Crítica de la tercera temporada de My Mad Fat Diary: te echaremos de menos, Rae Earl

12/7/15



Si os digo la verdad, es particularmente difícil para mí escribir sobre este tema, me da una pena horrible que My Mad Fat Diary haya acabado. Supongo que terminar series que te gustan siempre cuesta. En realidad, por eso he decidido hacer este artículo, es mi forma de decir adiós. Con él me despido de Chop, Izzy, Archie, Chloe, Finn, Danny, Tix y, por supuesto, Rae. Esto es en su honor, en el de todos ellos.  

*Spoilers a partir de aquí*

My Mad Fat Diary ha sido una serie bastante corta, pero eso no significa que no le hayamos cogido muchísimo cariño. Es que, hemos pasado tanto con sus personajes, les hemos acompañado en sus mejores momentos, y también en los peores. 




Sobre todo, les hemos visto evolucionar, crecer, madurar. ¿O acaso no os acordáis de cuando creíamos que Chloe era una zorra? Y al final todos tuvimos que arrepentirnos de haberla odiado tanto en los primeros capítulos. O cuando pensábamos que Archie era heterosexual y que había algo entre Rae y él. Y ahora, ahí la tenemos, ayudándole a él a ligar con el dependiente de la tienda de discos. O cuando Karim sólo era el lío de su madre, estoy segura de que nadie se esperaba que acabaría siendo como su padre. O cuando atribuíamos el título de "hombre perfecto" a Finn, para entonces era imposible que engañara a Rae (y menos con Katie Springer alias "El diablo").



Han cambiado tantas cosas… Pero sobre todo, Rae ha cambiado. Al principio de la serie, se comparaba con un pajarito herido, siempre esperaba a que vinieran a salvarla. Cada vez que se presentaba una dificultad, buscaba desesperadamente a alguien que pudiera consolarla. Pero por fin, descubre que tiene que solucionar sus problemas por sí misma. Y eso la hace más independiente y más adulta.

¿Qué la temporada podría haber tenido más capítulos? Pues sí. ¿Qué la canción final podría haber sido Don´t look back in anger de Oasis? Pues también. Sin embargo, estos son solo detalles. Lo que importa es que se ha mantenido la esencia hasta el final, no me ha decepcionado, ni siquiera un poco. Era difícil conseguir estar a la altura de las otras dos temporadas, y definitivamente lo han conseguido. El drama, la comedia, los grandes momentos... nada sobra. Una temporada intensa de principio a final.

Es más, en mi opinión, la serie no podría haber acabado mejor. Lo sé, es triste que cada uno haga su vida por separado, podrían haberse quedado en Stan Ford para siempre todos juntitos. Sin embargo, lo que han obtenido durante estos años de amistad les ha servido para mejorar como personas, a todos ellos, y ahora es el momento de que continúen con su camino. Es inevitable.

Lo último es darles las gracias a estos alucinantes personajes, a los actores que les han dado vida y a todo aquel que haya contribuido a que MMFD haya sido posible. Porque hay pocas series así. Ya no hablo de la banda sonora (buenísima, por cierto), tampoco de ese estilo noventero que tanto me gusta, ni si quiera de sus ingeniosas bromas. Me refiero a las emociones que sentimos al verlo.ç

Estás nervioso, contento, enfadado, tienes ganas de reír a carcajadas, de llorar, de abrazar a alguien, de gritar a la pantalla… todo al mismo tiempo. Ése es el efecto que causa MMFD. 


Stan Ford Forever.


Victoria (@MissGoingAway)

4 comentarios:

  1. Me he sentido nerviosa, he sufrido, he tenido nudos en mi estómago, he reido a carcajadas incluso pasadas horas pensando en las locuras de mis seis chicos, he abrazado a mi almohada (espero que eso cuente), le he gritado a la pantalla y a todos los personajes, como si fueran capaces de escucharme. He llorado, me he sentido feliz, triste, comprendida, me he sentido el pegamento al igual que Rae. Todos nos hemos podido ver reflejados en la serie, con tantos problemas propios de nuestra edad, con muchos obstaculos creados por nosotros mismo y por los demas.
    Para mi es un hasta pronto. Gracias MMFS

    ResponderEliminar
  2. Acabo de terminar de ver el capítulo final de la tercera temporada y me he aguantado las ganas de llorar, hasta que fui al baño y me vi en el espejo. Cerré la puerta y me senté en el piso a recordar mi época de la escuela, tenía la misma edad que Rachel y grandes problemas, quizá no los mismos, pero sí los que cualquier joven vulnerable pudiera tener. Los tres capítulos han sido catárticos y aunque me han dejado un poquito vulnerable sé que me servirán para dejar atrás muchas cosas que venía arrastrando. La escena del reflejo en el tren fue brutal.

    ResponderEliminar
  3. El final de la tercera temporada es un desastre. El mensaje que deja sobre la salud mental es peligroso. Ella se siente como una carga, se va escapando de sus problemas, y considera que siempre va a estar enferma y arruinar las cosas. Es triste pensar que lo único que tiene la vida es format una carrera. Las dos temporadas anteriores eran muy diferentes, pero estaba escritas por el genio de Tom Bidwell. Está es increíblemente comercial, sólo drama, y con muchas inscosnistencias en los personajes. Incluso el mismo Kester se contradice a si mismo, quedando la terapia y el psicoanálisis comp un circo. Yo tengo un blog, al que obviamente entraste porque estás usando mis gifs sin permiso. Mhas de mis seguidoras me escribieron depresivass después de verla.Fue un caos, algunas se empezaron a lastimar otra vez. La escena del suicidio de Rae fue manipuladora, barata e increíblemente irresponsable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa, pero a mi me parece que tuvo un excelente final. La escena del suicidio de Rae creo que fue mas bien una muestra de la madurez de ella y por supuesto su evolución mental (porque por supuesto siendo una persona con sus problemas es comprensible que le pudiese pasar por la cabeza el suicidio, a pesar de su evolucion), porque pudo escoger si acabar con todo o seguir luchando, creo que depende de la madurez de la persona que lo vea y por supuesto de la estabilidad mental del espectador. Tal vez si fue bastante arriesgada esa escena ya que por supuesto un buen numero de personas que vemos la serie nos sentimos sumamente identificados, pero como ya dije, depende de la persona. Cada quien le puede afectar de diferente manera; yo por ejemplo soy una persona con los mismos problemas de Rae y sin embargo me parece que cada pedazo del final de la serie estuvo muy bien, principalmente por el final de la relación sentimental de Finn y Rae (creo que fue lo mas realista del mundo). Es mi opinión personal.

      Eliminar