Crítica del 9x04 "The Obligued" de The Walking Dead: La bomba a punto de estallar

31/10/18


¿Queda alguien viendo The Walking Dead? ¿Estoy solo? ¿Hay alguien leyéndome al otro lado? Las críticas semanales, en otros tiempos llenas de seguidores comentando, son ahora poco más que mi retablo de las penas; una especie de putrefacto zombi, parodia de lo que antaño fueron... Pero vamos al meollo: resulta que este episodio ha sido el mejor de lo que llevamos de temporada, y es preciso analizar por qué...

Solo por esto ya lo habría sido, pero hay más... <3

"The Obligued" ha sido, en general, un capítulo que ha mantenido muy bien la tensión y se ha articulado en torno a dos figuras, ¿contrapuestas?, ¿complementarias?, como son las de Rick y Michonne. Mientras él simboliza la luz, una manera idealista e ingenua de enfrentar las circunstancias, Michonne viene a presentar una forma más oscura y compleja de entender la vida. Ella quiere ser Rick, pero... no le sale. Al caer la noche necesita dar rienda suelta a una parte de sí misma que no puede olvidar. Porque Michonne no hace picadillo zombis solo en caso de urgencia: lo hace porque lo disfruta, porque encuentra en ello placer... y nuestro maromo favorito lo sabe.

Su frente a frente con Negan ha sido, por derecho propio, uno de los mejores diálogos que ha tenido The Walking Dead en mucho tiempo. Es como si la serie hubiera recordado la joya en bruto que tiene en ella. Quizá por la marcha de Rick –y sin el quizá, los guionistas han decidido que es hora de "rescatarla" de las tramas un tanto secundarias que había tenido los últimos tiempos. Visto desde esa perspectiva, tal vez la muerte de Rick pueda hacer reflotar a Michonne... hundirla moralmente, pero elevando su interés narrativo, que falta le hace...

Eso ha dolido, joder.

Porque "The Obligued" se ha sentido como el principio del fin: esa charla tan conmovedora entre Rick y Carol, en la que él admiraba la mujer en quien se ha convertido, y el enfrentamiento con su "hermano" Daryl recordando a Glenn olían a homenaje, a despedida (¡incluso tuvo palabras bonitas para Eugene!). Queda por despejar, no obstante, la gran incógnita... ¿The Walking Dead podrá continuar sin Rick? Los guionistas se van a lanzar, desde luego, a la piscina: el hueco que deje Rick lo llenarán Daryl, Michonne, Negan y Carol. Y lo cierto es que, más que la marcha de Rick, me preocupa que los guionistas no sepan replantear la serie y sigan insistiendo en tramas insulsas y repetitivas que no le sientan nada bien. ¿Otra guerra insufrible y mal ejecutada? No, gracias.

Pero gracias, The Walking Dead, por marcarte por fin un episodio decente. No ha necesitado ninguna gran batalla para resultar espectacular, pues le ha bastado con centrarse en los grandes personajes que ya tiene en lugar de perderse en tramas dispersas de randoms. Y lo mejor son las preguntas que quedan en el aire... ¿es ese realmente el final de Rick? ¿Maggie logrará cumplir su venganza? ¿Daryl tendrá que tomar forzosamente el lugar de líder en ausencia de Rick? ¿Y qué papel jugará Negan en este nuevo mundo? ¿Podría la falta de Rick llevar a Michonne de nuevo a la oscuridad? Movidas are coming...


Isidro López (@Drolope)

2 comentarios:

  1. La verdad que el capítulo es bestial! Ojalá sigan por este camino, tal vez ya no haya esa oleada de comentarios pero estoy seguro de que mucha gente te lee (yo entre ellos) Un saludo!

    ResponderEliminar