Crítica del 4x14 “The blue butterfly” de Castle

30/8/13

Para salir un poco de la rutina, este estupendo capítulo de Castle, nos trae una antigua historia escrita en un diario e interpretada por Castle, Beckett y todos los demás desde la inmensa imaginación del escritor.

La inventiva de los guionistas, hay que decir que no tiene límites y en este capítulo nos sorprenden con esta historia tan particular y a la vez rebuscada, combinando la época actual con los años 40. También deberían felicitar a vestuario por los geniales trajes y la caracterización tan bien lograda para que nos sintamos por completo dentro de una verdadera historia de gángsters y a los encargados del decorado que se han trabajado unas locaciones increíbles para este capítulo. Por supuesto, también hay que decir que la música escogida es estupenda y que juega un enorme papel en eso de hacernos entrar de lleno en la historia.


La nota cómica del capítulo la ponen Ryan y Esposito, o más bien los personajes a los que interpretan en la representación del relato del diario, que son los guardaespaldas de Vera, la protagonista y que con sus acentos y expresiones nos permiten echarnos unas risas. Además también ayuda mucho la dramática interpretación de todos los actores en cuanto a las escenas de los años 40, aunque en la versión original no sea tan exagerada como en el doblaje al español (yo personalmente me quedo con el doblaje, en este
caso).


El misterio de la mariposa azul acaba resolviéndose y al principio resulta ser, quizás, algo decepcionante, aunque al final acaben descubriendo una romántica historia entre sus protagonistas, que, después de tantos años, siguen viviendo felices, lo que conquista enormemente a Beckett y Castle -mirad las caras cuando los ancianos cuentan su historia-. También podemos ver beso entre Katic y Fillion, aunque no nos emocionemos, todavía no siendo Beckett y Castle, sino Vera y Joe, los protagonistas del diario, aunque nos conformaremos con eso mientras, y seguiremos soñando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada