Las series de televisión: ¿un pasatiempo o una competición malsana?

7/11/16

De unos años para acá, la cifra de estrenos de series se ha incrementado exponencialmente, convirtiendo la tarea de la elección por parte del espectador en algo casi imposible. Sin embargo, todavía quedan algunos que intentan ver todo y que, a pesar de fracasar en ello, miran por encima del hombro a los que seleccionan con cuidado en qué invierten su tiempo. ¿Estamos en un momento en el que ver series de televisión se ha convertido en una competición y menos en un pasatiempo?

El pobre está quemadito
Twitter es el ámbito más extenso donde la seriefilia de todas las nacionalidades se da cita. La red social del pájaro azul se ha convertido en un lugar de reunión donde los seriéfilos se recomiendan series, hablan sobre ellas, las critican y las alaban por partes iguales. Pero también se ha convertido en una forma de medirse ante el resto. Desde hace tiempo se habla del famoso “carnet seriéfilo”, ese que supuestamente te dan por ver X series al año y no morir en el intento, o que te mete en un grupo “selecto” por haber visto The Sopranos, Six Feet Under, The Wire y Breaking Bad, por decir algunas de las series más conocidas. Y digo “supuestamente” porque tal carnet no existe. Digamos que es una forma de identificar al seriéfilo de verdad y alejarlo del que ve series esporádicamente y parece que no se las mete en vena.

Scully también está un poco harta
Últimamente este concepto me da mucho por saco y, sobre todo los comentarios que se le asocian: “Todavía no he visto no sé qué estreno. ¡Me van a quitar el carnet seriéfilo!”; “¿No has visto X serie? Te van a quitar el carnet seriéfilo”; “¿No has visto la última serie danesa de moda? Te van a quitar el carnet seriéfilo”. Desde aquí os aconsejo lo siguiente: VED LA SERIE QUE OS SALGA DEL HIGO Y DEJAOS DEL PUTO CARNET SERIÉFILO. Las series no son una carrera ni el número que veas de ellas un modo de batirte en duelo con los amigos de Twitter, son una forma de entretenimiento, de relajarse y disfrutar, de desconectar de tu vida siendo testigo de la de unos personajes que te caen mejor o peor. Tú eliges qué ver, cuándo verlo y cuánto tiempo invertir en ello, no lo hace aquel seguidor de Twitter o aquel amigo tuyo que ve todos los estrenos de todos los países que hay en este planeta. ¡Relájate, nadie te va a quitar el “carnet seriéfilo” de las narices porque no existe! ¿Que no te gusta Breaking Bad pero lo gozas todo con PLL? ¡Olé tú! ¿Que te encanta The Leftovers pero no soportas Glee? ¡Olé tú! El único requisito para ser seriéfilo es que disfrutes las series y si las vives y le gritas al televisor/ordenador y lloras, bienvenido a nuestro mundo, amigo mío.

Una cosa que parece que se nos olvida es que la vida es mucho más que las series de televisión. Sí, somos adictos, lo reconocemos, pero no podemos dejar de lado ciertas cosas que nos pueden llenar tanto o más que las series. Sal a dar un paseo, estudia, trabaja, tómate unas cañas con los amigos, ve a una cena con ellos…, no dejes de hacer algunas actividades que te pueden sentar muy bien porque “no te da la vida con tanta serie”. ¿Te has preguntado si lo que ves te llena, te hace disfrutar, o lo ves porque te has hecho esclavo de ello? A veces es muy recomendable pararse a pensar con qué quedarte y con qué no porque, amigos, no es necesario ver absolutamente todo. Recuerda, el carnet seriéfilo NO existe.



Irene (@MissSkarsgard)

8 comentarios:

  1. Amén a todo.
    sinceramente, me encantan las series y es uno de nuestro pasatiempos favoritos. Se nos acumulan, porque a pocas decimos que no. Las tenemos guardadas y algunas veces nos metemos una pequeña maratón y somos felices con ello. No hablo mucho en twitter sobre ellas, además las veo cuando casi todo el mundo ya las ha visto, no por ello soy menos seriéfila que otros, simplemente no tengo tiempo para hacerlo al día y no me quita el sueño, sinceramente. Me la veo cuando quiero y porque quiero.

    Lo del carnet seriéfilo me parece una auténtica chorrada. El mundo es diverso, la gente diferente, con pensamientos también diferentes, no nos pueden gustar las mismas series, igual que no nos gustan los mismos personajes.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Mami Reciente!

      Actualmente vivimos en una carrera constante por ver los episodios antes que nadie (esto se ve bastante en Twitter, como digo en el artículo) y creo que es un detrimento total respecto al pasatiempo que es para muchos de nosotros, por no decir la mayoría, las series. Cada uno que las vea cuando pueda y como quiera, que parece que ver series se va a convertir en una obligación sólo para poder "estar en la onda" o encajar en unos estándares.

      Y bueno, lo del carnet seriéfilo por supuesto que es una chorrada. Entiendo también que hay gente que habla sobre ello en plan broma pero el tono con el que se dice es a veces difícil de captar en Internet. Como tú dices, la gente es diversa, no todos tenemos los mismos gustos. No por ver A, B y C, que son diferentes a los tuyos, se es menos seriéfilo.

      Un saludo a ti también :)

      Eliminar
  2. Yo añadiría a los fanáticos que destripan los episodios de sus maravillosas 300 series y bombardean a diestro y siniestro. Todo tiene un límite. Por ejemplo yo estoy muy pendiente de AHS My Roanoke Nightmare y me da no sé qué cuando se peta la TL con cosas de un episodio que ni siquiera he visto por la circunstancia que sea. No tengo prisa por ver series de moda, ahora precisamente estoy buscando series europeas menos conocidas como Jordskott una serie de Suecia que la iba viendo poco a poco hasta que fui cogiendo ritmo.
    Para nada debe ser una competición, eso para aquellos que van de superiores y ven los episodios antes que nadie para fardar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Adol!

      Lo de los spoilers en RRSS es otro tema que también he tratado aquí, sobre todo con Juego de Tronos, que es un caso digno de estudio. Yo cuando comento un episodio intento que no haya spoilers y, si los hay, pongo antes un aviso de ello. Además, utilizo el hashtag dado que hay medios para silenciarlos (no dentro de Twitter pero sí por medios externos).

      Eso de ver el episodio antes que nadie para comentarlo con spoilers (sin pensar en el prójimo) y dártelas de guay es una de las cosas más absurdas que he visto. En serio, ¿qué se gana con eso? ¡Nada! De verdad, el ser humano es bastante imbécil a veces.

      Un saludo :)

      Eliminar
  3. yo dividio mi tiempo entre leer, estudiar y ver series. leer y ver productos audiovisuales son mis pasatiempos preferidos. En fin, que hasta tuve un blog de series (que planeo revivir cuando termine la carrera) y soy de las que lleva tiempo desconectada de muchas series (sigo twd fielmente). que ver series no es una obligación y cuando lo fuera, dejaría de ser divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Eli!

      Vamos por ese camino de que el ver series va a convertirse en una obligación, me parece a mí. Y es bastante triste pues no se disfrutarán y se tomará como un trabajo más que como una forma de relajarse. Esperemos que la gente se relaje un poco porque vamos por mal camino.

      ¡Ánimo con la resurrección del blog en cuanto termines la carrera! Te entiendo a la perfección.

      Un saludo :)

      Eliminar
  4. Genial artículo.

    Yo lo del carnet seriefilo lo decía en plan coña sobretodo cuando se me juntaban muchos episodios y decía: uy me van a quitar el carnet seriefilo. La verdad que si existiese ya me lo hubieran quitado hace años.

    Hace muuuchos años cuando empecé a ver series admito que veía lo que decían algunos seriefilos que según ellos era una obra maestra. Aunque me aburriese como una ostra me obligaba a verla porque pensaba que si a todo el mundo le gustaba menos a mi debía ser la rara yo. Pero dije basta y que les den a todo el mundo, sus opiniones y miradas. Hay seriones que a mi me aburren o no me llaman la atención y si después de 4 o 5 episodios me sigue pasando lo mismo, saco el hacha y se acabo, la archivo. Ya no veo lo que todo el mundo ve sólo para estar en la "onda" y estar al día.

    Veo lo que me divierte, a una serie sólo le pido que me entretenga, si puede ser que me haga reír (o si es necesario por la historia que me haga llorar). Hay series que no son de culto que se me pasan volando y en cambio las de culto se me hacen interminables.

    La verdad que desde que saco el hacha a las series estoy más tranquila y disfruto más de lo que veo. Y además tengo la suerte que muchas de las que veo la ven amigos míos y cuando vamos a tomar algo y no queremos hablar de cosas malas nos podemos tirar 3 horas hablando de esas series.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario, Núria!

      Yo lo del carnet seriéfilo no lo soporto ya ni en broma. Me parece una estupidez total y lo que hacemos es crear una especie de estratos entre los seriéfilos y una superioridad que no viene al caso. Cada uno que vea lo que quiera y, como tú misma dices, se vive mejor viendo lo que TÚ quieras, que no lo que los otros te digan. Te pueden recomendar series, películas, libros, etc., pero la última decisión la tiene cada uno y se debería de respetar.

      Yo también veo series que no son de culto, sino más ligeras y me lo paso igual de bien. Todo tiene su momento.

      Un saludo :)

      Eliminar