The Punisher: One Batch, Two Batch, Penny And Dime

13/11/17

The Punisher está a punto de aterrizar en Netflix después de meses poniéndonos los dientes largos con teasers y tráilers, además de tardar una barbaridad en decir cuándo narices se estrenaba. Aquí una servidora ha tenido la oportunidad de ver los primeros seis episodios y os cuento, sin spoilers, lo que nos podemos encontrar.

Frank está pensándose si
darle un puñetazo o no
Frank Castle, apodado como The Punisher, es un hombre roto, en ruinas, en busca de venganza, pero, después de la venganza, ¿qué queda? Simplemente seguir (sobre)viviendo. Después de los acontecimientos de la segunda temporada de Daredevil – quien no la haya visto pero le interesa esta serie, que lea lo que pasa y se ponga con esta sin grandes problemas; algunos detalles los nombran o ahondan en ellos –, nos encontramos con Frank después de haber vengado a su familia y con un salto temporal de seis meses. Aquí es donde comienza nuestra andadura con The Punisher. Frank Castle era un marine en el ejército de los Estados Unidos terriblemente bueno, un francotirador excelente, que le llevó a ser parte de un equipo de élite con misiones clandestinas en Afganistán. Actualmente, Frank no está bien, la guerra le dejó mentalmente jodido y el asesinato de su familia lo terminó por rematar. Darle mazazos a una pared en su nuevo trabajo en la construcción es lo que le ayuda a no volverse loco de remate, pero todos sabemos que es sólo una medida pasajera. Todavía queda mucho dolor dentro, los recuerdos le atormentan y la culpa es una tortuosa compañera. No establece relaciones en el trabajo, sobre todo porque él no es Frank Castle, sino Pete Castiglione, un hombre callado, ausente, con fama de ser un “tarugo”. Sin embargo, un selecto grupo de personas sabe que sigue vivo después de que le dieran por muerto: Curtis Hoyle (Jason R. Moore, Law & Order: SVU), un excompañero de los marines que estaba en la división médica, y Karen Page (Deborah Ann Woll, True Blood), quien ahora es periodista – ya se sabía por la segunda temporada de Daredevil y posteriormente fue confirmado por The Defenders –. Personalmente, Karen me cae bastante mal, no para de juzgar a la gente y decirle lo que a ella le gustaría que hiciesen – quedó muy patente en The Defenders respecto a Matt Murdock – pero, en los primeros seis episodios de The Punisher no sale gran cosa y, cuando lo hace, me parece más que acertada su intervención. La serie se mueve entre el presente y el pasado, rememorando no sólo los buenos momentos de Frank con su familia, a la misma que extraña muchísimo, sino también a lo que pasó durante la Operación Cerberos, origen de la desaparición de su vida tal y como la conocía.

Muy shippeables
Mi relación con las series del tándem Netflix-Marvel es de amor-odio. No soporté Daredevil, Jessica Jones me gustó bastante, de Luke Cage salvo sus personajes femeninos y su apartado musical, y de Iron Fist, puff, qué decir de Iron Fist, que se la podían haber ahorrado. Volviendo a Frank Castle, su intervención en la segunda temporada del diablo de Hell’s Kitchen me decepcionó, me esperaba más, aunque no voy a negar que el monólogo que se marca Jon Bernthal permite conocer y conectar muy bien con el personaje, además de que sus escenas de lucha me gustaron de veras. Sin embargo, aquí en The Punisher, es otro rollo completamente diferente. Castle no se corta un pelo desde el piloto, es explícito en algunos momentos con la sangre, duro, careciente de alma con sus enemigos, cuando se le cruzan los cables sabes que va a haber fiesta y que no va a decepcionar. Su filosofía de “el hombre malo debe morir” y “que le den por culo a todo” que tanto me llamó la atención cuando leí el evento comiquero de Civil War se ve en la serie. Pero, además de ver ese lado bruto y fiero, también vemos al hombre que lo está pasando mal, leal a sus amigos, preocupado por ellos. Tenemos al hombre y a la máquina de matar en un buen equilibrio. La historia de Frank Castle me parece interesante, con un personaje icónico y una buena interpretación de Jon Bernthal, con una trama conspiranoica que atrapa y que se va construyendo poco a poco, a fuego lento. Siempre digo que el ritmo lento de las series del tándem es lo que las mata un poco, que con menos episodios y menor duración sería mejor, pero, en esta ocasión, ha pasado algo que creo que no me ha pasado jamás: los episodios se me han hecho cortos y ninguno de los seis primeros realmente me sobra. Tengo la sensación de que hay mucho que contar sobre el personaje y algún otro que le rodea – como Micro (Ebon Moss-Bachrach, Girls), un hombre fuera del círculo cercano a Frank que sabe que está vivo y se lo hará saber –, por lo que hay que poner a los jugadores en el tablero, profundizar un poco en ellos y así seguir hacia adelante.

Tengo muchas ganas de verla en acción
Marvel’s The Punisher no sólo sigue a Frank Castle, sino que también tiene dos tramas más que se relacionan con la de nuestro protagonista. La primera tiene que ver con el Departamento de Seguridad Nacional y la agente Dinah Madani (Amber Rose Revah, Son Of God), quien vuelve a Nueva York desde Afganistán con un caso bajo el brazo, el asesinato de su compañero policía Ahmad Zubair. Ahmad descubrió que unos marines estaban traficando con heroína, lo cual le llevó directamente hacia su final trágico. Dinah, por su parte, está bajo la dirección de Wolf que, como su propio apellido aventura, es un lobo que va a intentar pararle los pies a su agente, aunque ella va a hacer todo lo posible por seguir indagando. No lo va a hacer sola, tendrá como compañero a Sam Stein (Michael Nathanson, The Knick), un agente repudiado que no quiere que Madani, con una carrera prometedora, acabe en el mismo agujero del Departamento que él. La segunda trama se centra en un pequeño grupo de apoyo para veteranos llevado por Curtis Hoyle, amigo de Frank Castle. En él intenta que los miembros hablen de sus experiencias y cómo llevan la reinserción en la sociedad. A pesar de que algún personaje sea un cliché andante y podamos intuir por dónde van a ir los tiros, sí que me parece importante que se dé visibilidad a los veteranos y cómo es su vida después de combatir. Ya lo hizo One Day At A Time con el personaje de Justina Machado, quien tiene una lesión en un hombro por una herida de guerra, y cómo es tener que lidiar con el trastorno de estrés postraumático (PTSD en inglés). En The Punisher se trata el tema desde un punto de vista más oscuro, más “full macho” y lidiando con los pensamientos suicidas. Digo que es importante dar visibilidad porque es un grupo olvidado por el propio gobierno por el que se jugaron la vida. De ahí que se hayan puesto en marcha campañas como la de hacer 22 flexiones durante 22 días seguidos – el número 22 es porque, cada día, ese número de veteranos opta por suicidarse debido a la poca ayuda que reciben para tratar su trastorno de estrés postraumático y tener de nuevo una vida en su país – entre los famosos para crear concienciación y ayudar a las asociaciones pertinentes. Este grupo también conectará con un viejo amigo de Frank, Billy Russo (Ben Barnes, Westworld), quien ha salido adelante bastante bien, aunque se arrepiente de no haber podido hacer más por Castle antes de su “muerte”.

Marvel’s The Punisher se compone de 13 episodios de unos 52 minutos de media donde se combina la conspiración, las escenas de lucha, el dolor, la culpa y la venganza en un estado primitivo. Para algunos, esta serie será otra más que va sobre un hombre atormentado. Para otros, la serie que muchos querían ver sobre Frank Castle.


Irene Galindo (@MissSkarsgard)

4 comentarios:

  1. La estoy viendo... Voy a comenzar el 4to capítulo ahora mismo.
    ¿Qué decir? Me voló la cabeza. Ya el primer capítulo es una patada en la cara.
    Hasta ahora, simplemente maravillosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, carancho. Perdona el retraso en mi contestación, pero quería escribirla ya habiendo visto la serie al completo.

      Para mí, la serie desde el principio hasta el final es cojonuda. No me ha decepcionado (será porque no tenia grandes expectativas), es más, me ha sorprendido porque no me sobra ningún episodio y no me ha aburrido en ningún momento. Tiene momentos más lentos que otros pero que construyen muy bien la historia, la cual me parece realmente interesante. El elenco hace un trabajo estupendo, las escenas de acción son explícitas, sangrientas y no esperaba menos, sobre todo porque menos no hubiese sido The Punisher, sino una versión edulcorada de él.

      Gratamente sorprendida, me ha dejado con ganas de más y es una de mis series favoritas del tándem Marvel-Netflix, después de Jessica Jones.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Irene, ya no uso Twitter y no sabía cómo hacerte llegar esto, que quizás ya hayas visto, pero estoy segura de que te sacará una sonrisa:

    http://1.bp.blogspot.com/-w4fGgws0qlo/WiH_LrO7zdI/AAAAAAAAJbc/JpYMNUXh89YawwnORoORKJjSr1ycowoyACK4BGAYYCw/s1600/the-resident.jpg

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Petrushka!

      Calla, que lo vi por Tumblr y me dio un patatús terrible. Creo que hay también fotos promocionales y no puedo esperar más a esta serie.

      ¡Gracias y un beso!

      P.D: si me quieres hacer llegar algo, hazlo por email. Lo tienes en el apartado de Contacto :)

      Eliminar