Crítica Del 2x01 "Little Fish" De Banshee: Welcome back!

12/1/14

¡Bienvenidos a todos a una temporada más de Banshee! Esta ciudad llena de secretos nos acoge un año más para ser parte de ella y ver lo que se cuece, que no suele ser poco. Después de muchos meses esperando este momento y con un cliffhanger que te deja con ganas de mucho más, por fin conocemos qué ha pasado tras la emocionante season finale. Y como ya venía haciendo, soy yo, Irene, la encargada de traeros cada semana una nueva review. Así que, sin más dilación, seguid leyendo para enteraros de todo lo que ha pasado en este capítulo.

*SPOILERS*

Tras la pasada temporada donde dejábamos a un Lucas Hood bastante golpeado, por la paliza de los secuaces de Rabbit, en los brazos de Carrie/Ana, la situación se sitúa en unas semanas después, cuando se va a celebrar una vista privada para tomar declaración a los implicados en el acto. Para ello, el agente Racine, quien ha estado detrás de Rabbit durante un largo tiempo, es el encargado de imponer las penas al departamento de policía de la ciudad y a los civiles. Tras un interrogatorio teñido por medias verdades y bastantes mentiras por parte de Carrie y Lucas, el agente Racine decide no castigar a Hood pero sí a sus compañeros con 12 y 18 meses de supervisión de su trabajo, aparte de dos años de vigilancia para el departamento entero. Por otro lado, Carrie, al ser una civil, sus delitos serán castigados por la fiscalía, así que es muy probable que vaya a la cárcel – si habéis visto alguna promo ya sabéis cómo continúa –. En cuanto a Job y Sugar, quedan totalmente impunes por parte del agente, aunque matiza que es tarea del sheriff imponer sus castigos – yo creo que va hacer poco o nada –.

A pesar de que están en el punto de mira de la justicia, Carrie y Lucas no dejan de delinquir. En este caso se trata de robar en plena carretera un furgón blindado propiedad del casino de los indios. Aunque la jugada les sale bien – para mí es una de las mejores escenas que he visto de esta serie – finalmente un motorista desconocido les empieza a tirotear, teniendo como consecuencia que la camioneta en la que están se salga de la carretera. Menos mal que está Sugar como su salvador y los saca de allí rápidamente, aunque dejando gran parte del dinero en el sitio. Pero, ¿quién es el motorista misterioso? Ni más ni menos que Nola, la hija pródiga del propietario del casino indio que murió la temporada pasada. Más tarde, ya de vuelta al bar de Sugar, Carrie discute con Hood debido a que no se esperaba que el plan resultase fallido y que sólo volviesen con un poco de propina. Pero, además, ella se sincera diciéndole que le acaban de despedir y que no tiene ni un duro. Sin duda, Carrie lo está pasando realmente mal, no sólo ha perdido su trabajo sino a su familia entera por culpa de su padre, pero mentir durante tanto tiempo tiene sus consecuencias y son estas.


Por otra parte, parece que el agente Racine es el que más juego va a dar esta temporada. Con Rabbit desaparecido – que no muerto porque vemos en este capítulo que no es así –, se dedica a “acosar” al hermano de este. Sí, habéis leído bien, Rabbit tiene un hermano y es cura. La relación entre los dos hermanos la podéis ver en los vídeos de Banshee: The Origins, donde se cuenta que Rabbit se casó con la que era la mujer de su hermano, y la cual es la madre de Ana/Carrie. El agente sospecha que podría ser él quien esté ocultando a su hermano y le amenaza con que va a descubrir la verdad y que él también se verá afectado por este asunto.

En cuanto a los secundarios, decir que la relación de Job y Sugar me encanta. Esta semana hemos visto que discuten hasta desenterrando un cadáver. Sin duda alguna, es un bromance muy particular pero que ha ido dando grandes momentos y que espero que siga así. Por parte de Proctor, el cual ha aparecido bastante poco en este capítulo, hemos visto que al final su sobrina termina yéndose definitivamente con él a casa, dejando atrás su vida de amish y siendo ya testigo de las actividades de su querido tío. En relación con el pueblo entero, se ha celebrado un funeral multitudinario por el alcalde, que le veíamos saltar por los aires en la season finale. A ver quién es el valiente que le sustituye ahora…

Para mí ha sido una buena vuelta y promete ser bastante interesante si tenemos en cuenta todos los elementos: Rabbit desaparecido y más peligroso que nunca con toda esa rabia recorriendo su ser, el cuerpo del verdadero sheriff otra vez enterrado pero el agente Xavier no lo pasará por alto, Proctor en guerra con los indios después de todo lo que ha pasado, Carrie con un pie en la cárcel y Lucas en el punto de mira y tirándose a todo lo que se menea – ¡¿pero cuántas van ya, por Dios?! ¿Este hombre tiene un imán en el pene o qué? –, aparte de que pienso que la policía de su departamento va a caer en algún momento. Espero que estos ingredientes nos traigan una gran temporada, como fue la anterior, y haciendo que cada capítulo se pase volando – algo clave si cada uno dura 50 minutos.

Para terminar, os invito a dejar algún comentario compartiendo qué os ha parecido la season premiere, que siempre es interesante saber vuestra opinión, además de que cada comentario es siempre agradecido y muy bien recibido. Yo os cito la semana que viene con otra review.


¡Hasta la próxima semana!

                                                                                                                  Irene (@MissSkarsgard)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada