American Crime Story: El caso de O.J. Simpson llega a su fin

12/4/16





Ocho meses ha costado, pero no era imposible. Después de este largo, polémico y duro juicio, en el que vemos enfrentados no solo a abogados y a la fiscalía, sino a la sociedad estadounidense al completo, por fin tenemos un veredicto.

Si tuviera que describir con una palabra el final de American Crime Story creo que escogería devastador. Sí, devastador es perfecta. Porque hay dolor por todas partes, el de la fiscalía (el de Marcia en concreto), el de las familias de las víctimas, y el que causa la falta de justicia en un sistema judicial que no funciona tan bien como debería. 


El jurado solo ve lo que quiere ver, o lo que sus emociones le dejan ver. O.J. es admirado y, no solo eso, es un ejemplo para la comunidad afroamericana, por llegar hasta donde ha llegado. Podrían haberles enseñado una grabación en la que se mostrara cómo mataba a su ex mujer y seguirían argumentando que los guantes no le cabían.

Sí, sin duda su raza juega un papel importante para determinar el veredicto. Pero también lo hace después. O.J. sale del juicio emocionadísimo, esa sentencia podía haber cambiado en unos pocos segundos toda su vida. Aunque en realidad, su vida ya había cambiado. Las personas que creen que él es inocente son en su mayoría negros, pero no son con quienes se relacionaba en su círculo habitual. Sus mejores amigos, esos hombres blancos y millonarios del club de golf son precisamente los que dudan de su inocencia, los que no le volverán a mirar de la misma manera. Ni siquiera su amigo Robert.


Robert Kardashian, el eterno amigo de O.J., siempre leal. Por muchas pruebas que tenga en contra, siempre creerá en la inocencia de su colega, ¿o tal vez no? El papel que tiene Robert en el último capítulo me parece fundamental. En realidad, el papel que tiene durante toda la serie me parece fundamental. Robert es una buena persona, quiere y cuida a los suyos. Y es eso por lo que al final se siente culpable por haber apoyado incondicionalmente a O.J. ¿Y si su amigo no era la persona que él pensaba? ¿Y si mató a Nichole y él le ha ayudado a encubrirlo? Que él empiece a sospechar es una de las cosas que más incriminan a O.J. en mi opinión.

Pero si hay un personaje importante en esta serie es Marcia Clark (me disculpo por el fangirleo ya antes de empezar). Marcia lucha, lucha contra el machismo que vive cada día, contra comentarios hacia su pelo, su actitud o su ropa que sus compañeros hombres no tienen que aguantar ni una sola vez. También lucha contra la difícil situación de conciliación de su trabajo y su vida familiar. Pero sobre todo lucha por defender a una víctima con la que se siente identificada. Porque ella también fue atacada por violencia machista, fue violada cuando era tan solo una cría y el sistema judicial tampoco hizo nada para castigar al culpable.

Tal y como se indica al final, O.J. sería encarcelado unos años después, el estado determinaría que, tal y como Marcia defendió, sí había pruebas suficientes para incriminarlo. Se hizo justicia sí, pero tarde.

Con American Crime Story, Ryan Murphy no solo nos cuenta cómo fue el caso de O.J. Simpson, sino que nos introduce en él y en los aspectos más profundos de la historia. La verdad es que toda la temporada en general me ha dejado bastante contenta, me atrevo a decir que ha sido uno de los mejores estrenos del año. Ahora solo nos queda esperar a que estrenen la segunda. 


¿A vosotros qué tal os ha parecido? ¿Ha tenido American Crime Story una buena primera temporada? 


Victoria (@MissGoingAway)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada