Crítica del 3x04 “Irrompible” y del 3x05 “El Pacto” de Bates Motel

5/5/15


Llevo bastante retraso en la publicación de reseñas de Bates Motel, así que he decidido hacer de estos dos capítulos juntos. No son especialmente intensos, ni sorprendentes, al contrario que los tres primeros. Aunque eso no significa que no haya pasado nada, ya que no se han dedicado a marearnos y la trama ha avanzado bastante.

¡Spoilers a partir de aquí!

Capítulo 3x04 “Irrompible”:


Parece ser que la estrecha relación de la que disfrutaban Norma y Norman está llegando a su fin. Ella ya no confía más en él y le ha sustituido por Dylan en el papel de su hijo predilecto. Y en cuanto a Norman… intenta dar celos a su madre con Emma. ¡Qué bonito!

Lo peor de todo es que funciona, Norma le prohíbe que se acueste con ella. “Podría hacerle daño”, “está enferma” y más tonterías por el estilo. Y Norman le hace caso, cosa que no veo muy lógica, ya que sabe de sobra que Emma y Gunner se acostaron cuando salían.  


La verdad es que no ha ocurrido gran cosa en este capítulo, ha sido más bien de relleno. Lo que sí que han hecho es asegurarse bien de demostrarnos cómo están cambiando las cosas entre los dos personajes principales. Ambos intentan fingir que todo va bien, pero no es así.

Por mucho que Norman intenta arreglar las cosas, ya nada es lo mismo. Y sospecha de que todo es culpa de Dylan, por la nueva relación que tiene con su madre. Los ve susurrando por la casa y ocultándole secretos, Norma le cuenta sobre el pen drive que Annika le entregó antes de morir... Parece que intenta que Dylan sea el sustito de lo que un día fue Norman. Y éste, lleno de celos, lo sigue hasta la granja y descubre su gran secreto. Caleb está viviendo allí. Parece ser la gran oportunidad de Norman para volver a ser el preferido de Norma y estoy segura de que no la desaprovechará.

Capítulo 3x05 “El acuerdo”:


Norman tiene sus ataques cada vez más a menudo, el motel no va bien y Norma no sabe cómo manejar las cosas. Pero hay algo que puede ayudarles: el pen drive que Annika les dio. Tiene un precio incalculable y con él resolverían sus problemas. Sin embargo, no es tan fácil como parece. Bob Paris lo está buscando y hará cualquier cosa para recuperarlo. Ya que, contiene archivos de contabilidad que podrían meter a mucha gente importante en la cárcel, incluido a él. 

Así que, con la ayuda de Romero, Norma decide hacer un trato con Bob Paris. Ella le da su palabra de que no enseñará la memoria a nadie, pero a cambio quiere que él detenga las obras de la circunvalación que podrían arruinar su negocio. Y, así, en un momento, se soluciona un problema que abarcó dos temporadas.

Siempre he shippeado mucho a Norma con Romero. Hay química entre ellos, aunque no tengo muy claro que se vaya a cumplir (a pesar de la gran escena que han tenido en este capítulo). Y últimamente veo tensión entre el profesor de psiquiatría y ella. Me cae muy bien ese hombre. Pero Norma y Norman… su relación cada vez me da más mal rollo. Solo hace falta decir que él roba un vestido del armario de ella para olerlo, ¡Qué es su madre! Pobre Emma, en la que se ha metido… 


Dylan le cuenta a Norma que Caleb está viviendo con él. Y Norman decide apoyarle, ya que comprende que es su padre y que quiere tener una relación con él. Pero ella no piensa lo mismo. Al principio parece estar tranquila, pero, de repente, se pone furiosa. Tiene un ataque de ira (de tal palo, tal astilla), hace su maleta y se va de casa. 

Inesperado final, drama a más no poder. Como siempre, Bates Motel lo deja interesante para que no podamos resistirnos a ver el siguiente capítulo.

¿Y a vosotros qué os ha parecido? 


Victoria (@MissGoingAway)

2 comentarios:

  1. No dejen el blog abandonado tanto tiempo es mi favorito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Okay, intentaré ir publicando lo antes posible.

      Eliminar