Crítica del 9x05 "The Poker Game" de How I Met Your Mother

15/10/13


¡Vuelve el Gazzola's! Y no solo eso, como ya habréis podido saber, este capítulo va de juego, más bien de póquer. Y ahora no solo hay rivalidad entre William Zabka y Ted Mosby, también se formará otra rivalidad hasta el final del episodio. Y, por último, ¿Ted entregó un regalo a Lily y a Marshall por su boda? Así de interesante es el último episodio de How I Met Your Mother.

El caso principal del episodio es el porque. Aunque Barney siempre ha sido el que más metido en los juegos de azar ha estado, solo hay que recordar cuando jugó al Xing Hai Shi Bu Xing en el 8x22 "The Bro Mitzvah" pero, en realidad, el personaje que mejor sabe jugar no es él, sino su prometida, Robin Scherbatsky.

Y aquí es cuando llega la polémica, Robin consigue ganar en una apuesta el anillo que Tom le regaló a James antes de casarse. Esto aumenta la rivalidad entre James y Loretta Stinson contra Robin Scherbatsky. A partir de esto se desarrolla todo.

Como caso principal tenemos el regalo fantasma de Ted para la boda de Lily y Marshall. Al parecer, Lily y Marshall pensaban que no les había regalado nada, en cambio, Ted pensaba que les había regalado una cafetera sublime que le encantaba a la pareja, y le cabreaba no haber recibido una carta de agradecimiento.

Y, lo que me ha encantado, el retorno de esa pizzeria que tanto amaban Ted y Marshall, el Gazzola's. Aunque Marshall no convence a su compañera de viaje para parar en Chicago y coger una pizza tras contarle que la pizzería ya había cerrado dos veces antes por ratas.

Pero aquí viene algo genial, Ted, que en realidad sí les regaló la cafetera, solo que la pareja de Stuart y Claudia mintió, tras no saber cierto si había hecho regalo o no, le envía a Marshall y a Daphne una pizza a domicilio del Gazzola's.

Para mí, el mejor personaje del episodio ha sido Ted Mosby, por su genial actuación. Creo que ha destacado y ha marcado relieve sobre todos los demás por dejar sus a menudo aburridas actuaciones y empezar a ser un poco más divertido. Quien sabe, a lo mejor Josh Radnor acaba convirtiendo a Ted en uno de los personajes más graciosos, aunque no tengo muchas esperanzas.

Alguien que no ha me ha gustado mucho a sido Lily Aldrin, ya que creo que le ha faltado su frase de la temporada "Thank you Linus". Si por lo menos hubiera dicho lo de "You son of a bitch", pero seguro que en el próximo episodio hará algo que producirá una carcajada. 

El mejor momento amoroso, para mí, ha sido cuando Barney ha decidido proteger a Robin en lo bueno y en lo malo, aunque el remedio haya sido peor que la enfermedad. Porque debo de admitir que en su momento ha sido bastante tierno.

De todo el capitulo, el momento más épico a sido el final, cuando Loretta le declara la guerra a Robin y ella, sorprendentemente, acepta y la llama ¡puta!, a menos de 48 horas para que Robin y Barney vayan a casarse. 

Y, lo peor de todo ha sido la escena en la que ha aparecido Stuart, demostrando lo chorizo que es al contarle a Lily que hay una chica en su ducha y que no es su mujer, o sea, que probablemente le ponga los cuernos.

Aunque me ha costado mucho decidirme, como mejor escena elijo la de Lily pegándole un rodillazo en los testículos a Barney después del viaje a Belice. Su atuendo, al igual que sus rastas marcaran de este un momento legendario.

Conclusión: El episodio es aceptable, con el genial regreso de el Gazzola's y los distintos gags de humor. Aunque sigo pendiente de una nueva aparición de La madre.

Adrià Tent (@wieder_blutbad)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada