Santa Clarita Diet, una mamarrachada muy apetecible

3/2/17

Está de moda que veteranas glorias del cine se trasladen a la televisión con un fabuloso comeback que les catapulte de nuevo a la palestra y las resucite de su letargo. A Nicole Kidman, a quien pronto veremos en Big Little Lies de HBO, le acompaña Drew Barrymore en la nueva serie de Netflix, Santa Clarita Diet.

El típico antojo que te da a las 3 de la mañana
Santa Clarita Diet está ambientada en la pequeña ciudad de Santa Clarita, a las afueras de Los Ángeles, un lugar perfecto para instalar a tu familia y donde el césped debe medir X centímetros para no meterte en problemas. Allí nos trasladamos a la dinámica de los Hammond, formada por Joel (Timothy Olyphant, Justified), Sheila (Drew Barrymore, Los  Ángeles de Charlie) y su hija adolescente Abby (Liv Hewson). Tanto Joel como Sheila son agentes inmobiliarios con una vida más que insatisfecha, viviendo con el piloto automático puesto y tratando de vender las casas que se le resisten a la agencia. Sin embargo, un día Sheila sufre un cambio brutal: se convierte en una especie de “muerta viviente” que desarrolla un voraz apetito por la carne humana. Su “transformación” será una de las escenas que más se me queden grabadas de esta serie porque es un poco hardcore, pero al mismo tiempo es muy divertida, como el resto de la serie ya que es una comedia. Estos toques gore se ven a lo largo de toda la primera temporada, compuesta de diez capítulos, y que casan muy bien con el toque cómico y ligero de la trama.

Lo que más me gusta de esta serie es su perspectiva pues, mientras en otras series vemos cómo el “afectado” (o “infectado”, como queráis llamarlo) mantiene su nueva condición en secreto, este no es el caso. Tanto Joel como Abby tienen que enfrentarse a esta nueva situación y Sheila, aunque muestre su parte más animal, no pierde su lado humano. Los tres van a tener que aprender a vivir con esta nueva “dieta” de la matriarca y, además, con las consecuencias que conllevan. La más importante es la evolución de Sheila como personaje pues se nota un gran cambio en ella, pasando de una mujer estancada a una persona más audaz, sincera y atrevida ya que no tiene nada que perder al estar muerta. Este cambio sacude al resto de la familia. Mientras que Joel busca una forma de salir de su anodina vida a través de los “cigarritos de la risa”, su hija Abby lidia con los problemas típicos de la adolescencia que se le suman a este de su madre. Si se quitase la parte zombie de la serie, como bien decía Timothy Olyphant, “parece una serie sobre un matrimonio con una adolescente de verdad, con los problemas reales de todo adolescente”.

Esta dieta no es apta para todo el mundo
Los vecinos colindantes también tendrán su ración de protagonismo ya que sirven de contrapunto al tener que mantener el secreto ante ellos y el trabajo de agente inmobiliario se convertirá en un divertido recurso para el matrimonio Hammond. La serie, en general, es muy, muy ligera, para tomársela más a coña que en serio, y se ve en nada ya que cada capítulo dura 30 minutos, por lo que es muy posible que la devores si te acaba enganchando. Tómate esta primera temporada como una introducción y exploración de los personajes, además de la puesta a punto para algunos misterios que habrá que resolver en una hipotética segunda temporada.


¿Te llama la atención? ¿Ya la has devorado? Cuéntame qué te ha parecido.


P.D: Sí, aparece Nathan Fillion y es maravilloso.


Irene (@MissSkarsgard)

16 comentarios:

  1. la debore en una tarde jajajajjaj me engancho totalmente risas aseguradas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Pablo FTM!

      La verdad es que sí, es una serie muy fácil de ver y los episodios se pasan volando.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Solo he podido ver el primer capítulo y ya tengo ganas de más!! Fue ver la publi y decir... sí o sí tengo que verla! :)
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Mami Reciente!

      Te animo a ver más. La publicidad ya da una idea bastante clara de lo que es la serie y es elección de cada uno si se quiere arriesgar o no. Me alegra que lo hayas hecho.

      Un saludo :)

      Eliminar
  3. Lo que llevo visto hasta ahora me está gustando. Una comedia zombi que no llega a las alturas de iZombie (es otra división), pero vale para pasar el rato. Que sean episodios de media hora ayuda bastante. Y me reafirma en mi opinión de que Timothy Oliphant funciona mucho mejor como actor cómico que como action hero: sus cameos as himself eran lo mejor de la sosa "The Grinder", y hace poco lo vi robando escenas como loco en un papel secundario en una típica comedieta chorra de estudiantes salidos, creo que se llama "La chica de al lado", o "La vecina de al lado" o algo así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Hastur Jr.!

      No es comparable con iZombie. Son series muy diferentes aunque el tema zombie sea algo común. Es la primera vez que veo a Timophy Oliphant en algo y, sinceramente, para mí es lo que menos funciona de la serie. Al menos a mí no me hace gracia su personaje.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Hombre, a mí me parece que sí tienen algo más en común que el tema zombi: la protagonista es una zombi "simpática" que trata de sobrellevar su condición y compaginarla con una vida normal, las coñas a costa de la dieta, el humor negro, las referencias frikis... La estructura es distinta, iZombie es mucho más procedimental y los valores de producción son más elevados, pero si te gusta cualquiera de las dos, tienes que ver la otra.
      En cuanto a Olyphant, yo me parto con él: su interpretación es tan pasada de vueltas y tan de dibujo animado que consigue hacer creíble todo lo demás. Su papel autoparódico en "The Grinder" (en la que por cierto aparecen otras actrices de Santa Clarita, la madre de Eric y la policía) consiguió que siguiese aguantando la serie unos cuantos episodios.

      Eliminar
    3. No puedo hablar mucho por iZombie porque no pasé del piloto pero, por lo que tengo entendido, me tomaría más en serio iZombie que Santa Clarita Diet.

      A Olyphant no le soporto mucho, por lo menos no en esta serie. Me funciona más el resto que él, pero bueno, para gustos los colores.

      Eliminar
    4. Es otro estilo de humor, más reposado y no tan histérico y desquiciado como en SCD. Lógico, teniendo en cuenta que los episodios son más largos y las tramas mucho más complejas.

      Por lo que dices de iZombie, entiendo que no estás muy al corriente de los cambios de personalidad de Liv, sus recetas foodie para cerebros frescos y no tan frescos, o las iniciativas empresariales de Blaine. Como bien dices, es cuestión de gustos, pero me sorprende que digas que no es comparable a SCD, o que es más seria. Cada vez que veo a Drew Barrymore con su vasito de "batido", pienso en las mil y una formas de preparar cerebros que te muestran con todo tipo de detalle en iZombie.

      Eliminar
    5. Ya te he dicho que no pasé del piloto, pero sí me la tomaría más en serio que SCD porque esta me parece histriónica, muy exagerada. No digo que no tengan cosas en común pero vamos, mi actitud al ver una y otra sería completamente diferente.

      Eliminar
  4. La serie es divertida y muy fácil de ver. Yo la vi del tirón a lo largo del domingo. Es un poco gore pero es muy recomendable !!


    SPOILERS:

    Tiene momentos que recuerda a BrBa como cuando hacen un viajecito nocturno al desierto, cuando visitan a Loki o cuando su vecino poli entra en casa y están transportando un arcón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Rubén Álvarez!

      Es una serie muy recomendable para pasar el rato si no se es muy sensible del estómago. Sé de gente que no creo que continúe después de ver el piloto.

      La verdad es que no había visto esos paralelismos con Breaking Bad. Será porque Santa Clarita Diet no me la tomo nada en serio y Breaking Bad juega en una liga demasiado diferente a la serie de Netflix.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. No sólo aparece Nathan Fillion. Que, por cierto, aquí sale un tanto trofollo: o los años no perdonan, o se está pasando con la Nutella.

    También hay que hacer mención especial a:

    Dan, el vecino capullo, interpretado nada menos que por Ricardo Chavira, el sufrido esposo de Eva Longoria en Mujeres Desesperadas. Me costó reconocerlo sin la perilla.

    La doctora Wolf es Portia de Rossi, secundaria en muchas series (ahora mismo me acuerdo de Nip/Tuck) y creo que una de las protagonistas de Ally McBeal.

    Y Loki, el zombi cumbayá, es el guardaespaldas nigga del príncipe de Dorne en Juego de Troonos. Desde luego, al pobre hombre no le dan papeles que duren mucho...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he comentado mucho de la serie porque creo que es mejor que el público se anime a verla y a descubrir por sí mismo, no que nadie se lo estropee.

      He comentado lo de Nathan Fillion porque hay gente que está vendiendo la serie por su aparición y me parece un método muy erróneo por motivos que para una persona que ya ha visto la serie entenderá.

      Eliminar
    2. ¿De verdad? Es que hay gente para todo...
      Comentaba lo de los otros actores porque me hizo gracia verlos de forma tan inesperada: yo ni siquiera sabía lo de Fillion antes de empezar a ver la serie.

      Eliminar
    3. Yo tampoco lo sabía y me llevé una grata sorpresa, pero no entiendo cómo algunos venden la serie por la aparición de Fillion. No tiene sentido y va a decepcionar al que se acerque a la serie por el actor.

      Eliminar