Crítica del 1x12 "L is for Likeability" y 1x13 "M is for Meant to Be" de A to Z

1/3/15


Ya hace más de un mes que la comedia romántica con la que intenté llenar el vacío que dejó How I Met Your Mother en mi corazón, terminó. Y ya hace más de un mes que dije que no sería tan mala idea que A to Z finalizara en su primera temporada. Pero rectificar es de sabios y, después de ver lo que he visto, cambiaría alguna de mis palabras. Atentos.

Comienzo hablando del penúltimo capítulo de la serie, el 1x12 "L is for Likeability". En éste conocemos al padre de Andrew, el cual podemos decir que tiene una cualidad bastante especial: estropear las relaciones de su hijo. Pero bueno, que aún así tampoco es de lo peor que hemos visto, ya conocimos a la extraña familia de Zelda en uno de los capítulos más tristes de la serie.

Y, como no era de extrañar, el padre de Andrew, también conocido como Pete, viene con un importante objetivo. Después de que su pareja cortara con él, Pete se siente solo, echa de menos a la madre de Andrew y necesita el cariño de su hijo. El de Zelda no y, por esa razón, ella debe marcharse. La suerte que tiene Andrew es que "Z" no es una chica del montón y decide, en lugar de mandarlos a todos a la porra, ayudar a Pete.

La cosa, como estamos acostumbrados, acaba bastante bien. Stu y Andrew rellenan un formulario a Pete en 'Wallflower" (siempre pensando en la empresa) y salen distintas opciones, entre ellas, Stephie. Y digo yo, ¿no había dejado claro en todas las críticas lo de #Stuphie? Me siento muy ignorado con estas cosas.


El episodio, en un principio, parece poco relevante y después de lo que he visto no lo añadiría ni al TOP 5 de la serie, me ha hecho reírme bastante poco en algunos momentos y no he visto a la pandilla tan unida como en otros capítulos, cosa que es de lo que más me gusta, pero hay algunas cosas que rescato de éste.

Tenemos los minutos en que podemos ver como Stu (la vida que le da este personaje a la serie es importante) se emociona con cada palabra que dice Pete. El momento en el que Andrew se cabrea como nunca antes. El cómo Zelda no se rinde y, pese a lo que le dicen, sigue queriendo ayudar a Andrew y Pete (¡Ay Cristin! ¡Eres un cielo!) y como no, el momento ventana/dron. Pero, si de verdad cabe destacar algún momento, es aquel en el que vemos como Pete decide deshacerse de Zelda (la adversidad del episodio) y como cada vez las pruebas son más grandes.

Pero lo importante llega en el 1x13 "M is for Meant to Be". Por algún motivo que desconocemos, los guionistas piensan que aún pueden llegar a la "Z", que alguna cadena les rescatará. Por esa razón, el final, ni es completamente abierto ni cerrado, lo cual, a mí, me marea bastante y me desagrada. Sea como fuere, me esperaba otra cosa.

La historia del episodio ya la conocéis, llegan los dos problemas más grandes para una pareja: La distancia y una tercera persona. Nos pintan a Andrew como una mala persona, que utiliza las mismas palabras para cada chica y Zelda es sólo una víctima de sus engaños. La pareja llega a su fin y, aunque pensábamos que ya nos habíamos preparado bien, no era verdad.


Al no "acabar" la serie por completo, los amigos hacen de Celestina y ellos vuelven. Todo acaba con una pequeña porra por parte de Stu y Stephie de cuánto durará la pareja y la verdad es que no son muy generosos. Era todo lo que sabíamos que iba a pasar, pero no así. Entonces, ¿cuál ha sido el problema?

Me quejaba de que, si renovaban por una temporada más, las cosas podían empeorar, pero cometí una errata en mis palabras. No pensé en la posibilidad de que tanta frescura fuera prematura y que la conclusión pareciera el nudo de la narración, que es lo que ha ocurrido. Me planté a ver el episodio con la esperanza de sacar alguna lágrima, esta era su oportunidad para dejarme con buen sabor de boca.

Pero no. La sensación que tenía tras acabar el episodio era más parecida a "¿Ya está? ¿Ya se ha acabado todo?". Si el final de How I Met Your Mother me pareció muy rápido, este fue a la velocidad de la luz. La cancelación no dejaba muchas opciones y quizás el final, que dejan un poco abierto por si algún día cualquier cadena decide renovar, no fue el más apropiado. Deberían haber ido a por lo seguro.

Pero bueno, esa es mi opinión. Y, si dejamos el final de lado, podemos pensar que A to Z nos ha dado muy buenos momentos. Como ya sabéis, me uní a esta serie por Cristin Milioti (Zelda) y porque era la mejor opción para sustituir a How I Met Your Mother pero, si finalmente me quedé, es porque me gustó bastante.

La química que tienen hasta el final Andrew y Zelda es espectacular y los personajes secundarios, que al final son muy relevantes, son soberbios. En trece episodios han contado más que muchas series en varias temporadas (esto ha tenido sus consecuencias). Tampoco hay mucho más que decir, bueno, que gracias por leer mis consejos y advertencias de un tema que desconozco bastante y esperemos ver a Henry Zebrowski (Stu) más veces, pues me he llevado una sorpresa muy grata con él. Gracias.

Adrià (@wieder_blutbad)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada