Crítica Del 3x07 "Coach" De New Girl

7/11/13

Esta semana, Adrià no puede hacer la review - ¡mucha suerte con los exámenes! – así que le ha pedido a una servidora que le cubra, y yo encantada. Después de seis capítulos en los que hemos ido viendo cómo los personajes lidian con esta nueva situación, New Girl nos ha traído una sorpresita que se venía rumoreando desde hace un tiempo. Seguid leyendo y enteraos de todo.

*SPOILERS*

En este capítulo hemos vivido la vuelta de Coach, aquel personaje que sólo vimos en el piloto porque el actor, Damon Wayans Jr., se iba a la serie Happy Endings. Al ver que ha sido cancelada, ¿por qué no traer de vuelta a su personaje? Su vuelta a la serie no ha sido lo que me esperaba, tanto que no me ha gustado en absoluto. Más adelante os digo por qué.

La trama es que, para celebrar su vuelta y como ya no tiene novia, Coach se lleva a Schmidt, Nick y Winston a un club de striptease. Jess, al ver que no le hace ninguna gracia que su novio se vaya a ver mujeres medio desnudas bailando, se lo dice e intenta detenerle. Sin embargo, Coach tiene un efecto especial en los chicos que hace que se pongan en plan machotes y Nick le conteste en ese plan a Jess, dándonos una imagen de capullo completo. Es cierto que Nick es un inmaduro con corazón de oro, manejable por los demás, entrañable, especial, pero eso de que diga que “no hemos discutido lo de ser novios” como excusa para no quedar mal delante de su amigo... ¡¿QUÉ?! Mal camino, amigo. No me extraña la actitud posterior de Jess, dolida y queriendo devolverle el golpe. Así que, para ello, Cece da el paso y llama a un camarero que ha intentado ligar con Jess. Ésta, con unas copas de más, se lo pasa bien hablando con él sobre Nick y su relación con él. Artie, el camarero, interpreta el papel de “amigo comprensivo” para luego acostarse con Jess. Sin embargo, ella no está por la labor ya que no siente nada por él y quiere arreglar las cosas con Nick. La sorpresa viene cuando Artie se mete desnudo en la cama de Jessica y no puede sacarlo ni a patadas.

Mientras, el grupo de amigos ve cómo Coach se derrumba al contarles que realmente ha sido su novia quien le ha dejado por otro y que quiere ir a pegarle una paliza. Como si de un rebaño de ovejas se tratara, van con él pero se paran en seco al ver que están delante de una comisaría de policía ya que el nuevo novio trabaja allí. Sin embargo, al ver que su amigo puede meterse en problemas, Schmidt, Winston y Nick se unen a Coach vacilando al policía. Finalmente salen de allí corriendo y llegan a casa, donde Nick ve a Artie metido en la cama de Jess. Para sacarle de allí, Nick le pega un puñetazo y lo mete en el ascensor, donde vemos que arregla el malentendido con Jess al haberle llamado “novia”.  


El capítulo me ha parecido de lo más normalito y uno de los peores que llevamos en esta temporada. Personalmente, el asunto de los chicos me ha parecido patético. Si te quieres ir con tu novia porque quieres arreglar las cosas te vas, pero no por miedo a quedar como un “tío sin hombría” te quedas en un sitio donde no quieres estar. Estoy de acuerdo en que sigue el modus operandi de Nick, al cual me estoy refiriendo y del que he dicho anteriormente que es manejable por la gente, pero este hombre tiene que espabilar. Ojo, no digo que no me guste Nick, porque sí que me gusta y tiene sus momentazos, pero en este capítulo, para mí, ha patinado. La vuelta de Coach podría haber sido muchísimo mejor, menos en plan “somos unos gallitos que para celebrar lo machos que somos vamos a un club de striptease” y más en el sentido “vamos a montar una fiesta casera/tomar unas cervezas/otras cosas mejores que se os ocurran para celebrar la vuelta de nuestro amigo”, cosa que ha sugerido Nick en un momento de la velada – ahí ha ganado puntos –. Me da la sensación que Coach ha roto en este episodio la sintonía del grupo y que más que un bien va a ser un mal, a no ser que le veamos de vez en cuando y no se convierta en regular. Repito, es una sensación, ojalá me equivoque. Lo bueno que sí ha traído esta salida en grupo es que Nick y Schmidt vuelven a estar bien, algo es algo. Por último, el tema de Artie ha sido divertido, pero no me ha quitado la mala sensación que había tenido durante todo el capítulo. Una pena.

Sinceramente, espero que la próxima semana el capítulo sea mejor y que me deje con un buen sabor de boca porque me da muchísima pena que este capítulo me haya dejado así, sobre todo cuando todas las semanas la serie me da la vida.

Por último, deciros que la semana que viene ya estará Adrià y todo seguirá con normalidad. ¡Hasta otra!


                                                                                                                       Irene (@MissSkarsgard)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada