Crítica del 9x11 "Bedtime Stories" de How I Met Your Mother

27/11/13


En 2005, How I Met Your Mother fue, que yo sepa, la primera serie en relatarse de manera completa con un narrador contando a sus hijos cómo conoció a su madre. En este capítulo, aunque no sea algo pionero, se ha escrito un 90% a base de rimas, algo bastante original.

* AVISO DE SPOILERS *

El episodio comienza con Marshall y Marvin, después de acabar el viaje con Daphne, en un autobús hacía Farhampton, la tierra deseada. Y, según parece, Marvin no se duerme a no ser que se le cuente una historia a base de rimas, por ese motivo, al darse cuenta de que se ha dejado el libro de Marvin en el coche, improvisa.

Para eso cuenta tres historias diferentes, una sobre Ted Mosby, otra sobre Robin Scherbatsky y por último una sobre Barney. Y hay una buena noticia, nada de esto ocurre en el Farhampton Inn, por que, como sabréis, no soporto un episodio más allí. A mí me gusta el MacLaren's Pub, el barrio de DoWiSeTrePla, el apartamento de Barney, pero no me gusta nada Farhampton.

Así pues, voy a hacer un pequeño resumen de las tres historias, cada una contada por que Marvin, tras algún movimiento brusco o algo por el estilo, se despierta. Como no hay más que presentar, empiezo: 

Mosby At The Bat

Esta historia empieza basada en un titular de un periódico que pone: "Los Mets de Nueva York, matemáticamente eliminados", por eso, esta historia trata, principalmente, de béisbol y, cómo no, de Ted en una cita.

Cuando Ted está en su despacho, una mujer joven, llega allí con una duda, como hacer de sus clases algo espectacular. Ella dice que él tiene fama de eso a pesar de ser profesor de arquitectura y él en su pensamiento dice: "¡Ha! Como si física fuera muy entretenido".

Pesé a este choque, los dos profesores universitarios quedan para ir a cenar. Tras esto, con una nueva teoría de Barney, que se echaban de menos, Ted razona si es una cita romántica o una cena de trabajo.  

Toda la noche se pasa pensando si los dos acabarán en su casa o todo se acabará al salir del restaurante. Por fin se da cuenta de que es una cita pero con mala pata, ya que esta será la última. Gracias a que Barney, pasándose por un jugador de béisbol, se la ligó antes.

Robin Takes The Cake

La segunda historia, como ya había dicho antes, trata de Robin. Ella se encuentra en una pastelería probando un pastel de muestra mientras todo el mundo la mira, aunque a ella no le importa. Desgraciadamente, a ella le cae un trozo de nata en la camiseta, y eso que tiene un asuntillo bastante importante.

Después de restregarse la nata por la camisa, llega a la pastelería su ex novio canadiense, Simon. Los dos hablan un rato y, para su sorpresa, Simon está en forma, prometido y con una casa en Nueva York que incluye jacuzzi. 

Este hecho hace que Robin se ponga casi a llorar y otra cosa más, roba la tarta para la boda de Simon y la lleva a su piso franco, El Apartamento. Al ver esto, Ted se cabrea y llama a Lily pero, cuando ella llega, ya es demasiado tarde.

Lily llega y al ver que ya se ha comido la mitad de la tarta, le obliga a acabarse el pastel entero. Con esto, se forma una fiesta en el apartamento en la que Barney trae incluso un gran barril de cerveza.

Cuando Robin se acaba el enorme pastel, decide seguir con la fiesta y le pide a Barney que traiga el barril. Lo último que vemos es cuando empieza a beber pero Marshall cuenta que al final, Robin acude al médico para que le vacíen el estómago. 

Barney Stinson: Player King Of New York City

La última historia trata sobre Barney en sus locas noches de mujeriego. Él consigue ligarse a una chica con buen cuerpo, pero comete un error. Esta en el lado Este de Manhattan, una zona prohibía por los otros jugadores.

Al parecer, Nueva York está dividida por territorios en los que ligar. Barney se encuentra en la zona oeste, algo extraño ya que su apartamento, en teoría, se encuentra en el lado este de la ciudad. AL ocurrir esto, todos los demás jugadores le riñen.

Por incumplir la norma propuesta y aceptada en el año 2004, Barney debe dar a cada uno de los afectados una mujer guapa de su zona y ellos eligen a la pelirroja y a la canadiense. Pero esto nunca va a ser posible, ya que Barney ha puesto veneno en sus bebidas y los mata, convirtiéndose en el jugador rey de la ciudad de Nueva York.

Mientras él cuenta la historia a Lily y Robin, Ted ha conseguido liarse a la chica de la barra que era deseada por Barney. Con esto, la historia termina y volvemos con Marshall y el pequeño Marvin al autobús.

__________________________________________________________________


Cuando el chiquitín ya estaba dormido, el bus pincha una rueda, con lo que deben parar y Marvin se vuelve a despertar. Padre y hijo se quedan viendo, junto a los demás pasajeros, fuegos artificiales. Marshall recuerda lo geniales que eran esos tiempos con su pandilla. Marvin, en cambio, recuerda lo que su padre le dijo sobre las peleas entre madres y padres.

El mejor personaje de la semana ha sido Robin Scherbatsky. Su historia me ha gustado mucho y no me arrepiento en decirlo. Creo no haberla nombrado aún como mejor personaje en esta temporada, pero a todos les llega su hora.

Barney, como la mayoría de veces tampoco ha estado nada mal. Su interpretación de los mujeriegos de Nueva York ha sido muy entretenida, por eso le doy una mención especial. Como él diría, ha sido awesome.

Ha sido una lástima que a penas hayamos podido ver a Lily porque, aunque ya no me haga mucha gracia (no casi), sigue siendo de la pandilla y me hubiera gustado haber visto una historia sobre ella, aunque sea una patraña.

El final me ha recordado bastante a esos geniales finales de Modern Family, que siempre te abren un trozo del corazón, y eso me ha gustado bastante. No ha sido romántico pero sí familiar, con que lo apruebo.

La frase que más me ha gustado ha sido dicha por el personaje con más mala fama de la serie, Ted Mosby. Al entrar Lisa, la profesora universitaria, ella le dice que lo hace muy bien para ser profesor de una asignatura tan aburrida como es arquitectura y él contesta: "¡Ja! Como si física fuera tan divertida". Ha sido bastante graciosa en su momento.

Conclusión: Aunque en principio parezca un capítulo de relleno, las rimas lo han cambiado totalmente y ha hecho que me guste bastante, lo suficiente como para ser recordado. Si los capítulos siguen igual de bien, How I Met Your Mother tendrá el final que se merece. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada