta (no hay que olvidar que es la muchacha más optimista del mundo, no me extraña esta reacción) y Baelfire está demasiado ocupado en pensar en una forma de volver con su familia. Y, por supuesto, tenemos a Aurora y a su príncipe, que saben que la pelirroja de 'Lost' se ha establecido en el castillo de Regina y, aún así, han decidido callarse y no alertarles. ¿Dónde está vuestra nobleza? ¿Y vuestro sentido del honor y la decencia, so cutres? Y, lo más importante, ¿dónde está Mulán?

Pero no todo ha sido tan brillante como parece y es que, si bien yo también he acabado muy contento con este episodio, como Doralais, sí que le achacaría unos cuantos fallos: de momento no se hacen muy pesados, pero se empiezan a acusar algunas repeticiones de recursos narrativos. Principalmente, abusan mucho de ciertos motores que mueven la serie, como el hecho de que los personajes se pierdan y se olviden constantemente los unos a los otros. La búsqueda, los reencuentros, recordar que quieres a alguien... son tramas muy jugosas, muy emocionantes, pero no puedo evitar pensar que ya hemos visto esto muchas veces, y espero que sepan jugar bien con las tramas de esta parte de la temporada para no hacerlas demasiado cargantes. El año que han olvidado Blancanieves y los demás personajes de cuento en el Bosque Encantado podría dar mucho juego y, desde luego, ya nos asegura un buen montón de flashbacks nuevos, en vista de que ya no tenían forma de seguir indagando en el pasado del Bosque Encantado porque lo habían explotado hasta el extremo; por tanto, han creado nuevas historias. Bien jugado, guionistas. Yo, personalmente, me quito el sombrero. Y a vosotros, ¿qué os ha parecido?


Doralais (@Doralais) e Isidro (@Drolope)


Crítica del episodio anterior:





2 comentarios:

  1. El episodio fue genial te tienen queriendo saber mas y mas, ya nos hacía mucho falta tenerlos de vuelta :#

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, es un gusto tenerles de vuelta :)

      Eliminar