Dos hombres y medio: Charlie Sheen VS Ashton Kutcher

23/10/14


Actualmente, Dos hombres y medio es una de las comedias estadounidenses más conocidas de la televisión. Lleva entreteniéndonos nada menos que once temporadas. Pero, ¿debería Dos hombres y medio haber finalizado hace años? ¿Ashton Kutcher la ha mejorado o empeorado?


Las primeras temporadas (Charlie Sheen):



Bueno, supongo que no hace falta decir que Dos hombres y medio fue creada para Charlie Sheen. Era, básicamente, su vida real, añadiendo que su hermano y su sobrino se fueran a vivir con él. Y precisamente por eso, la serie ya no es lo mismo sin él. Echo de menos esos tiempos en los que Jake era un adorable niño pequeño, el cual Alan intentaba proteger de la mala influencia de su tío. Era un humor lleno de situaciones originales para las cuales la serie fue creada. 

Y Rose, ¿qué puedo decir de ella aparte de que me encanta? Era la acosadora más divertida de la televisión. Es verdad que en las nuevas temporadas ha aparecido como personaje recurrente, pero no es lo mismo que antes.

Sin embargo, creo que a partir del final de la sexta temporada, los capítulos comenzaron a ser repetitivos. Siempre las mismas bromas y situaciones bastante forzadas.


Las últimas temporadas (Ashton Kutcher):



El comportamiento de Charlie Sheen en la vida real hizo imposible que continuara en la serie y, por eso, para la temporada nueve, se buscó un sustituto: Ashton Kutcher. Y aunque creo que es un buen actor, no cumple con la idea principal con la que se creó la serie. Su personaje, Walden, me parece divertido pero no se puede comparar con el de Charlie Harper.

También hay otros factores que hacen la serie menos divertida: que no contamos con Rose como personaje principal, como he dicho antes, y que Jake se marcha al ejército y no podemos disfrutar de él tanto como al principio. Aunque hay que decir que Jake es mucho menos gracioso que cuando era pequeño.

No estoy diciendo que la serie no sea buena, es más, yo la sigo viendo. Pero a mí me gustan más las primeras temporadas por un motivo muy sencillo: porque la serie ha cambiado tanto a lo largo de la trama, que ya no parece ni la misma. 


La llegada de Jenny (Amber Tamblyn):



Jenny es la hija de Charlie, que aparece en la temporada 11. Viene a Los Ángeles con la esperanza de ser actriz y conocer mejor cómo era su padre. 

Su llegada nos sorprendió a todos, aunque no es difícil creerse que Charlie tuviera una hija, en la serie siempre se nos dio a entender que no era así. Es más, una vez dudó entre hacerse cargo de un niño o solo pagar su pensión, al final ni siquiera era suyo, pero lo que quiero decir es que si en realidad Charlie hubiera sido padre nos hubiéramos enterado al mismo tiempo que él. Que no fuera así hace esta situación bastante forzada.

Sin embargo, Jenny es exactamente lo que necesitaba la serie. Ella es divertida y tan parecida a Charlie que trae de vuelta esas bromas que tanto de menos hemos echado. Jenny es tan alcohólica y mujeriega como lo era su padre. Esto nos da nuevas situaciones y, al mismo tiempo, devuelve parte de la esencia principal de la serie. Y que sea la hija de Charlie la que lo hace posible lo mejora.


Conclusión...


Dos hombres y medio quizá debería haber terminado hace muchos años, pero sí es verdad que es una serie muy exitosa con la que no querían acabar. Dentro de lo que cabe, no la han fastidiado del todo. Sigue siendo graciosa y teniendo bastante audiencia. Y podemos decir, sin duda, que la temporada 11, sobre todo por Jenny, merece ser vista.

Personalmente, prefiero la serie con Charlie Sheen. ¿Y vosotros? ¿Qué opináis? ¿Charlie Seen o Ashton Kutcher? ¿Los primeros capítulos o los últimos?


Victoria (@MissGoingAway)

3 comentarios:

  1. No sigo mucho esta serie, sólo algún episodio de vez en cuando. La verdad es que no le veo mucha gracia, (no sé si se deberá al doblaje - aunque no soy experta en el tema -, el tono ligeramente machista o el personaje de Alan Harper).
    Aunque el personaje de Charlie Sheen es un mujeriego, con todos los vicios habidos y por haber, casi no puedes evitar que te caiga medio bien y te haga gracia, además ya tiene su penitencia con el gorrón de su hermano. El personaje de Jon Cryer sin embargo, me parece un oportunista con una doble moral de aúpa, intenta darle lecciones de moral a su hermano, pero en el fondo se deja entrever que envidia la forma de vida de este.
    Lo que le hizo a la serie la marcha de Charlie Sheen, creo que se refleja perfectamente en la frase que dijo Berta en el primer episodio post Charlie Sheen; "Dios mío, te llevaste al hermano equivocado.
    La llegada de Ashton Kutcher a la serie, es un intento de alargar la serie que les ha funcionado otras 4 temporadas, pero creo que 12 temporadas para una serie son excesivas. Especialmente, si se poden volver repetitivas y el nombre ya no le pega para nada a la serie.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Victoria! Te he de decir que todo lo que dices en esta entrada me parece muy cierto. La serie fue creada para Charlie y, aunque Ashton Kutcher sea un grandísimo actor, no me gusta nada en 'Dos Hombres y Medio', me parece que Charlie Sheen era la esencia de la serie y sin él, no me puede gustar la serie.

    Por otro lado, es cierto que Jake en sus primeras temporadas nos hizo reír pero ahora que ha crecido no nos puede gustar tanto, bueno, eso pasa con todos los niños de la televisión, cuando crecen pierden su gracia.

    La serie ha cambiado tantísimo a lo largo de las temporadas que ya ni se reconoce. Ni el nombre de la misma tiene sentido.

    La verdad es que me ha gustado mucho el post, ¡te felicito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :)
      Sí, que la serie tenga el mismo título siendo que han cambiado absolutamente todo no tiene mucho sentido. Ya deberían de haberla terminado hace tiempo.

      Eliminar